Probablemente son pocos los que han tenido la posibilidad de probar este maravilloso té, ya que es toda una rareza. Sorprende y desconcierta con sólo tocar los labios. Por siglos sus finas cosechas fueron reservadas sólo para los emperadores, pero hoy en día el té amarillo ya no es un mito.

Si bien existen seis tipos de té, comercialmente es fácil encontrar sólo cinco de estos seis. Cada vez que se menciona el té amarillo, muchos suelen pensar que se están simplemente diciendo colores al azar, pero efectivamente es un tipo y uno de los más raros.

El té amarillo es producido exclusivamente en China y en cantidades muy pequeñas, por lo que su comercialización se da únicamente al interior de este país, el poco té amarillo que logra cruzar las fronteras, va a parar sólo a tiendas especializadas de té, por lo que hoy en día sigue siendo una rareza, eso si, cada vez hay un mayor interés y el mito del té amarillo ha cobrado vida, ya no es imposible llegar a probar este té.

Su nombre no tiene nada que ver con el color de sus hebras o de su infusión, el amarillo era el color imperial de China, por lo que este tipo de tés, reservado exclusivamente a la corte recibía este especial nombre.

Si bien muchos suelen clasificar este tipo de té como una variedad de verde, la verdad es que técnicamente lo consideramos como un tipo completamente distinto, ya que durante el proceso ocurren transformaciones físicas importantes.

Wp-amarillo-12

El té amarillo es un té sofocado, se elabora como si fuera un té verde y luego las hojas se cubren y privan del contacto con el oxígeno. Se dice que ocurre una especie de fermentación, la cual aún no se ha analizado, debido a lo recelosos que son los chinos con los secretos de la elaboración de sus tés más finos.

Las dos regiones más famosas por la producción de té amarillo son Sichuan, la tierra de los pandas y Hunan, de esta última viene uno de los tés amarillos más famosos, el Junshan Yinzhen, considerado uno de los 10 grandes tés chinos, probar este té amarillo elaborado exclusivamente de brotes es toda una experiencia.

Burdamente se suele describir este té como un verde en boca por su cuerpo ligero y un té negro en nariz, por las notas maduras que se pueden sentir, un té de una complejidad muy elevada, la única forma de entender lo que es un té amarillo es simplemente probándolo.

La poca cantidad que se produce, lo fino de su cosecha y lo complejo de la manufacturación hacen que este té tenga un elevado costo, sin embargo es posible encontrarlo en Chile. Adagio Teas ofrece una variedad a un precio bastante razonable, sin ser el té amarillo más fino, nos dará una muy buena idea de lo que este.

Comentarios

comentarios