Para el gran cronista David Foster Wallace, autor del ensayo El tenis como experiencia religiosa, Rafael Nadal representa, en el enfrentamiento con su gran rival el suizo Roger Federer, “la virilidad apasionada contra el arte intrincado”, “el cuchillo del carnicero contra el escalpelo del cirujano”. Amante del deporte blanco, Foster Wallace —autor de La broma infinita— ha comparado al gran referente del tenis español con Hércules y Dionisio, y ha profundizado en la descripción del rey de la arcilla, como le llaman, así: “Su forma de echar vistazos cautelosos de lado a lado mientras recorre la línea de fondo, parece convertirlo en un presidiario esperando a que lo ataquen con un puñal de fabricación casera”.

Un “presidiario˝ muy particular, habría que decir, porque desde que fuera reconocido en 2003 como uno de los cinco mejores jugadores de tenis del mundo no ha bajado de ese Olimpo. Nadal inició su carrera siendo un niño. Con tan solo 14 años emprendió rumbo a Barcelona para comenzar un entrenamiento que a los 15 años le permitió convertirse en un profesional. Ya con 17 años, todos hablaban de él, sobre todo luego de llevarse el premio de la Asociación de Tenistas Profesionales a la Revelación del año.

Desde entonces, Nadal ha ganado 14  títulos Grand Slam, un récord de 27 ATP World Tour Masters 1000, y 15 torneos ATP World Tour 500. Ha sido el único en ganar al menos un torneo Grand Slam durante diez años consecutivos. Pero claro, es humano: en la actual versión de Roland Garros, de la que era favorito para alzarse con el torneo, debió despedirse tras una lesión que sufrió en su muñeca después de haber pasado las primeras tres rondas sin perder un solo set.

Sin embargo, “El Rafa” no solo enfoca su vida en el deporte, sino que también está dedicado a colaborar con jóvenes que han sido marginados y excluidos por la sociedad. Es por esto que en el año 2007 el tenista creó la Fundación Rafa Nadal, enfocada en entregar programas educativos y deportivos a los niños más necesitados.

Integral y carismático, Nadal ha sido inspiración para muchos y objeto de deseo de las marcas más cotizadas. Así como lo han hecho reconocidos artistas como Rihanna con Puma, David Beckham con H&M y Kendall Jenner con Calvin Klein, Rafael Nadal ha inspirado las últimas colecciones del diseñador Tommy Hilfiger.

Es una tendencia que ha crecido en los últimos años. Rostros del cine, de la música o del deporte se han sumado a la industria de la moda para potenciar sus diseños y generar un vínculo más estrecho con el público. 

nadalint2

Nadal ya había colaborado con Tommy Hilfiger en el año 2015, cuando modeló en ropa interior para la marca. Sobra decir que la campaña tuvo una alta tasa de aprobación en el público y fue un éxito. El lanzamiento, que además incluyó Tommy Hilfiger Tailored y la fragancia TH Bold, fue realizado en Nueva York, en un torneo pop-up de tenis, donde el deportista retaba a sus oponentes en una competencia única de tenis en velocidad y se enfrentaba con celebridades y supermodelos, quienes cada vez que anotaban debían quitarse una pieza de ropa, para ir revelando los nuevos diseños de la ropa interior femenina y masculina Tommy Hilfiger.

Ahora el deportista es parte de la nueva colección primavera 2016, THFLEX Rafael Nadal Edition, la que está diseñada para el movimiento, con trajes de edición limitada que buscan mezclar lo sofisticado con el confort, los viajes y la funcionalidad. En la campaña publicitaria Tommy Hilfiger Tailored se podrá observar a Nadal en un arduo partido de tenis vestido con la colección, para demostrar la movilidad y versatilidad del traje.

El deportista ha sido amigo de Tommy Hilfiger y su familia durante años, es así como surge la idea de trabajar como embajador de “una marca americana tan icónica”, como señala el propio Nadal. La participación en esta campaña ha contado con el entusiasmo del tenista, que ha visto como su popularidad crece fuera de los courts.

Simple y humilde, Nadal se identifica con lo clásico y con la ropa que le brinda comodidad. Así, en el día a día, prefiere vestir de jeans y camiseta, un vestuario que de todas maneras no le resta ni un poco de luz al brillante personaje en el que se ha convertido. 

Pero si hay que vestirse para la ocasión, sabe muy bien qué hacer: “Invierte en calidad. Un traje clásico a la medida durará toda una vida. Asegúrate de que el ajuste sea perfecto, vale la pena visitar un sastre y entallarlo para la medida justa”.