Algo que los identifique como pareja y que los invitados sientan ese sello particular que ambos han marcado desde el día que se pusieron a pololear. Justamente eso es lo que buscan los novios de hoy donde los convencionalismos, aunque existen, ya no forman parte obligado de la organización de un matrimonio. Es más entre mayor espacio a lo lúdico y a la imaginación la celebración se torna más entretenida y deja a todos con un excelente sabor y con los mejores augurios de esta futura boda de a dos. Decoración, música. tipo de banquetería, horarios… Ufff hasta los regalitos de recuerdo, pasando por el cotillón… Son muchísimos los detalles que deben ir en sintonía unos con otros, ya que la idea es mantener una línea del estilo que pretende ser la impronta de uno de los días más importantes de una pareja. En la actualidad vemos que cuatro son los tipos de matrimonios que principalmente gente joven está optando por tener, ya que apuestan por el relajo y la comodidad. Para guiar a quienes están pensando caminar al altar en este arduo trabajo, te ofrecemos cuatro estilos de bodas diferentes.

boda4

1.- Foodtruck. Los carritos con comida se impusieron en todos los eventos y ferias de país, ya que demostraron ser una alternativa top para crear ambientes distendidos y dejar de lado lo ‘ultraproducido’. Llegaron para quedarse, pues ofrecen diversas opciones de comidas, son completamente funcionales, el servicio es rápido porque las preparaciones también lo son y por si fuera poco, ocupan poco espacio. Además, un dato no menor es que contratarlos es a un precio accesible. Javiera Araos una de las socias de Eventos Trece-Trece, FoodTruck comenta: “Los novios confían aún más en esta modalidad. Partimos como una alternativa de trasnoche, o sea, nos encargamos de los postres o con el bar, pero con el tiempo ya nos convertimos en el menú principal, sin dejar de lado lo otro”. En cuanto al menú, va desde fish and chips, ñoquis, pizza y los requeridos sandwich de mechada y papas rústicas. También cuentan con helados artesanales, que son sensación por sus sabores: pisco sour, cola de mono, pepino de verdura, harina tostada y tuna.

boda2

2.- A la parrilla. Los chilenos hemos demostrado que todo se resuelve con asado, por un lado hacen que se quite la pena o permite celebrar algún éxito, por eso y en vista que nuestra cultura parrillera, María Teresa Figueroa vio una gran opción de negocio dirigido a los matrimonios, por lo que creó Asados y Corderos, donde los comensales se deleitan con una banquetería conde el punto central son las carnes. “Ofrecemos una propuesta campestre gourmet en base a parrillas que mantiene la elegancia y sofisticación propias de un matrimonio. A los invitados les encanta el cóctel parrillero que consta de entraña y malaya con pan amasado. Todas nuestras carnes son premium, así como los acompañamientos, pocillo de ensaladas, buffet de postres y trasnoche”. Entre los otras preparaciones que se destacan es el aperitivo chileno compuesto por mix de empanadas, choripán pituco (longanicilla de campo en pan pita con pebre), cebiche salmón palta, sopaipillas, machas a la parmesana, pastel de jaiba y brochetas de cabra”. En definitiva de este matrimonio nadie se va con hambre.

boda3

3.- Rústico. Este estilo pertenece a los novios amantes de la naturaleza, en su forma más pura. Disfrutan estar al aire libre y pasar el fin de semana en el campo, por lo que opta por un matrimonio entre flores, campos de trigo y el canto de los pájaros. Este tipo de ceremonias son en general conmovedoras. La decoración se compone de elementos naturales. Constanza Domínguez, socia directora de Casa García Huidobro indica que de acuerdo a sus años en el que trabaja en el rubro ha visto toda una evolución en las bodas, “Buscamos adaptarnos a las expectativas de los novios, por eso podemos organizar desde una fiesta con sólo cóctel hasta buffet más elaborados. La tendencia que nos han solicitado bastante es un evento de día con una ambientación más bien rústica, con diversas estaciones de picnic, tragos, aguas saborizadas, postres, todo por supuesto, rodeado de colores e iluminación en estilo clásico o moderno. Queda maravilloso porque lo realizamos en un barrio exclusivo de Chicureo, donde todo lo que se ofrece es de alta calidad”.

boda6

4.- Playero.  Si les gusta el mar, el sol y la naturaleza, la playa es el lugar indicado, una boda en las playas de Chile es más aún que nuestro país cuenta con preciosos espacios donde se puede organizar una celebración de este tipo. Javiera Gacitúa, chef banquetera de matrimonios ‘a la medida’ comenta que unos novios le pidieron que fuese en Zapallar, “nos trasladamos todo el equipo JG desde Santiago. Comenzamos el martes el montaje de una carpa transparente con el fin de que se viera océano, rocas, aves, vegetación. El viernes se adelantó el montaje del salón con una ambientación colorida, pero con el blanco como protagonista. Pusimos flores, accesorios de mimbre y tejidos, ya que era un matrimonio de día y debíamos estar listos bastante temprano. La ceremonia civil la hicimos en la plaza de Zapallar. Luego los invitados se trasladaron a Casa Wilson en donde se realizó el cóctel y almuerzo. La tarde fue bastante relajada disfrutando la vista al mar, buena música y tragos.