Para cuando lean este artículo yo ya estaré de vuelta en Chile. Me encuentro en el Aeropuerto Pudong de Shanghai esperando el vuelo que me llevará de vuelta a casa. Me pongo a analizar el tiempo que he pasado aquí, y me doy cuenta que dos semanas en China en realidad es muy poco tiempo para poder apreciar la magnitud que tiene el té en este país, su importancia e impacto en el día a día, una nación que representa el 20% de la población mundial. Sin embargo, durante mi estadía tuve la suerte de conocer distintas regiones, en donde el té es el principal ingreso económico y lo más importante, conocí a aquellos que están detrás de la producción de esas maravillas, que posteriormente se comercializarán en las tiendas especializadas alrededor de todo el mundo.

Wp-china-193

Al igual que existen grandes y connotadas regiones vitivinícolas como: Champagne, Bourdeaux y la Toscana, en China existen regiones que poseen la misma importancia cuando de hablar de té se trata, es por este motivo que durante esta travesía por China llegué a la ciudad de Xiamen en Fujian, provincia que se especializa en la producción de los tés blancos más finos, los oolongs íconos de China, tés con jazmín y tés ahumados, entre muchos otros, siendo con un 18% de la producción nacional, la mayor productora de té del país.

El famoso puerto de Xiamen antiguamente fue conocido como Amoy, y fue de donde en 1610 partió el primer cargamento oficial de té a Europa, el destino final fue Holanda y no Inglaterra como muchos podrían imaginar, posterior a ese envío, este puerto se convertiría por siglos en uno de los más importantes en la comercialización del té, debido a su cercanía con el condado de Anxi, región que hoy quiero que conozcan.

El condado de Anxi es internacionalmente reconocido por la producción de uno de los diez grandes tés chinos: el famoso Tieguanyin, y éste fue el lugar que nuestro amigo Alan Wang dueño de Xingxi Tea Company nos llevó a visitar.

“La leyenda dice que un día Wei, un campesino de esta región iba rumbo a su trabajo cuando pasó por afuera del templo de la Diosa china de la misericordia, Guanyin, al ver lo descuidado y arruinado que estaba el templo decidió, dentro de sus posibilidades, hacer algo. Desde entonces pasaba después de su trabajo a barrer el templo, limpiarlo y a prender incienso. Con el correr de las semanas, Wei tuvo un sueño, en él se le apareció Guanyin y le dijo que en la caverna detrás del templo le había dejado un obsequio en agradecimiento por sus cuidados, con la condición de compartirlo con la comunidad. Al día siguiente Wei llegó al templo, fue a la caverna y al interior de ésta encontró un arbusto de té, lo llevó a su casa y después repartió sus esquejes a todos sus vecinos, ese árbol dio vida a la producción de té de esta región”.

El Tieguanyin es una variedad de oolong. Los oolong, también conocidos como té azul, son aquellos tés que tienen una oxidación media, están entre un verde y uno negro y podemos encontrar distintas intensidades de oxidación, en el caso de esta variedad, su oxidación es media, actualmente oscila entre el 30 y 40%, lo que le da una característica nota fresca, con ligeras notas herbáceas y florales, de una gran intensidad y persistencia en boca, estas hebras completamente enrolladas como pelotas varían en calidad, el Tieguanyin se produce a distintas alturas, siendo las plantaciones ubicadas en la cima de las montañas aquellas que nos brindarán mayor intensidad y complejidad, de igual manera mientras más subamos la colina, mayor serán los precios.

Wp-china-450

Además del clásico Tieguanyin podemos encontrar otro estilo que pasa por un proceso de secado más intenso, lo que le dará un carácter tostado y amielado, produciendo una infusión mucho más intensa en color, reduciéndose su consumo a una cuestión de gustos.

Los paisajes que se pueden apreciar en esta zona son realmente impresionantes, aquí es donde vemos lo que significa el té en China, una serie de curvas nos llevan por colinas cubiertas de plantaciones, en las calles podemos ver las hojas de té frescas puestas en la carretera para hacer que pierdan humedad. Con destreza Alan esquiva a los motociclistas que cargan sacos de hojas recién recolectadas. En las plantaciones se puede ver a la gente cosechando y en los pueblos se les puede ver preparando el té para su venta.

Wp-Te-china

En una desgutación que realizamos con Alan, pudimos apreciar las otras variedades de oolong que produce su compañía. Se nos indica que la mejor calidad y el único que destaca a nivel internacional es el reputado té que la diosa de la misericordia regaló a Wei en sus sueños.

El aire que se respira en esas colinas del condado de Anxi portan los aromas del Tieguanyin, un té muy preciado tanto en China como en el mundo, y que sabe mostrarnos unas de las mejores caras de la provincia de Fujian, parte de las regiones de tés más fascinantes del mundo, debido a su gran diversidad de tipos y variedades.

Wp-china-450-2

Sin duda su próxima taza de té, tiene que ser un Tieguanyin. Me cuentan cómo los sorprende a ustedes…

Comentarios

comentarios