En este rincón, Francisco Ortega. Periodista, escritor, de trato intensivo en redes sociales, nerd total. En el otro rincón, Jorge Baradit: diseñador, novelista, igualmente activo en redes sociales y tanto o más nerd. Los dos escriben profusamente sobre la historia de Chile revisitada y lideran los rankings de los más vendidos. Hoy, cada uno está con un nuevo trabajo sobre los estantes: Ortega con Dioses chilenos (Planeta) y Baradit con la reedición de Synco (Random House). En resumen, mortalmente parecidos. Y también muy amigos. CARAS los juntó y este fue el resultado.

“¿Cómo lo haces para escribir y publicar tan seguido, teniendo señora y un hijo? —dispara su pistola láser de entrada Pancho Ortega—. Yo estoy trabajando ene, sacando dos libros anuales, lo que es mucho en un país como éste que no tiene la figura del escritor profesional. Pero vivo solo, lo que es una ventaja. Tú tienes familia, con un hijo que te adora y que es ultra nerd, que te apaña en todas (Jorge ríe); ven juntos Star Trek cuando a mí sólo me acompaña mi gata… Tal vez eso sea lo único que te envidio”.

Baradit, que no sabe de sentimientos impuros, reconoce: “A mí lo que me despierta es la competencia. Si tú lo haces bien, yo lo quiero hacer mejor, correr más rápido; un libro cada dos años ya no basta sino que tiene que ser uno ¡o dos anuales! y además una novela gráfica y un programa de tele. Es lo que sucede al estar al lado de gente muy soñadora, con cojones y fuerza”.

IMG_9617

“¿Viste que Jorge es un muy buen tipo?”, comenta Ortega. Y pasándose la mano por la cabeza, agrega:“Me gustaría tener tu pelo también, un pelo canoso, abundante; yo en cambio me estoy quedando pelado…”.

Baradit, un tanto incómodo, busca empatar en halagos: “A mí me encantaría ser sociable; tú eres amigo de todo el mundo, todos te conocen… Yo soy un tipo solitario, muy encerrado en mi pieza, mi casa, casi nunca salgo. Tenemos un grupo de chat y ahí siempre organizan salidas a tomar algo, asados en la casa de alguien. Nunca voy…”.

“Cierto —reconoce Ortega—, eres el único que no conoce personalmente a todos los del chat, y es un grupo súper variopinto: están Matías Asún, Javier Sanfeliú, Matías Anguita, Pablo Matamoros, Paolo Colonnello”, dice sobre este chat de Whatsapp que ha ido pasando por diversos nombres, algunos tan freaks como los
 Club M Rata
 (que armaron para mandarse fotos de la modelo Emily Ratajkowski); 
los hamster de Bowie 
(tras la muerte del cantante británico) y los Hamsters plásticos nucleares de StarWars. “Llega a ser vergonzoso lo nerd
que somos”, asume con justificado pudor Baradit, aunque Ortega lo ve como un club de machos.

—¿Sienten que como escritores encarnan la venganza de los nerds?

—¡Absolutamente! (a coro).

Para el autor de Synco e Historia Secreta de Chile “los nerds se tomaron el mundo”. A lo que el creador de Andinia y Logia agrega que quienes fueron nerds en los ’80 hoy toman las decisiones en el mundo. “Estamos escribiendo los cómics, creando las películas, saliendo en la tele, vistiéndonos de Star Wars y haciendo lo que de verdad nos gusta, asumiendo nuestra nerditud con total libertad”. Y muerto de la risa su amigo Baradit cuenta: “En una entrevista a Pablo Mackenna le preguntaron qué opinaba de los nerds y dijo: Esos desgraciados que nos devuelvan a las minas y ellos que regresen a sus agujeros”, ríen.

—¿Así que más encima ahora se volvieron sexies?

—No tengo idea (dice Baradit, que es casado y de estos temas no habla), pero la otra vez viendo una serie española que la está rompiendo, La casa de papel, la mina más linda dice: más que un buen físico o una linda boca, a mí lo que me cachondea es un tipo inteligente, capaz de entretenerme y decirme cosas insólitas (pronuncia con acento españolado). Pero yo soy un hombre felizmente casado así que no sé.

—¿Harían un libro juntos?

—¡Lo hicimos! (dice Ortega). Invitamos a un montón de gente, como Rodrigo Fresán, Edmundo Paz Soldán, Alvaro Bisama, entre un montón de escritores…

Eso sí aclara:

—Pero hacer un libro, codo a codo, tipo El Talismán de Stephen King con Peter Straub, no, eso no… Para mí es súper difícil trabajar con otra persona, a no ser que el texto tuviese dos partes y que cada uno se encargue de una… Soy mañoso en mis relaciones de pareja, imagínate escribir… De lo que sí estuvimos a punto fue una película de terror con Nicolás López; era idea de Miguel Asencio (su socio en la productora), pero al final Nico se puso a hacer comedias románticas y hasta ahí llegó todo…”.

Baradit bromea:

—Es que está muy ocupado haciéndose millonario, jajaja.

—Si tuvieran que escribir de la dictadura chilena, qué episodios o personajes escogerían?

Ortega sin dudarlo:

—A Francisco Javier Cuadra, tiene una cosa tipo Lex Luthor (archienemigo de Superman), de villano de cómic, con todos esos rumores de su superpotencia sexual… Dicen que fue idea suya lo del Cometa Halley. Pinochet estaba desesperado porque los gringos estaban abriendo un montón de archivos y él en esa reunión tomó el Almanaque Mundial del ’86 con el cometa en la portada y se le ocurrió divulgar que pasaría por Chile, ¡pero nadie nunca lo vio!… Esa conspiración es mejor que cualquier otra.

IMG_9540

Baradit opta por un par de siniestros personajes: Manuel Contreras e Ingrid Olderock. “Dos monstruos chilenos. Si no fuera por la figura del genocidio político o del asesinato en masa, ellos serían los más grandes asesinos seriales de nuestra historia, sólo superados por Arturo Alessandri Palma, que mató más gente que Pinochet pero en un gobierno electo”.

Francisco Ortega salta en cuanto oye el nombre del dictador: “Yo estoy trabajando con la figura de Pinochet. Con Félix Vega (famoso dibujante radicado en Francia) estamos haciendo una novela gráfica que partió como una obsesión suya y que luego me contagió; está quedando increíble, un viaje al interior de la cabeza de Augusto. Es un historia de terror, heavy”.

—¿Qué figura actual escogerían para armar una historia?

Ortega: “Me pregunto qué habría pasado si Lavín hubiese salido presidente en lugar de Lagos”.

Baradit: “O qué habría pasado si no hubiese ganado Allende. También me gusta mucho la figura de Michelle Bachelet: hija de un general, que estuvo en el corazón del mundo militar, con su padre asesinado en dictadura, participa en la resistencia, se integra a sus equipos médicos, atiende a hijos de detenidos y luego se convierte en Presidenta de la República, ¡una historia de novela!”. “Nuestra princesa Leia —apunta Ortega—. Una mujer nacida en el mundo militar que se termina integrando a la resistencia”.

IMG_9538

Y recurriendo a sus anales nerds, recuerdan que hubo un momento en que Pinochet, la dictadura y la saga de Star Wars estuvieron unidas: “El día que atentaron contra el dictador (1987), en TVN —que era el canal estatal— estaba estrenando El regreso del Jedi, que es una película donde un grupo de rebeldes de izquierda intenta asesinar a un dictador; en la vida real no funcionó pero en la fantasía sí… La transmisión se interrumpió para dar la noticia”, cuenta Baradit.

Y Ortega aporta otro dato aún más insólito: “Y el día en que murió el Mamo Contreras en TVN cortaron la transmisión de El imperio contraataca. ¿Te das cuenta? Toda la historia de la dictadura en Chile tiene que ver con Star Wars. ¡Si Pinochet hasta se vestía como Darth Vader!”.