Durante mucho tiempo la población de Caimanes (comuna de Los Vilos, Región de Coquimbo) cercana a la mina Los Pelambres, vivió en silencio y en su círculo mas inmediato su dolor. Su dolor por la falta del agua, la sequía de su valle y la pérdida de sus cultivos. Esto por efecto de los trabajos mineros que afectaron las aguas del sector.

Durante largo tiempo el tema estuvo ciscunscrito al mero descontento de los habitantes del lugar, pero cuando ya no dieron más se instalaron en el camino que une Salamanca con la mina y lo cortaron, eso fue a fines de febrero y comienzos de marzo. Recién ahí el resto del país supo realmente que había gente descontenta en esa pequeña localidad. ¿Por qué?

Vamos por parte. Los actores son: una minera llamada Los Pelambres, perteneciente a Antofagasta Minerals que es del grupo Luksic. Está en funcionamiento desde el año 1999 y se dedica a la “explotación y producción de concentrado de cobre y molibdeno”, como definen en su web www.pelambres.cl. Por otro lado están los habitantes de Caimanes, que alegan que el trabajo de la empresa pone en riesgo el suministro hídrico, por lo que demanda la restitución del cause natural de las aguas intervenidas por parte de la minera.

Finalmente las partes llegaron a un acuerdo en relación al corte del camino. En paralelo el juez del Juzgado de Garantía de Los Vilos, Jairo Martínez dictaminó que se demoliera el tranque El Mauro. Esto permite que las aguas corran hacia el río Pupío. Claro que aquí surgió otro problema. La comunidad aguerrida y molesta comenzó a inquietarse porque la decisión podría provocar el cierre del mineral, lo que tendría un impacto económico en el sector, incluso más allá de Caimanes. O sea, habría agua pero no la misma actividad, ni trabajo, ni ventas. Y por lo mismo hay habitantes que no quieren que la mina cierre.

Increíble que solo solucionemos las cosas con blancos y negros, dos posturas tan antagónicas que no logran entenderse ni encontrar una salida amable, o sea no afectar las aguas de una localidad , o varias , ni cerrar la minera.

¿No será posible hacer minería en Chile sin afectar al entorno? Algo pasa con nuestras legislaciones que permiten actividades, que luego la práctica demuestra como no viables para una comunidad y nos enteramos solo cuando éstas desesperadas por ser ignoradas actúan manifestándose de cualquier forma…

 

Comentarios

comentarios