Aunque me gusta y practico la alimentación sana, confieso que un plato de papas fritas es un placer culpable por el que me dejo tentar. Después me siento fatal no sólo por el efecto de la frituras en mi organismo, sino también por la cantidad de aceite que queda después de prepararlo. ¿Te has preguntado dónde botarlo? Por el lavaplatos es un crimen por su efecto contaminador, en la tierra ¡uf! quién le haría eso a una planta. Si este tema no es fácil a nivel doméstico, imagínate qué ocurrirá en las grandes cadenas alimenticias y restaurantes.

Hace pocos días el Seremi de Medio Ambiente de la Región de O’Higgins, Felipe Avendaño, dijo que “con sólo un litro de aceite que se echa al alcantarillado se contaminan cerca de mil litros de agua”. Sus palabras van de la mano con la iniciativa que se realizó hace unos días en Rancagua. En esta ciudad 28 restaurantes y fuentes de soda acumularán este desecho para entregarlo a fin de que se recicle. La idea es convertirlo en un biocombustibles y por supuesto evitar contaminar las aguas, tal como dice la Norma 609 de emisión para la regulación de contaminantes asociados a las descargas de residuos industriales líquidos a sistemas de alcantarillado.

Muchas veces nos olvidamos que hay una responsabilidad de parte de quienes manipulan elementos como el aceite pero también es importante crear las bases para facilitar este trabajo y esta propuesta que ya está en funcionamiento es una muestra de ello. Ya hay quienes se encargan de esto de manera profesional y en este caso los encargados del retiro (en forma gratuita)  pertenecen a la empresa Ecopacto y su tarea será convertirla en biodiesel. Pero no es la única alternativa en el mercado; también existe Bioils quiens se encargan de los aceites vegetales y posteriormente los transforman en jabones, detergentes, velas o aceites industriales.

Wp-vela-450El reciclaje cada día se instala más en nuestra sociedad de una manera práctica, intentando facilitar la vida a la hora de enfrentar temas de descontaminación del planeta.

 

Comentarios

comentarios