Una década tardó en salir el sol para Jennifer Aniston. Luego de que se coronara como “la cornuda más bella del mundo” después de que Brad Pitt la dejara por Angelina Jolie, hoy, la actriz que dio vida a Rachel en Friends, se pasea radiante por las playas de Bora Bora en sus días de luna de miel con el director y guionista Justin Theroux. Cuando él acaba de cumplir 44 años y ella los 46, Aniston dejó la soltería que le quitaba el sueño a tantos.

Como la pareja de actores, el patrón se repite en el mundo entero. La regla dorada de que la mujer de el “sí” antes de cumplir los 20, quedó en el pasado y lo confirman cifras. En Inglaterra la edad promedio para casarse superó los 31 años en 2011, según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas, y en ciudades como Nueva York y Washington D.C., ocurre lo mismo desde hace más de cinco años. En Chile, las mujeres se casan sobre los 30 desde 2012, según el promedio del último Informe de Estadísticas Vitales del INE

Wp-cameron-diaz-benji-madden-450

Extremadamente bellas y eternas codiciadas de la escena como Cameron Díaz (42), que finalmente rompió el hielo con el cantante de punk pop Benji Madden en una ceremonia secreta principios de este año, encabezan la lista de las actrices con más de cuatro décadas en el cuerpo que han llegado al altar en el último tiempo.

Pero, ¿cuáles son las ventajas de ser novia después de los 40? Teorías hay muchas. El sólo hecho de que la expectativa de vida aumentara con los avances de salud y tecnología y que “los antiguos 30 hoy son los nuevos 20”, encabezan la lista. La estabilidad económica, la madurez de las emociones con respecto a los años dorados de la juventud y el “tener una segunda oportunidad en el amor”, también son puntos a favor de la nueva opción que está de moda entre las famosas.

Wp-julianne-moore-husband-450

A esta tropa de actrices, también se unen Julianne Moore, Sandra Bullock, Elizabeth Hurley y Salma Hayek que también esperaron para casarse en el que dicen es ”el mejor momento de sus vidas”. Algunas de ellas incluso lo han hecho después de cumplir los 50 y dicen tener la receta perfecta del matrimoio: “El sexo no es lo que hace que las relaciones duren, hay otro tipo de pegamentos”, dijo la actriz Hellen Mirren (70) que se casó a los 52 con el director Taylor Hackford. Lo que antiguamente era impensado e incluso “de mala suerte” para la prosperidad de una nueva pareja, hoy se vuelve tradición con estadísticas que apoyan la tendencia y serán cada vez más novias que a sus 40 años se aventurarán a pisar el altar, aunque sea por segunda vez.