Como ya es tradición el fin de semana pasado partimos de viaje con mi grupo de amigos a celebrar el cumpleaños de David. El año pasado fue a Lima y este decidimos irnos por lo nacional y el destino elegido fue Puerto Varas.

Nos fuimos en la noche bien abrigados rumbo al sur y fuimos directo a comer a El Ibis de Puerto Varas, el original y que sigue con la misma calidad de siempre; rico, acogedor y de atención implacable.
Un crepe de marisco con salsa de picorocos fue mi elección, con un generoso relleno de pulpo, locos y calamares cocinados en su punto y con una majestuosa salsa de mi fruto del mar favorito! Pruébelo, no se arrepentirá.

Terminamos de comer y con la guatita llena llegó la hora de dormir. Nos quedamos en Gracias a la vida Lodge, un lugar de ensueño con esa mística sureña que te hace renovar energías a solo 10 minutos de Puerto Varas y su lago Llanquihue . La cabaña tipo palafito tenía una preciosa vista al lago y era muy acogedora, llena de detalles fabricados por la misma dueña la escultora Carolina Nieto, quien hace tres años junto a su marido decidió comenzar este proyecto.

Wp-Pan-290A la mañana siguiente el desayuno fue simplemente maravilloso. Pan casero con semillas de linaza, mermelada casera de arándanos y zarzaparrilla, huevos de campo revueltos y un cheese cake hecho en casa nos dieron la energía y sabor de cada mañana, todos preparados por Carolina a quien aprovecho de felicitar.

Los días estuvieron increíbles y bien comidos, tal como me gusta y por eso les quiero compartir mis imperdibles, que espero puedan visitar.

Cecinas Braunau: Una reconocida fábrica artesanal de la zona donde se encuentran carnes, prietas, arrollado de huaso, pernil, pâté, chuletas káiser y otros antojos ideales para traer a la casa. Los recomiendo altamente por su calidad, sabor, buenos preciosos, su aroma y ese encanto a sur. (En Santiago se encuentran en Local Uno).

Wp-Parrilla-290La Marca: Indudablemente unos de los mejores lugares de carne que he ido y de los mejores de la ciudad donde pedimos unas exquisitas empanadas de cordero junto a un Murta Sour, acidulce como me gusta. Seguimos con los regalos de la parrilla, malaya de cerdo, entrañas y poncho parrillero, todas carnes jugosas y blandas acompañadas de papa a la parrilla con mantequilla, tomates grillados y por supuesto su ensalada chilena. Una delicia a la que vuelvo sin dudarlo.

Rancho: El Espantapájaros un must de la zona. Situado camino a Puerto Octay, con una vista impresionante al lago y ambientado como una casa de cuento alemán ofrece almuerzo Buffet con una variada selección de carnes a la parrilla, acompañamientos, ensaladas y postres, con toques chilenos y alemanes. Todo esto por $14.000 (consumo ilimitado, vino de la casa y bebida o jugo), se puede pedir más?

Wp-Manzanas-290La carne de Jabalí que estaba para chuparse los dedos, las prietas con gran sabor artesanal y el cordero jugoso nos hicieron felices, junto a un puré de manzanas, repollo morado, ensalada de porotos, de cochayuyos y otras más.
De los postres destaco el arroz con leche, las manzanitas al horno con crema y por supuesto la leche asada… que de sólo acordarme empiezo a salivar.

Me quedaron dos lugares por visitar; La Olla famosa picada de comida del mar y típica chilena y donde La Gringa por su renombrado Cinnamon Roll. Tengo que volver, así que com gusto recibo sus recomendaciones. Buen fin de semana!!

Comentarios

comentarios