Luego del éxito mundial de La casa de papel, que pronto estrenará su tercera temporada, la actriz se ha vuelto una de las más influyentes de su generación y además la española con más seguidores en Instagram. Su fama y talento la han llevado a internacionalizar su carrera, interpretando papeles junto a actores de la talla de Rupert Grint, con quien comparte en la serie Snatch.

En España el rostro de Úrsula Corberó (29) es conocido hace más de una década. Nacida y criada en Sant Antoni de Vilamajor, quiso ser actriz desde los siete años. Su carrera se impulsó tras su papel como Ruth Gómez en la serie de Antena 3 Física o química. Desde ese entonces le siguieron contratos como modelo y participaciones en producciones locales. Pero su fama mundial no llegó hasta comienzos de 2017 cuando interpretó a Tokio, una joven independiente y decidida en la exitosa serie de Netflix La casa de papel.

Es deportista, activista, cocinera, amante de los animales y de las emociones fuertes. Al principio no le gustaba compartir su vida privada, pero con el tiempo se dio cuenta de que era inevitable. A nadie lo educan para ser un personaje público”, aseguró la actriz. Con el estreno de la serie, Úrsula comenzó a compartir su vida personal en redes sociales. La frescura de la actriz enamoró a sus fans y en poco tiempo se convirtió en la española con más seguidores en Instagram. Hoy más de 6.4 millones de personas siguen a diario sus cambios de look y la relación que mantiene con Chino Darín, hijo del reconocido actor Ricardo Darín, con quien lleva tres años como pareja.

A comienzos de 2018, su imponente interpretación como Tokio llamó la atención de Rupert Grint, conocido por su rol de Ron Weasley en Harry Potter, quien la reclutó para participar en la serie británico-estadounidense Snatch. La actriz interpretó a Inés, una asesina a sueldo cabecilla de una organización delictual. 

Su último proyecto cinematográfico fue el rol protagónico en El árbol de la sangre, la última producción del director español Julio Medem. Es completa, rápida, capaz de clavar el matiz que le pidas y muy profesional. Soy un fan, se intuye que ahí hay una estrella”, fueron las palabras de Medem al trabajar con la actriz.

Pareciera ser que Corberó está en su mejor momento. Acaba de comprar su primera propiedad, un estudio en el barrio de Chamberí, es rostro de la reconocida marca de joyas Bvlgari y está terminando el rodaje de la tercera temporada de La casa de papel. Todos los ojos están puestos en la actriz que, sin quererlo, ha influido a una generación completa. Y al parecer no tiene intenciones de parar.