Encabezando la tropa de la Sydney Dance Company, uno de los grupos de danza más respetados de la escena global, el español Rafael Bonachela trae de regreso al grupo australiano con un espectáculo doble: Frame of Mind y Lux Tenebris, ambas aclamadas por la crítica y el público. Cuerpo, luz y música forman el combo que se presentará en el Festival Teatro a mil y del cual Bonachela adelanta a CARAS los imperdibles de su vanguardista propuesta.

—¿Cuáles son los elementos que conectan un Frame of Mind y Lux Tenebris?

—Lo que conecta ambas obras es mi estilo coreográfico personal, que comunica estados emocionales y relaciones humanas a través de un tipo de movimiento intensamente físico y abstracto. También el hecho de que siempre me siento inspirado por los bailarines y el amor de crear una obra que saca lo mejor de ellos.

—En tu trabajo colabora un músico de The National, además de haber sido coreógrafo de figuras como Kylie Minogue, ¿qué relevancia le da a la música para una obra en danza contemporánea?

—La música para mí es una parte muy importante de mi trabajo. Me siento cómodo coreografiando una canción pop o una pieza sinfónica de música, todo se trata del contexto.

El catalán es experto precisamente en conectar con perfección esos contextos. “Las dos piezas que presentamos tienen un tacto, aspecto y humor muy diferente entre sí. Frame of Mind es un trabajo premiado, ambientado por Bryce Dessner en un cuarteto de cuerdas. Un trabajo muy personal, lleno de vida y determinación, con una partitura muy viva y poderosa. Lux Tenebris está coreografiado a una partitura electrónica por el compositor australiano Nick Wales. Emergiendo de un paisaje sonoro oscuro, el movimiento sigue ritmos profundos, inesperados y viscerales; agudos y repentinos giros entre los bordes de la luz y la oscuridad. Un baile con rayos de luz y rincones oscuros. Profundamente emocional: respuesta y sentimiento bailando en planos eternos y temporales, los cuerpos salen y regresan: descubrimos un lugar, negro de tinta, donde hay espacio para la belleza y la luz”.