De chico malo a galán romántico. Así ha sido el ascenso en pantalla de Matthias Schoenaerts (37). En el reciente remake de la película Lejos del Mundanal Ruido el belga sacó suspiros en la audiencia y -pese a que tiene una sólida carrera en el cine en Europa y Hollywood- ‘apareció’ como novedad para muchos ojos femeninos, tal como le sucedió a Colin Firth después de la miniserie Orgullo y Prejuicio (1995) por su presencia clásica.

Wp-Mathias-2

Guapo (pero no más que una infinita fila de musculosos artistas de rasgos perfectos), este nuevo galán pronto captó la atención de variados agentes en la industria, incluida la moda: Louis Vuitton pronto lo fichó como modelo para fotos y videos de la marca destacando una dulce intensidad. La misma que cautiva a Kate Winslet y Michelle Williams, quienes lo tienen de coestrella de sus nueva cintas (A Little Chaos y Suite Française). Mientras, un ejército de admiradoras suma nuevas integrantes a sus filas.

Con un talento que lleva a sus personajes a una sensibilidad que cruza la pantalla, Matthias Schoenaerts y sus expresivos ojos se hizo inolvidable para muchas con sólo dar una mirada. Única.

Comentarios

comentarios