Conocido por sus obras ambiciosas, Alejandro González Iñárritu (Amores Perros, 21 gramos, Babel, Gravedad) sigue su cruzada por hacer películas absolutas. El turno esta vez es Birdman, nominada a nueve premios Oscar, entre ellos mejor película, director, actor principal (Michael Keaton), secundario (Edward Norton) y femenino secundario (Emma Stone).

Birdman funciona como una especie de expiación para Iñárritu, pues esta vez el sufrimiento gratuito de sus personajes dijo basta. Ahora la comedia negra, las referencias cruzadas, el cuestionamiento al rol del creador entregado al arte o vendido a la industria se pasean, igual que la cámara, en un gran plano secuencia que sobrevuela un pequeño gran momento del protagonista. 

Riggan Thomson (Keaton), es un famoso superhéroe retirado que está a punto de debutar en Broadway dirigiendo, actuando y adaptando nada más ni menos que De qué hablamos cuando hablamos de amor, de Raymond Carver. Enfrentado al reto, Riggan hace frente a sus mayores temores: reencontrarse con su hija recién salida de rehabilitación (Stone); con los fantasmas del éxito pasado frente a un público de ‘tablas’ y a un insoportable actor de método (Norton) que hace florecer sus monstruos e inseguridades. Todo esto mientras sus alucinaciones con su traje de Birdman y sus súper poderes crecen con aplastante decadencia.

Película totalmente jugada, con una cinematografía que es un espectáculo en sí, Birdman da en el clavo cruzando en el espejo a Keaton —el primer Batman global— con Riggan Thomson: dos actores que viven en el recuerdo colectivo y que quieren dejar algo ‘perdurable’.

Birdman vuela alto. Es el lado oscuro de Hollywood. Quizá por eso también no se lleve todos los premios que realmente merece. Aceitada y en tonalidad de mitológico Ícaro, Michael Keaton no tiene pudor en facturar el personaje de su carrera: Birdman, no Batman. Un hombre alado que se pasea en calzoncillos por Nueva York mientras una batería tocada por un epiléptico le da ritmo a una vida que se cae a pedazos.  

> Revisa el tráiler de Birdman