Este mes, qué mejor que hablar de la nieve. Esquiar con sol y buena nieve es una excelente oportunidad. Muchos de los que me conocen saben que tuve el privilegio de trabajar en un centro de ski durante 11 años: Ski Portillo, un lugar de ensueño. Y esta vez, me encontré con algo maravilloso en el sur: con el Valle Corralco Hotel & Spa, en medio de un entorno increíble, con los zorros haciendo de las suyas en el camino y que me dieron el “Welcome Gaby”.

Ubicado en Malalcahuello a tan solo 90 minutos de la ciudad de Temuco. Malalcahuello en lengua mapuche significa “Corral de caballos”, a la vez que Nalcas alude a la planta nativa de tallo comestible que se da en dicha reserva (es muy rica comerla con sal). La Reserva Nacional de Malalcahuello se encuentra ubicada en el sector de la cordillera andina entre las ciudades de Curacautín a 150 kms. de la ciudad de Temuco.

A mi llegada me recibió Carolina Ríos, la oficina guest experience quien se encargó de contarme e introducirme las actividades que se podían hacer durante ese fin de semana. Experiencias significativas a los huéspedes y que disfruten al máximo, como también que se conecten con la cultura regional, es su gran objetivo. Trekking a través de la Reserva Nacional de Malalcahuello, visita al mirador de los Volcanes, exposiciones de artesanías, degustación de cerveza artesanal, recitales en Mapudungun, visitas guiadas a Lonquimay y Malalcahuello, y masterclass de platos y cócteles con ingredientes típicos, son parte de la oferta de este lugar. Acá me detengo porque sí probé esos ricos cocteles al atardecer y estaban muy bien logrados. Distintos y muy sabrosos. Ejemplo: el Trakal, que es un destilado de pera y manzana que contiene además hierbas como la casia, manzanilla, y laurel de la Patagonia y acá lo mezclaron con murtillas. ¡Una delicia!

pieza nieve

Acá todo está más que dispuesto para que, tanto las familias como las parejas, y también un grupo de amigos tengan una estadía inolvidable.

Este hotel rodeado de araucarias milenarias cuenta con 54 exclusivas habitaciones con vista al volcán y al bosque de araucarias, un acogedor y amplio restaurante, un gran bar y posee además el wellness & Spa y fitness center. Además de una piscina climatizada, una tina de hidromasaje, sauna, y sales de terapia con aceites orgánicas de plantas originarias de la zona como la murtilla y el maqui. Un masaje me esperaba: El Corralco, 80 minutos de masaje aromaterapia, más piedras calientes y máscara de miel. No les diré lo renovada que me sentí al finalizar esta experiencia.

piscina spa

Y para los amantes de la nieve: 1800 hectáreas de dominio esquiable, 24 pistas y seis andariveles y un equipo de instructores certificados a nivel mundial, son parte de este centro de ski en un maravilloso y natural entorno. La hora del Après ski siempre ha sido muy importante después de una larga jornada deportiva y acá todo estaba tan agradable con su living con chimenea de etanol , el chocolate caliente, marshmallows, medialunas y luego un entretenido karaoke y para otros el cine fueron parte del escenario. Los niños acá realmente lo pasan espectacular y lo mejor es que todo esto en un ambiente muy familiar. El equipo de animación full entregados a su objetivo: entretener con variadas actividades.

living bonita

Hago énfasis en el etanol, combustión limpia que no genera humo, porque este hotel es sustentable y esto es digno de aplaudir. Jimmy Ackerson, gerente general, nos contó que fueron premiados por el sello S de sustentabilidad por Sernatur. Esta distinción garantiza al huésped que el servicio cumple con criterios globales de sustentabilidad turística, en los ámbitos socio-cultural, medioambientales y económicos. Este reconocimiento destaca a los servicios turísticos que han demostrado realizar sus operaciones bajo los principios de la sustentabilidad, contribuyendo a mejorar la competitividad del sector y asegurar la continuidad de la comercialización turística chilena en los mercados más exigentes.

Nos dijo también que desde el año 2003 Corralco siempre ha tenido un enfoque sustentable y sobre todo en el tema medio ambiental dado a la inserción en la Reserva Nacional de Malalcuello, cuidando principalmente el entorno, la calidad de aguas y aire e incluso en lo acústico. Y, por si todo esto fuera poco se creó recientemente la Fundación Malalcuello-Corralco donde apoyan a la comunidad en proyectos relacionados con educación, deporte y cultura. ¡Bien por este lugar con toda esta entrega!

Experiencia gastronómica – Restaurant Valle Corralco:

El programa en la estadía en el hotel incluye un menú diario que consta de desayuno, almuerzo y cena.

Quedé muy sorprendida con esta oferta de ingredientes locales de la mano del chef Miguel Catricheo, quien se incorporó hace pocos meses. Sus preparaciones están inspiradas en la cultura mapuche. Las técnicas, conocimientos básicos y rigurosidad necesarias, las aprendió con destacados chefs como Carlos Meyer, Guillermo Muñoz y Axel Manríquez y trabajó como chef ejecutivo en la Reserva Huilo Huilo. El 2016 fue reconocido como Mejor Cocina en Regiones por el Circulo de Cronistas Gastronómicos. Hoy su objetivo es transmitir y desarrollar una gastronomía con identidad cultural Pewenche que ayude a potenciar este destino.

Y partimos probando unos milloquines de arvejas en crocante de betarraga, piñones y catutos con pebre, papas michuñes con ensalada mapuche. Los milloquines son una de las delicias de la gastronomía mapuche y se las recomiendo: pequeñas bolitas similares a las albóndigas pero hechas a base de legumbres cocidas y molidas, esta vez con arvejitas que se condimentaron con sal, merkén y un sofrito de cebolla, ajo y tocino. Destaco la presentación de este plato.

entrada

Junto con los productos locales tales como, hongos y piñones entre muchos otros, están presente en esta oferta las carnes de caza y Miguel nos presenta: el jabalí con couscous de piñones de Lonquimay, un costillar de jabalí de preparación de cocción lenta y adobado en chancho en piedra. El couscous estaba muy sabroso y el costillar jugoso y con una cocción perfecta. Realmente este chef sí que promete en esta zona.

jabali

Y para finalizar esta experiencia probamos el “Tocino del Cielo”: Cremoso de leche condensada con murtas, salsa de berries y mousse de chocolate. Este postre se hace a base de yema de huevo caramelizada y azúcar, es compacto y de color amarrillo intenso.

Para saber un poco más de este postre, en el año 1942 lo crearon las monjas del Convento Espíritu Santo de Jerez de Frontera y nació como respuesta a la abundancia de yemas de huevo. Se usaban las claras para aclarar el vino y los excedentes, o sea las yemas, se repartían a los trabajadores y a las monjas y voilà, nace este más que exquisito postre, que sí…. te hace sentir como en el cielo.

postre

Visitar este lugar fue una de las buenas experiencias de este mes: Gastronomía de lujo, servicio e instalaciones de primera y en un entorno inigualable.

Recomiendo pasar la primavera en Corralco y aprovechar en este mes de Septiembre, la futura Fonda Zorro con Botas, el día del BackCountry y la final del circuito Freeride Chile, primer circuito nacional de Freeride.

Reservas a: reservas@corralco.com
Dirección:  Las Bellotas 199, oficina 54, Providencia
Teléfono: + 56 2 2335 7155 / +56 2 2206 0741

Comentarios

comentarios