Prendemos la  TV a la hora que sea y todo lo que vemos son programas de cobertura mundialera. Los grandes protagonistas, además de los países, son aquellos que transpiran la camiseta por dejar todo en la cancha. Lo cierto es que hay algo que resulta llamativo cuando observamos a los jugadores, en su mayoría, latinoamericanos: sus cuerpos están tatuados. En muchos casos, no se trata de un tatuaje o de dos, sino de grandes dibujos que casi no dejan ver la piel.

Los tatuajes son milenarios. De hecho, en 1991 se encontró una momia dentro de un glaciar de los Alpes austro-italianos, que según indican, tendría alrededor de 5.200 años de antigüedad. El cuerpo, bautizado como El Hombre de Hielo tenía 57 tatuajes sólo en su espalda.

wp-tatoo1-450

Si bien no existe un dato preciso del origen de los tatuajes, existen rastros en la historia que permiten orientarnos de sus comienzos. En Egipto, por ejemplo, el arte de tatuarse la piel tenía relación con la creación de significados rituales o simbólicos, y la gran mayoría de las personas tatuadas eran las mujeres, ya que aquellos dibujos les daban poderes protectores y mágicos. En las antiguas Grecia y Roma, eran usados como una marca para identificar a los criminales. Pero, en el caso del Hombre de Hielo, se cree que las marcas en la piel tenían un fin terapéutico, algo parecido a lo que conocemos como acupuntura.

Las tribus de la Polinesia utilizaban los tatuajes como una ornamentación corporal, que además de otorgaban jerarquía y respeto dentro de las comunidades. Los Maoríes, utilizaban el tatuaje para identificarse en batalla, y también para marcar el paso de la adolescencia a la adultez. En América, la cultura del tattoo arribó por barco con la llegada de Colón y de Cook en las islas polinésicas.

Actualmente, existen lugares propios del tattoo en América, en donde se evidencia su importancia cultural. El más importante, por su tamaño y diversidad es el Museo del Arte en México, le sigue el Triangle Tattoo Museum en EE.UU.

Con el tiempo, los tatuajes se han ido popularizando. Hace no mucho, esta práctica también funcionaba como identificación de clases sociales, relegándola a los sectores bajos y medio-bajos de las sociedades. Pero, desde hace diez años a esta parte, se desmitificó esa categorización, logrando un alcance completo.

La repercusión máxima llegó con el programa Miami Ink, pionero en mostrar el trasfondo de cada dibujo, otorgándole al tattoo importancia personal y espiritual. Sin embargo, en una entrevista a la revista Rolling Stones, Ami James -conductor del programa y el tatuador más famoso del mundo- sostuvo: “En la última década, en occidente, ha dejado de ser algo underground, se han puesto de moda. Vivimos inmersos en la cultura pop. Los niños desean todo lo que salga por MTV. Yo intento que detrás de cada trabajo haya una razón de peso. Porque las modas cambian, pero los tatuajes duran para siempre”.

wp-ami-450

Hoy, en plena Copa del Mundo, las transmisiones permiten visualizar los cuerpos tatuados con grandes dibujos. Así como Ami James considera que todo lo que pasa en MTV es tendencia, también lo son los protagonistas del campeonato deportivo más popular del mundo. Lo novedoso es que, la mayoría de los cuerpos que se dejan ver con esas grandes obras de arte corresponden a jugadores latinoamericanos. ¿Se tratará de una cuestión cultural o será una moda como lo denomina Ami? Para responder a estos interrogantes, conversamos con Marlon Parra, dueño de la empresa Tattoo Rockers que, entre otras personas, tatúa a Mauricio Pinilla y al técnico de la selección, Jorge Sampaoli.

–¿Como definirías hoy el “hacerse un tatuaje”?

–El tatuaje aún sigue siendo una forma de identificación y de comunicación a partir del lenguaje visual.

–¿A qué consideras que se debe que la gran mayoría de los jugadores latinoamericanos estén tatuados?

–Creo que los sudamericanos –en todo orden de cosas– somos muy apasionados, es finalmente una forma de manifestación.

–¿Es sólo una moda?

–El tatuaje difícilmente va a transformarse en una moda, ya que no es algo que se pueda desechar. Creo que esta conducta responde a que el tatuaje hoy está mucho más expuesto en las redes de comunicación y, por lo tanto, hay mucha más cultura y conocimiento sobre el tema.

–Eres conocido en el mundo del tattoo por ser el creador de varias de los dibujos de los jugadores de la selección…

–A nuestra tienda llegan a tatuarse muchos de los futbolistas del medio chileno, y de la selección también. He tenido el agrado de tatuar a Jorge Sampaoli , Marcelo Díaz, Gonzalo Jara, Mauricio Pinilla, y además he viajado a tatuar seleccionados de otros lugares del mundo, como el brasileño Grafite y Antonio Di Natale, Conti, Cossu de la selección italiana, entre otros. Por lo general se tatúan los nombres de sus hijos, imágenes religiosas, símbolos de la suerte y de protección en general.

 

Wp-tatuajes-450

–¿Crees que hay dibujos que identifican a ciertos sectores o consideras que depende del gusto de cada uno?

–No creo que este medio de expresión artística tenga que ver con la clase social de las personas. El arte no se mide con números, como otros parámetros en los que se miden las cosas materiales.