El chef Ozaki es descendiente de japonés y posee un extenso curriculum que intenta plasmar en su nueva apuesta retomando la bases de la comida tradicional japonesa con matices peruanos. “Es una carta simple, de gran calidad hecha con productos locales que invitan a vivir una verdadera fiesta cultural, como el significado del nombre Matsuri”, comenta el chef.

El chef Ozaki, provieniente de una reconocida familia del mundo gastronómico, de nacionalidad peruana y descendiente de japonés ha pasado por importantes restaurantes internacionales como Ozaki en Costa Rica, Benihana of Tokio, Ozaka en Chile y su último trabajo fue chef ejecutivo de Culinary.

La apuesta culinaria, que hace el chef se basa en retomar la bases de la comida tradicional japonesa con matices peruanos para darle un nuevo aire. “Es una carta simple y de una calidad única en Santiago con aires más frescos que se traducen en mucho producto local y que invita a vivir una verdadera fiesta cultural, tal como el significado del nombre Matsuri”, comenta el chef.

Captura-de-pantalla-2018-04-13-a-la(s)-16.57.22

La carta se divide en diferentes secciones desde entradas, ensaladas, sopas, sashimi, nigiri, rolls de sushi, yakimono, tempura, Shokuji (arroz y fideos) y Kanmi (postres).

Entre los imperdibles están:
- Nasu dengaku Yaki: Berenjena grillada, glaseada con salsa miso y semillas de sésamo.
- Unagui Maki: Anguila, cebolla caramelizada, shitake, palta, cubierta en panko Kewpie, salsa unagui y hanakatsuo.
- Hotate Maki: Camarón tempura, palta, cebollín cubierto en ostión gratinado y salsa batayaki compuesta a base de ajo confitado, jengibre y tsichimi togarashi)

Cabe señalar que Matsuri posee una importante combinación gastronómica, en la que se puede disfrutar cenando de diversas formas: alrededor de dos mesas Teppanyaki, planchas de acero caliente en las que un chef cocina en el momento; en el Sushibar, que es alrededor del mesón de sushi; a pies descalzos al interior de los Tatami, compartimentos exclusivos, cerrados por puertas de papel de arroz, o si prefiere de forma más occidental, con un menú a la carta sentado en una silla frente a una mesa, pero sirviéndose comida japonesa.