Cada vez me asombra más nuestro hermoso país. En mi ultimo viaje a Los Ángeles de regreso a Santiago nos desviamos a una zona donde nunca había estado: Región del Maule, a 4.6 kilómetros al sur de Curanipe. Este sí que es un imperdible como dato para este mes, me refiero al hotel Punta Sirena. Un hotel boutique ubicado a pasos de la playa y destinado principalmente a los deportes acuáticos como el surf, windsurf, kitesurf, stand up paddle o kayak.

Primer escenario: hot tub frente al mar, piscina temperada y una arquitectura que impresiona.

Este acogedor hotel ecológico fue construido por WMR Arquitectos. Hecho de maderas nobles con grandes ventanales, pero con una estructura que no interrumpe el entorno y que se inserta en la naturaleza del lugar. Construido todo en altura con una pilotes inmensos. Acá todo es de diseño moderno y rústico a la vez. Los muebles fueron fabricados por Lucien Burquier, un francés radicado en Cauquenes.

En la fachada del hotel se colocaron varas de eucalipto, donde al encender las luces en la noche da una estética de lámpara. Impresiona este lugar por su diseño y gran paisaje.

unnamed-4

Cuenta con 12 habitaciones matrimoniales, dobles en suite y familiares hasta seis personas, con cama matrimonial y dos camarotes con baño privado. Ideal para ir en familia o en grupo con amigos. Todas tienen su balcón y vista al mar.

El restaurante posee una amplia terraza de deck y encontramos una sala de estar calefaccionada con libros, TV, juegos de cartas y películas para las familias, en caso que llueva. Acá todo esta más que dispuesto para que la experiencia sea total.

unnamed-3

A nuestra llegada nos esperaba Patrick Rousseau, gerente del hotel, un belga fanático de los deportes de tablas, lo que lo hace aún más interesante en el momento de contarnos un poco del hotel y de la experiencia de lo que uno puede obtener al visitar este increíble lugar. Nos señala que la playa se llama Punta Sirena porque se encuentra con vista a la punta rocosa que le ha dado dicho nombre y que posee las mejores olas de la zona para practicar estos deportes acuáticos. Se encarga de dar los tips para disfrutar al máximo del viento y las olas de la Sirena y también de los alrededores.

Lo que puedo contarles es que Punta Sirena no solo es para los surfistas, sino que también para los que de verdad quieren desconectarse y conectarse con la naturaleza y quizás por eso lo llaman “el paraíso escondido”. Acá no es solo para venir por una sola noche, yo me hubiera quedado toda la semana. Solo el despertar fue algo inusual: el canto de un gallo para anunciar que un nuevo día iba a comenzar. Me contaban que era el del vecino y que, al parecer, era el encargado de despertar a los huéspedes. Una maravilla este hotel.

Dentro de las actividades, el hotel ofrece caminatas dirigidas a saltos vírgenes, tours, paseos en bicicletas. Parte de los atractivos de la zona se encuentran en las reservas Nacionales, Los Ruiles, Los Queules y Federico Albert.

Y vamos a lo que me apasiona: la gastronomía. Insisto, tanto en una casa, como en un hotel, su cocina dice mucho como es su dueño. Ese es mi modesto punto de vista. Ojalá todos los hoteles de nuestro país se sigan esmerando en esta área. En cada dato, una vez al mes, me voy muy feliz porque veo que esto está cada día tomando más fuerza y el comensal no necesita ya salir del lugar para comer bien (pasa aún, aunque ustedes no lo crean, en algunos puntos del país).

unnamed

El personal de esa noche hace que Punta Sirena sea mágico. Muy preocupados de cada detalle y nos cuentan que la oferta del lugar es cocina fusión de mar y tierra. Una cocina local con una carta con pescados y mariscos y, productos de la zona como las frutas y verduras cosechados en huertos orgánicos. Se suma a todo esto una excelente selección de los mejores vinos de la región.

La encargada de deleitarnos esa noche fue la encantadora chef Kamu, quien ya lleva dos meses al mando y que, como buena peruana, sabe jugar muy bien con los sabores. Antes de llegar a Chile estudió en Perú en la Escuela de Gastronomía Enterprise y luego en Chile trabajó en el restaurante Ica en El Golf y luego en el restaurante La Diana. Su cocina es de autor y el secreto es cocinar al momento, o sea productos frescos y preparaciones al instante.

Partimos con la entrada:

Este delicioso ceviche  -reineta, camarón, pulpo y loco- sí que sorprende por su frescura y se nota la diferencia con otros ceviches que he probado porque este no llevaba leche de tigre. Una forma distinta de hacer el ceviche, que en lo personal, estaba exquisito y me encantó. La chef Kamu nos cuenta que la leche de tigre al mezclarla con los ingredientes del ceviche, con el cilantro, y el limón -que lo exprime a mano- y los otros insumos comienza a matar los sabores y, por esta razón, prefiere no utilizarla para poder así rescatar todos los sabores. Tanto la reineta, como el camarón, el pulpo y el loco se notaban muy frescos y muy sabrosos. Este es un ceviche preparado al instante. Muy recomendable este plato y que, para esta chef es su plato estrella. Este plato tradicional del Perú se ha impuesto como un manjar culinario en diferentes partes del mundo.

unnamed-1

Probamos, mientras esperábamos el otro plato, la ensalada de quínoa que estaba exquisita y muy sabrosa. Una preparación que lleva palta, pepino y almendras. Uno de los tips que ella nos dio es que jamás usa maquinas para exprimir el limón, siempre con la mano porque ese proceso puede otorgar otros sabores que no son los más adecuados a sus platos.

Seguimos con el plato principal:

Destaco la presentación del pulpo grillado con papas a la chimichurri. El pulpo grillado muy pero muy sabroso y su acompañamiento ideal. Una papas al chimichurri (perejil, ajo, alcaparras, vinagre, aceite de oliva y sal), esto se deja macerar por un día y luego se insertan las papas en corte parmentier (corte en cubos de aproximadamente dos cms.) Estos son parte de los tips de este plato.

Para los que les gusta el pulpo no dejen de pedirlo.

unnamed-5

Para terminar, el postre:

Y, el momento dulce de la noche llega. Un volcán de chocolate que le podríamos nombrar “Volcán a lo Kamu”. Este postre se conoce por su explosión al insertar la cuchara en el volcán para encontrar el tan rico chocolate.

En esta ocasión, la chef de este estupendo restaurante prefiere en su preparación que el chocolate o sea la lava salga lentamente. De verdad que consigue que uno disfrute mucho más el ansiado chocolate para los que amamos este postre. Se acompaña esta vez con una salsa de berries, frutillas, arándanos, frambuesas en almíbar más helado de vainilla. La verdad: delicioso.

unnamed-7

Reservas a: reservas@puntasirena.com
Dirección: Peuño 4 kms. al sur de Curanipe-Pelluhue, VII Región- Chile
Teléfono: + 56 9 677 98 344

 

 

Comentarios

comentarios