De los quinientos tripulantes que este año navegarán por las costas de Chiloé, más de veinte son mujeres. Invitadas a los barcos de Mathias Klotz o de Jorge Errázuriz, esta vez ellas también correrán en serio y por cuenta propia. Justo antes de la fecha definitoria, se suma en la categoría J105 la embarcación femenina de Eucerin que tendrá en el timón a Aurelia Zulueta, una de las pocas figuras olímpicas de las velas nacionales. En el equipo la acompañarán sus hermanas Amelia y Antonia, además de las viñamarinas Valeria Vila, Paula Herman, Elisa Vial y la experimentada Carmina Malsch.

El suspenso ya marca las horas previas. Cuando esta semana se inicie la largada, con el circuito Castro-Chonchi y con la esperanza de que el viento supere los siete nudos, las velas nacionales como nunca podrán medir sus destrezas con las flotas que vienen de Argentina, Estados Unidos, España, Italia y Portugal. Por la huella geográfica del archipiélago se trata de maniobras complejas que exigen experticia al momento de surcar fiordos y canales.

regata-1

La competencia de ocho días contempla recalar en siete localidades y por primera vez comenzará en Castro. Antes de la última prueba en Puerto Montt, recorrerá Chonchi, Queilén, Quemchi, Achao y Calbuco. En esos lugares, el Club Náutico Oceánico y Banco Santander donarán 200 computadores para las escuelas rurales.
“Sabemos que no es solo un evento deportivo. Es una competencia que tiene una gran connotación social y familiar. Tenemos tripulaciones full profesionales y otras que navegan en familia”, nos cuenta el director ejecutivo del CNO Pablo Lorca. Emocionado también está Jorge Araneda, presidente del Club Náutico: “Chiloé es la reina de las regatas, pero esta vez cambiamos el track e iremos más al sur, algo que hace mucho no se hace”. Como se trata de arduas jornadas de navegación, sólo habrá tres celebraciones. La fiesta inaugural, la premiación y un gran evento intermedio en Quemchi junto a la comunidad. Música en vivo, una transmisión de Mega y la cocina de Coco Pacheco serán parte de un fogón al aire libre.

Regata-2

Después de cuatro fechas en Algarrobo, Valparaíso y Zapallar el año recién pasado, las posiciones comienzan a tomar fuerza. En la serie profesional Soto 40 (nombre que proviene de la cantidad de pies de eslora) el barco Itau, de Dag von Appen, lidera con 81 puntos. En segundo lugar, Mitsubishi comandada por Horacio Pavez, suma 83. Mientras que las velas de Santander, con Jorge Araneda al frente, acumula 87 digitos. Más atrás, siguen en competencia los barcos de Jorge Errázuriz, Bernardo Matte y Miguel González.

En la categoría IRC, una de las más numerosas, Caleuche (de la Escuela Naval) va al frente. Sigue Sirtecom con Walter Astorga, Aura de Oscar Ormeño, Thorn de Felipe Bunster y Mazda con la dupla de Carlos Marsh y Jorge Pinochet. En la misma serie se espera el debut de la escudería de Abraham Senerman. En la categoría Crucero, dominan Angeles Araneda, Robert Sommerhoff, Jorge Zuazola y Mathias Klotz. Las naves de Patricio Seguel y Alonso Baeza compiten por el primer puesto en la serie J 105, donde la llegada de Aurelia Zulueta podría cambiar el curso de las cosas.

Regata-4

Con viento a favor y la compañía permanente del patrullero Piloto Pardo, de la Armada de Chile, el silbato de la gran odisea de nuestros mares suena con fuerza austral.

www.regatachiloe.cl