Si alguien conoce la estrategia para brillar eternamente en Hollywood, esa es Sandra Bullock. Supo desaparecer en uno de sus mejores momentos en el cine en 2014 –cuando incluso era la actriz mejor pagada de la industria, con ingresos superiores a los 50 millones de dólares tras el estreno de Gravity (2013), según Forbes– para dedicarse a tiempo completo a criar a su hijo Louis de 5 años, a quien adoptó en 2010 junto a su ex pareja, el actor y productor Jesse G. James. “Hemos pasado mucho tiempo madre e hijo con Louis. Viajamos a Nueva Orleans, para que conociera dónde nació”, dijo en The Ellen Show el mes pasado. 

Pero como la diva que es, Sandra Bullock también supo cuándo volver a los escenarios. Tras condenar a sus fanáticos con un año de ausencia, la espera terminó. Una simple aparición en la premiere de su última película, Los Minions –que a partir de hoy estará en los cines de nuestro país– le significó toda la atención de las cámaras.

Wp-sandra-mas-minions-450

“¿Dónde estabas, Sandra?”, le preguntaban una y otra vez los periodistas y también los fanáticos. La actriz, que interpretará la voz de la villana Scarlett Overkill y en la voz de su marido estará el actor de Mad Men, Jon Hamm, contestaba una y otra vez que estaba junto a su pequeño y que él no entiende que su madre sea la voz de un personaje animado. “No comprende lo que yo hago. Solo que voy a trabajar. Si lo llega a hacer, voy a estar impactada. Ese niño no para de sorprenderme”, aseguró al canal E!.

Al más puro estilo Miss Simpatía, la actriz tapizó de vanguardia la alfombra ‘amarilla’ que cruzaba el auditorio Shrine de Los Ángeles con combinación perfecta de un auténtico little black dress de Roksanda y un par de zapatos amarillos “estilo minion” diseñados por Rupert Sanderson. Ojos y pestañas literales en los pies de Sandra en honor a la pequeña tribu amarilla. Un simple click y las fotografías de la ganadora del Oscar por The blind side (2009) y de su particular outfit, se esparcieron en cuestión de segundos por Internet.  Revolución mediática total. Tras saltar a la luz que el par costaba 800 dólares, la artista confirmó que ese dinero sería donado a la organización Art+Practice, que promueve el desarrollo de la cultura y la educación.

Wp-zapatos-minions-450

La cinta dirigida por Pierre Coffin y Kyle Balda, el director de Toy Story 2, se proyecta como uno de los mejores estrenos animados de la temporada tras surgir de la saga Gru, mi villano favorito. En su primer fin de semana en España recaudó 6 millones de dólares y se pronostican unos cien a partir de este viernes en Estados Unidos. Con un ágil y cómico spin off  ambientado en 1968, Los Minions traen consigo el regreso del poder y el encanto de esta diva por la que no parecieran haber pasado 50 años y que hoy no tiene reparos en cuestionar la industria cinematográfica. “Siento que estamos en temporada abierta de caza de mujeres por parte de los medios de comunicación, y no es una caza por cómo te comportas, por cómo es la persona, sino por cuál es su aspecto y su edad”, dijo a E!. 

Eso, aunque también haya sido coronada como “la mujer más bella del mundo” según People a principios de año. “Este premio es ridículo”, dijo cuando supo que había obtenido el primer lugar por sobre modelos y artistas más jóvenes como Gigi Hadid (20) y Shay Mitchell (28). “Dije que lo aceptaría si me dejaban hablar de las que son, para mí, las auténticas mujeres hermosas, esas que se levantan y luchan por llevar sus negocios o sus proyectos, que se apoyan mutuamente.”, reveló a E!. Después de vivir la maternidad alejada de la industria, Sandra Bullock vuelve a actuar pero bajo el sello notorio de una artista que, con una trayectoria de casi 30 años, no da explicaciones de su lucha por cambiar los estereotipos de la mujer en el cine comercial y vive felizmente una maternidad en solitario. Bravo por Sandra, la diva de Hollywood, ha vuelto en gloria y majestad.