Casas, almacenes, plazas y un lugar para tomar el café de media tarde. Ya no es necesario cruzar a Bs.As. para encontrar ese famoso “no se qué” del que todos hablan, porque las calles locales también tomaron ritmo.

Puede que Astor Piazzolla no le cante a nuestra nueva vida de barrio, pero con o sin canción, resulta que en Providencia están aprendiendo a vivir puertas afuera, pero esta vez de la mano de pequeños lugares donde es posible tomarse un sabroso cortado. Hoy, lugares antes desiertos, como el barrio Plaza Uruguay, cuentan una gran oferta gastronómica y potente olor a café. A continuación una pequeña guía con algunos de los secretos mejor guardados de este barrio que cambió de residencial a polo cafetalero.

Rendebu: Pionero, atrevido. Este café de Hernando de Aguirre 3645 fue el primero en apostar por el sector. Con un marcado estilo que combina lo más clásico de los años 20 con la resuelta voz de Edith Piaf y una mesa donde no se admiten errores, el horario y comedor son dignos del público más exigente. Imperdibles son su cremoso pie de limón y cheesecake elaborado con genuina receta neoyorquina.

Wp-Rendebu-450

Sabores de Barrio: Niños, caminatas y ganas de café con leche van de la mano. El clásico antojo de tazas vaporosas y facturas nunca falla durante una visita a la plaza y este café sabe de que hablamos. Instalado en la esquina de El Bosque con Bilbao, cuenta con un área de juegos donde, entre papeles y pizarras, los más pequeños pueden dar rienda suelta a su imaginación mientras los mayores lo hacen con un cortado. Dirección: Avenida El Bosque 1805, Providencia.

Wp-Sabores-450

Mil Maravillas: En Diego de Almagro 2809, Providencia, el concepto clave son las facturas. Medias lunas simples o rellenas, vigilantes y otras tentaciones más sofisticadas como el pain au chocolat, son el sello de esta pequeña cadena instalada con tres sucursales en el sector. Su competencia más cercana se encuentra un barrio más allá, en el café experto en dulces trasandinos, Sabores de Buenos Aires en Las Dalias 2892, Providencia.

Nocciola: Es el más joven del grupo. Abierto desde finales de 2013, esta jugada familiar se arriesgó con una propuesta dulce de toques caseros. Además de café también decidieron tener un almacén o emporio donde los vecinos encontrarán lo más esencial para sobrevivir además de otras sorpresas. Se recomienda probar el queque de zanahoria con piña y nueces. Dirección: Luis Thayer Ojeda 2354, Providencia.

Wp-Nocciola-450

Comentarios

comentarios