“Nunca imaginé que sucedería, ni en un millón de años”, volver a empuñar el mítico sable de luz no estaba en los planes de Luke Skywalker, perdón, de Mark Hamill (64). Es que separar al personaje del actor es una tarea difícil. Después de todo, el hijo de Darth Vader es el símbolo de varias generaciones. Gente que tuvo la oportunidad de ver el estreno de las películas y quedaron marcadas por el fervor que estas causaron, legando a sus hijos el fanatismo por el mundo de la fuerza y el lado oscuro.

La saga de Star Wars está de vuelta y promete convertirse en la película estrella del 2015. En su primer día de pre-venta de entradas, ya logró superar los US$ 6,5 millones en Estados Unidos y su último video de adelanto ya alcanza 50 millones de visitas. Pero no hay mucho de que sorprenderse eso sí. Después de todo, sus primeras tres entregas son famosas por convertirse en las más taquilleras de sus respectivos años de estreno. Y Una nueva esperanza figura en el 2º puesto de las cintas de mayor recaudación con US$ 1.485.517.400, según rankings de películas ajustadas a la inflación de su época. Es por esto —y sin tener la necesidad que adentrarnos al culto que se forma alrededor de los jedis por parte de los más fanáticos— que el estreno en diciembre genera tantas expectativas en todo el mundo. “Había olvidado el impacto y significado que tiene Star Wars para las personas que fueron las primeras en ver las cintas y para los jóvenes que han crecido toda su vida con la saga. Se nota que marcó sus vidas del mismo modo que ocurrió con la mía. Es hermoso”, cuenta Hamill.

wp-mark-4501

George Lucas me dijo que quería que la saga de Star Wars siguiera, aun cuando no sea él quien las dirija. Asumí que yo ya no iba a volver porque mi papel tenía un inicio, desarrollo y final. Mi historia ya había acabado. Pero entonces George me habló sobre volver a mi papel si es que quería y si es que no… simplemente me iban a sacar del guión”, dice entre risas. “Por supuesto que no quería rechazar esa chance. No tenía elección”. A pesar de ello, el actor admite que su regreso estaba aún determinado por un simple factor: Carrie Fisher y Harrison Ford también debían aceptar estar en el proyecto. Las estrellas se alinearon en esta galaxia y la situación se dio, así se pudo ver a Han Solo sacando lágrimas a muchos con su frase “Chewie, estamos en casa”. Tal vez sea por la efervescencia producida en estos meses, por lo cercana que está la película, pero Hamill ya no esconde su entusiasmo por volver a tener el éxito que una vez tuvo.

“Esta vez apreciaré esto de una forma en la que no podía hacerlo cuando era joven”. Vivirá tal estrella de rock, a pesar de que siempre tuvo una fanaticada que le recordó por su papel como Luke. En parte es por ellos que trabajó sin cesar intentando olvidar al joven de la emblemática escena “Yo soy tu padre”. “Mucho tiempo ha pasado. Antes ocupaba mucho tiempo de mi vida dejando Star Wars detrás, así poder moverme y hacer otras cosas, disfrutar a mi familia, hacer doblajes y alejarme de todo lo que significa estar dentro de una famosa franquicia de películas”.

Pero a pesar de estar confirmado para la cinta Star Wars: El despertar de la fuerza, el actor no ha aparecido en los trailers ni en el póster oficial —donde solo su nombre aparece escrito—. Así, en cada avance que ha salido, todos los fans lo buscan tal cual ¿Dónde está Wally?, pero la tarea no ha dado buenos frutos. Es por ello que muchos rumores se han generado. ¿Acaso el héroe ha caído en la tentación del temido lado oscuro? Incluso han vuelto a salir a flote viejas grabaciones donde el actor habla sobre sus ganas de militar junto a los sith, la versión maligna de los jedi. “Lo conversé con George Lucas. Como actor, sería mucho más divertido de interpretar. Debí regresar con partes del pelo rapado y teniendo a Han Solo en la mira (tras El imperio contraataca)”.

wp-mark-450-2

Algunos más fríos apuntan a que simplemente se trata de una estrategia por parte de Disney, la que posee actualmente los derechos de la franquicia, para provocar un mayor impacto cuando el héroe regrese a la batalla. Para Mark, su casi nula aparición no ha sido un tema fácil. “La parte más difícil es no poder hablar de ello, porque todos se mueren por saber detalles del guión y entender cómo todo finalmente se mezclará”.

—¿Fue una sorpresa no estar en los primeros trailers?

—No, porque la nueva película está enfocada a introducir una nueva generación de personajes. Estoy en la película junto a los personajes del reparto original como apoyo a los nuevos rostros, justo como Peter Cushing (Wilhuff Tarkin) y Alec Guinness (Obi-Wan Kenobi) estuvieron ahí como figuras icónicas en las primeras entregas. Este es un nuevo capítulo y una diferente aproximación a Star Wars, la gente debe mirar hacia adelante.

—¿Cómo fue conocer al nuevo reparto?

—Todos son sorprendentes actores. Creo que hicieron un gran trabajo, no sólo con los personajes, sino también con todas las personas elegidas en el casting. John Boyega es simplemente maravilloso, también están Adam Driver, Oscar Isaac y Andy Serkis. La película está en muy, muy buenas manos.

Constantemente contesta a las preguntas de sus fanáticos en su Twitter @HamillHimself.