Para quienes adoran la comida del continente asiático, el abanico de posibilidades es cada vez más amplio. Y entre las opciones destacadas está la nueva carta del restorán PF Chang’s —ubicado en Isidora Goyenechea 2932—, que inspirada en la pasión y prosperidad del Año del Gallo propone continuar la festividad china con un viaje asombroso y delicioso por esta cocina ancestral. Para los chinos ésta es una de sus tradiciones más importantes. De hecho, determina el devenir del resto de los meses, por ello la comida y ritos —como uno para alejar los malos espíritus— es muy esperada por todos los habitantes del este de Asia.

Esta travesía gastronómica comienza con bebidas realizadas con las mejores frutas y verduras para refrescar, seguidas por el Vip Duck, un pato cocinado con pepinos a la vinagreta de sésamo que retrata el estilo cantonés, convirtiéndose en la gran vedette del menú. Sin duda, una joya para el paladar que se combina con otro plato sobresaliente: el Hong Kong Sea Bass, donde la estrella es el mero austral acompañado de champiñones, espárragos salteados, tomate, cebollín más un toque especial de jengibre y cilantro. Pero más allá de sus sabores, esta receta tiene un gran significado porque cada Año Nuevo el pescado simboliza la prosperidad y es parte del ritual para la abundancia el comerlo. Por otro lado, está el Firecraker Chicken, un plato de pollo sellado al wok con ají jalapeño, acompañado de pimiento verde y cebolla, que representa la apertura a la buena fortuna y se consume principalmente en la fiesta de la primavera; festividad que coincide con el Año Nuevo Lunar.

comida-2

Para terminar, nada mejor que la Great Wall de chocolate, una torta de crema y chips decorada con frutillas, que es tan portentosa como la larga fortaleza oriental. El punto final lo pone el Spring Rolls de helado de piña y coco rodeado de rolls rellenos de plátano y canela. Los más tradicionales pueden degustar el NY Cheesecake de frambuesa.

Como el Gallo gobernará hasta el 15 de febrero de 2018, cuando comenzará a reinar el Perro de Tierra, hay tiempo suficiente para probar cada una de las propuestas y esperar las bendiciones de la mejor comida china.