Fue una de las figuras más atrevidas de esa noche. La actriz Gal Gadot (32) no solo triunfó en la red carpet de los premios Oscar 2018 con un vestido en tono metálico de Givenchy. Esta vez, el centro de atención estuvo en el histórico collar colgante de Tiffany & Co., una pieza de la colección Blue Book de la exclusiva firma. Bautizado como el “Hielo Azul”, su geometría inspirada en el art déco combina pasado y presente en una gargantilla tipo péndulo con 17 aguamarinas y un total de 61 quilates brillando junto a más de mil diamantes, 85 baguettes personalizados y 950 melees redondos.

Diseñada por un equipo de tres joyeros, tres instaladores y cuatro pulidores que trabajaron durante meses para garantizar su perfección, fue la pieza seleccionada por la estilista Elizabeth Stewart para la intérprete de Wonder Woman (2017). Con un contraste memorable entre los tonos de acero del vestido y el aguamarina de las piedras, la actriz fue una de las más aplaudidas en una de las alfombras rojas más importantes del año. “Como aficionada a la firma, significa mucho para mí poder llevar esta pieza a medida. Estoy muy contenta de ser parte de su increíble legado de mujeres inspiradoras”, aseguró Gal Gadot, quien se une a Audrey Hepburn y Cate Blanchett como rostro representante de Tiffany en la alfombra roja de los Oscar.