Cambia, todo cambia. Mercedes Sosa siempre tuvo razón y es que hasta lo que siempre creímos clásicos decidió reinventarse. En esta nueva era, el Whisky ya no es el mismo de antes. Ahora es posible encontrarlo en diferentes versiones saborizadas y hasta un poco más suave que su intenso sabor original.

Si Frank Sinatra leyera esta nota sobre whiskys saborizados probablemente sufriría un infarto. Sin embargo la verdad es que cada día son más los que disfrutan con la reinvención de este reputado conservador, amigo por cierto de políticos, músicos y uno que otro poeta.

Todo comenzó hace unos años atrás, cuando en Estados Unidos Campari tomó la iniciativa de reformar su gusto original. Luego diferentes marcas decidieron seguir sus pasos y fue así como en Chile aparecieron dos versiones de las que más me han gustado: Jack Daniels Honey y Ballantines Brasil.

Pese a ser rivales, ambos comparten una importante similitud, ya que disminuyen levemente la intensidad de la receta original, convirtiéndose en un trago suave y dulce pero con consistencia.

Jack Daniel´s Honey: es el mismo Jack de siempre, ese que ya conocemos. Preparado con un leve toque de miel, el penetrante sabor del Tennessee Whiskey y sus 35 grados son sin duda alguna, la mejor opción para una tarde de otoño y las noches de invierno.

Wp-Whiskey-3

Ballantines Brasil: Luego de llegar a Francia y Brasil, este destilado preparado con verdadero whisky escocés se instaló recientemente en las vitrinas nacionales. Combinando su clásico sabor de siempre con notas de refrescante limón brasileño y vainilla, la nueva versión de Ballantines se ha convertido en una excelente opción para terminar las calurosas tardes de verano.

Wp-Ballantines-Brasil-6

Hasta ahora la oferta de licores saborizados alcanza para casi todos los gustos y piensa seguir creciendo. No se trata de ser un experto, sino de atreverse a conocer. En materia de destilados, el mercado ofrece alternativas frutosas, dulces y cítricas y otras un poco más arriesgadas como es el caso de la miel, las mezclas con cacao o las incursiones con tipos de té.

Comentarios

comentarios