Se trata de un relleno dérmico llamado hidroxiapatita de calcio. Usado en las zonas malares y en los surcos nasogenianos, también define y corrige asimetrías faciales y deformidades en el contorno de la mandíbula. El tiempo de duración dependerá según la zona de aplicación y puede ir desde los 12 meses hasta los dos años.