Multifacética, por sobre todo, así era el arbusto de flor rojiza que los mapuches recolectaban por meses y con ella preparaban ungüentos, infusiones y licores. Uñi su nombre, hasta que los españoles —también maravillados con su potencial— la dieron a conocer al mundo que la llamó murta.

Hoy en Puerto Varas y los alrededores el peregrinaje es en dirección a las faldas del volcán Osorno, uno de los lugares preferidos para encontrar la aromática fruta que, además, también es antioxidante y cicatrizante. Así fue como se sorprendió el chef Hugo Cavieres cuando llegó a la región, quien al probarla quedó resuelto a incorporarla inmediatamente en sus preparaciones. Cuenta que, desde el momento en que llegó a vivir a la Región de los Lagos, su lema fue ocupar los productos de la zona, y esa idea creció, luego de que en una visita a Chiloé le ofrecieran un puré de caja. “Eso para mí fue la gota que rebasó el vaso, si el lugar es tan rico en frutas y verduras, ¡cómo no van a ocuparlas!”, recuerda.

gastrointerior1

Aprovechando la temporada de cosecha de la murta, que se extiende desde marzo hasta fines de abril, el menú invernal de Cavieres en el Hotel Cumbres de Puerto Varas hace gala del variado uso del fruto. Murta sour es el aperitivo que recomienda a ojos cerrados a los turistas. Un cóctel suave, que deja un gusto en la boca que solo se podría definir como “sabor sureño”. Trago que se lleva muy bien con el postre de helado de vainilla casero, acompañado de un dulzón parfait de chocolate que lleva escondido en su interior un centro crocante de murtilla, o de macarrón si uno va en verano.

gastrointerior2

Variando sus preparaciones, el chef llega con un plato caliente en el que combina un medallón de filete con una lasagna de hongos ahumados, hecha a partir de milcao y que lleva consigo una salsa de carmenere que funciona como un sabroso humectante. Feliz de admitir que sus materiales provienen íntegramente de las comunas aledañas, cuenta que conoce a todas las familias que se dedican a la agricultura y venden sus productos: “Eso es algo que no encontrarás en otra parte”.