Este mundo está lleno de sinsentidos. ¿Un ejemplo? El 5 de junio es el día Mundial del Medio ambiente y un día antes se respira en la capital un aire tan malo que es necesario decretar alerta ambiental. Me recuerda a Condorito y sus clásicos ¡plop!

Claro que en esta oportunidad la celebración – que se realiza internacionalmente desde el año 1973 y que fue establecida por la Organización de Naciones Unidas– más que para tomar conciencia del problema de las grandes ciudades y el aire se puso el énfasis en la alimentación. El lema es: “Piensa. Aliméntate. Ahorra” y su objetivo es poner sobre la mesa el tema de la reducción de los desechos y la pérdida de los alimentos.

Y es que aquí donde se unen varios temas como las inequidades sociales. Según impactantes cifras de la FAO (Food and Agriculture Organization, dependiente de las Naciones Unidas), una de cada siete personas se acuesta cada noche con hambre y más aun: sobre 20.000 niños de menos de 5 años mueren al día nada menos que por falta de comida ( ¿Otro sin sentido? Porque hoy se considera la obesidad como una pandemia).

Por otro lado, el tema de la basura que desde hace años y en forma creciente nos amenaza con su creciente presencia gracias a nuestro mal manejo de ella. La misma FAO señala que anualmente se desperdician nada menos que 1.3, billones, sí leyó bien, BILLONES DE TONELADAS DE COMIDA. La energía es otro elemento que se involucra en este proceso debido a que en la producción de un alimento hay una huella de carbono y otra de agua involucrada.

Por eso la idea es que el cotidiano e indispensable acto de alimentarnos sea una decisión responsable y conciente, además de saludable con tu cuerpo y, por su puesto, con el ambiente que te rodea y provee. Piensa. Aliméntate. Ahorra es como el mantra que debe acompañaros en la mesa y fuera de ella no sólo este Día del Medioambiente.

>Aquí algunos tips que podrían ser de gran ayuda:

- Elige alimentos de bajo impacto, como lo orgánico
- Consume lo necesario.
- Sírvete cantidades que puedas comer.
- Revisa tu despensa y consume lo que tienes antes de comprar más.
- Prefiere alimentos elaborados en tu zona así no es necesario el transporte.
- Prefiere productos con menos embalaje pero que o influyan en su calidad.
- Recicla los desechos que deriven de ellos.

>En este link también podrán encontrar más información www.unep.org

Comentarios

comentarios