Un nuevo año nuevo siempre sirve de excusa para pensar que todo comienza de nuevo. Que debo se mejor persona. Que voy a ayudar a un hogar de niños, que voy a bajar esos malditos cinco kilos de peso, que voy a correr diez kilómetros al menos tres veces por semana, que voy a… bueno… que voy a tomar mejor en vez de más.

Para ayudar en esta última promesa, debo recordar que entre 1920 y 1933, Estados Unidos promulgó la llamada “Ley Seca” (Prohibition), literalmente prohibiendo el consumo y comercialización de alcohol en todo el país.

Locura desatada, la clandestinidad logró que el negocio fructificara de tal manera que nadie se quedó sin suministro, haciendo que las mafias de la época lograran comercializar millones de dólares en bebidas alcohólicas, especialmente Whisky, Al Capone incluido entre ellos.

Todo lo anterior me sirve como historia entretenida para presentarles a uno de mis cocteles favoritos: El Manhattan.

El Manhattan es, sin lugar a dudas, uno de los cocteles más famosos para los que amamos el Whisky. Originalmente elaborado con Bourbon (no señores, Jack Daniel’s no es Bourbon), ha sucumbido a las manos de todos los bartenders del planeta siendo elaborado con cualquier whisky que se les cruce en el camino, sin proporciones adecuadas o, más grave aún, utilizando el ¡maldito cherry marraschino! que endulza y hace perder cualquier sutileza de sabores.

Para este año, personalmente me propongo beber al menos UN Manhattan al mes, pero me comprometo educar a los bartenders que se me crucen en cuanto a la receta clásica de este delicioso coctel.

Junto con desearles lo mejor para el resto del año, les dejo la receta de este coctel, del que no se debe beber más, sino que mejor.

Ingredientes de Manhattan:

2,5 onzas de bourbon
1 onza de vermouth rosso
3 chorritos de amargo de angostura

Preparación:

En una coctelera llena con hielo, colocar todos los ingredientes y revolver, sin batir, por al menos diez segundos y colar en una copa martinera previamente enfriada. Decorar (¡¡por favor no con marrasquino!!), con un seste (cáscara), de naranja.

*Una onza equivale a 30 cc.

Comentarios

comentarios