Varias veces se ha escrito que la mejor película de Woody Allen es su propia vida. Si así fuera, no se trataría de una de sus habituales comedias sino de un feroz drama. Obsesivo acerca del erotismo, el director está en crisis justo en medio de la campaña contra el acoso sexual. Por primera vez en 52 años de carrera, no filmará en 2019 porque no encuentra un financista. Además, Amazon decidió que no estrenará Un día de lluvia en Nueva York, ya filmada. No se trata de que sus filmes no capten público sino que, en el actual ambiente, Allen tiene un perfil tóxico.

RAINY-DAY-IN-NEW-YORK-1214747

Como en una tragedia griega, su pasado lo condena. Ronan Farrow, el periodista que comenzó la campaña contra los abusos, el que hizo caer al poderoso productor Harvey Weinstein, está acusando al propio Allen desde hace años.

Ronan Farrow tiene 31 años, es hijo de Mia Farrow y cuando él nació la pareja de la actriz era Woody Allen. Su nombre de origen es Satchel Ronan O’Sullivan Farrow, le decían Satchel, y creció como hijo del cineasta. Sin embargo, en la adolescencia eligió llamarse Ronan Farrow y renunciar a su vínculo con Woody Allen. En 2013, Mia declaró a Vanity Fair
que Ronan “probablemente” es hijo de Frank Sinatra, su primer marido, ya que nunca terminó su relación con él mientras era pareja de Woody. Y como en una farsa de Shakespeare —al que le encantaban las comedias de equivocaciones— si se compara una foto de Ronan con una de Sinatra en sus años jóvenes, es “probable” darse cuenta de que se parece más al cantante que a Woody, e incluso que a la propia Mia.

mia-farrow

El padre-cuñado 

Ronan tenía cinco años cuando, en 1992, estalló el escándalo que terminó con la relación de Mia Farrow y Woody Allen. Por si alguien no lo recuerda, hay que remitirse a unas fotos de papel que Mia encontró entre las ropas de su hija adoptiva Soon Yi. Eran imágenes “de alto contenido erótico”, como decía la prensa, y Soon Yi aparecía desnuda. En medio del shock, Mia se percató de que habían sido captadas en el departamento de Woody.  Enfrentó a Soon Yi, ella reconoció la evidencia y se fue del departamento materno. Nunca volvió.  

woddy-allen-soonyi

Es verdad que Soon Yi no era hija biológica de Mia, ni menos de Woody; por eso se habló de incesto sicológico y no de incesto a secas. El cineasta fue éticamente cuestionado y por años él 

y Soon Yi fueron la pareja maldita que nadie quería frecuentar. Se casaron en 1997, y según Ronan, los diez hijos de Mia se refieren burlonamente a Woody como “el padre-cuñado”. 

Al año siguiente del escándalo, 1993, se comenzó a murmurar que la ruptura entre Allen y Mia Farrow no se debía solo a Soon Yi, sino que el director había tenido “un incidente” con Dylan, la niña que ambos habían adoptado en 1985. Hubo dos investigaciones médicas que descartaron abuso, pero el juez declaró que el comportamiento de Allen “era gravemente inapropiado”. Posteriormente el fiscal y Mia decidieron retirar los cargos para evitarle más daños a Dylan. 

En 2014 Dylan —ya de 30 años— publicó una carta describiendo el abuso y en 2016, Ronan escribió en The Hollywood Reporter. “Yo creo en mi hermana (…) Incluso a los cinco años me preocupaba el extraño comportamiento de nuestro padre a su alrededor, meterse en su cama en medio de la noche, obligarla a chuparle un dedo, un comportamiento que lo obligó a iniciar una terapia centrada en su conducta inapropiada con los niños, aún antes de las acusaciones”.

Woody Allen ha negado siempre los cargos y acusa a Mia de “manipular” a su hija. Nunca se ha referido públicamente a Ronan.