Nuestra ciudad y sus sorpresas. El dato que les traigo comenzando marzo un mes más bien complicado porque volvemos a la realidad de Santiago: pagos, colegios entre otros. Es un hotel que ofrece muchas alternativas, en especial, para los que no han veraneado aún. Por ejemplo, un “día perfecto” que incluye SPA, con masaje de una hora, piscina y almuerzo buffet por $59 mil cada persona  ¿qué tal?

Yo no solo tomé esta oferta, sino que me quedé 2 días y una noche.

Fue total nuestra experiencia, ya que fui con mi partner que es seca para las RRSS y para disfrutar cada una de las actividades y experiencias de vivir en un hotel que, a pesar de estar en plena remodelación, la atención sigue siendo de primera.

Les cuento que este hotel ( ex Grand Hyatt Santiago) hoy se llama Hotel Santiago y para fines de este año pasará a pertenecer a la privilegiada cadena de los Mandarín Oriental. Las nuevas habitaciones de lujo, las áreas públicas y sus fantásticos jardines serán rediseñados para reflejar la cultura local, con elementos inspirados en el legado asiático.

El Hotel Santiago nos sorprende con una suite llamada Tolstoi de 80 metros cuadrados, nos da la bienvenida con una preciosa torta con forma de una cámara fotográfica y una revista donde dice dulcemente Revista Caras, que además estaba deliciosa.

¡Qué lindo recibimiento!

Seguimos la ruta a la piscina al aire libre con una gran cascada de fondo y sus jardines. Ahí probamos parte de los tres restaurants que están muy buenos. Senso, Matsuri y Anakena, todos a cargo de Iván Álvarez, Chef ejecutivo, que después de mandarnos unas ricas preparaciones y algunos tragos ad hoc al lugar, sin duda, nos confirma que lleva muy bien el mando de los tres. Thailand Seduction uno de los recomendados tragos, Vodka Absolut Raspberri, albahaca, azúcar flor, jugo de limón y soda, muy fresco y sabroso.

Y el Beauty Laura, trago color azul intenso que tiene ron blanco, blue curazao, jugo de limón y goma.

Otro muy rico y novedoso fue el Nampoing Khing, Whiskey Jameson, miel, jengibre y jugo de mango, aplausos a esta gran coctelería. Todo esto lo acompañamos de unos Satay de camarones con salsa de maní y pickle thai (vegetales encurtidos en salsa chile dulce).

Recomiendo además la Cheese burger, rica hamburguesa de res de 180 gramos en un pan brioche con tocino, queso, lechuga, pepinillos y con sus infaltables papitas fritas.

DSC_0040

Luego de esta rica tarde nos fuimos al sector que yo añoro y disfruto como pez en el agua: el Spa.

Uno de los momentos que uno tanto anhela para descansar la mente y el cuerpo, acá todo estaba más que dispuesto. Bandeja para dejar tus zapatos y cambiar por blancas y cómodas zapatillas. Breve cuestionario para llenar con datos tales como, tipo de nivel de masaje que uno desea, música de fondo, tipo de te, aromas a elección que fue al caso mi masaje de aromaterapia. Una hora de relax total, qué fantástica experiencia y aprovechamos de felicitar a Paulina quien logró que me desconectara del todo. ¡Y eso es ya es mucho decir!

Ya una vez relajadas en nuestra inmensa terraza con vista a nuestra ciudad nos preparamos para ir a la ruta de los restaurants, que alcanzamos en esa noche solo los dos primeros y el tercero, Anakena lo dejamos para el día siguiente. Dos instancias de ricos y sorprendentes sabores. La ruta fue elegir un plato por restaurant y parte de los seleccionados son los siguientes:

Comenzamos con el Senso, Cocina Mediterránea.

El chef nos sugirió probar una combinación de mar y tierra que no van juntos pero fue una buena opción para probar 2 platos a la vez. Lomo liso de wayugrillado con ensalada de porotos verdes, cilantro y setas rostizadas, una muy fresca y aromática ensalada para acompañar este lomo. Del mar fue una Corvina a la plancha con camarones salteados y succotash de habas, esto si que fue un acierto. Nos contaban, Rafael Calderón, chef de partie, que el Succotash para quienes no lo conocen, se prepara generalmente con guisantes salteados, esta vez con habas salteadas con toques de ajo y cebolla y luego se le agrega la crema con albahaca. Esto le dio un toque muy especial a la corvina.

Probamos además la Centolla Magallánica al vapor (140 gramos) con aioli de perejil y ajos chilotes que ni les digo como la preparan acá, exquisita y la maridamos con una copa de vino de Sauvignon Gris de Casa Marín que solo hay 4 o 5 bodegas en Chile que producen esta clase de Sauvignon. Es el tesoro escondido de Casa Marin.

DSC_0132

Seguimos la ruta a MatsuriCocina Japonesa .

Emanuel Luengo, Sous Chef nos recibe con varias opciones para poder seguir con nuestra selección, sin embargo, no fue fácil . El ambiente y esa barra donde salía cada plato no nos dejaba de sorprender gratamente. Nuevas especias, salsas y sabores muy deliciosos en cada uno.

Nasu dengaku yaki , berenjena grillada, glaseada con miso y semillas de sésamo más que un acierto este plato. Luego el Gindara miso yaki, un mero marinado en miso dulce con vegetales salteados que podría decirse es el plato estrella de este lugar y se los recomiendo. Al final las Korokes de salmón, una exquisitas croquetas de salmón con salsa tonkatsu y bonito seco ( láminas de bonito ahumado seco y fermentado. Finas escamas de color marrón con sabor salado y ahumado ). Se usa en variedad de platos de comida japonesa como salsas y sopas.

DSC_0161

En lo que se refiere a los postres acá pueden encontrar tempuras de helados, creme brulee de té de matcha con lichi, arroz de coco y torta de chocolate con nori. Sabores a lo que no estamos acostumbrados pero si les digo son sorprendentemente exquisitos. Y la noche termina con una sensación de regaloneo al paladar total.

Ya con un despertar increíble después de dormir en una suite tan acogedora nos fuimos a desayunar.

Desayuno buffet donde debo destacar la carta de huevos: Huevos Pochados, Benedictinos, Magallánicos, mis preferidos, estos eran con base de muffin inglés y centolla, salsa holandesa con rábano picante y los Royales, con salmón ahumado artesanal y salsa holandesa. ¡Así da gusto desayunar!

La ruta finaliza en Anakena, Cocina Thai

DSC_0223

Muchos jardines rodean este lugar y almorzamos en la terraza con vista a la gran piscina.

Lo mejor el Plamyk Tord , calamares crujientes con salsa de ají dulce. Luego el Pad Thai, fideos de arroz salteado con salsa de camarón , esta vez de pollo y camarón. Una delicia de plato.

Y los dejo con el postres o sea los Kanum Warn.

Krieng Kang Warn, esfera de chocolate blanco con salsa de curry, cubos de gele de frambuesa, tierra de pistachos.

La foto lo dice todo.

DSC_0241

Finalizando mi ruta por el Hotel Santiago, un hotel de lujo de 5 estrellas situado en el exclusivo distrito de negocios de Las Condes, puedo decirles que ya se está preparando para ser un Mandarin Oriental y se nota en cada uno de sus detalles, servicio personalizado y con tres distintas ofertas gastronomicas de primera. Felicidades para este gran grupo humano por brindarme una excelente estadía.

Dónde: Avenida Presidente Kennedy 4601 Las Condes –Stgo. Chile

Contacto:+ 56 2 2950 30 88

Reservas: mostg-reservations@mohg.com

 

Comentarios

comentarios