“¿Qué pasa cuando las estructuras de poder y las normas sociales se hunden? ¿Quién sobrevivirá?”, explica Pitt en su regreso a la pantalla.

Una avalancha de muertos vivientes que muerden y atacan sin parar. Desde las películas de George A. Romero que estos seres estaban en estado de latencia y ahora —de la mano de Brad Pitt y de la exitosa serie The Walking dead—, despertaron para abrir otro flanco en la invasión de películas de horror post-apocalíptico: Guerra Mundial Z.

“El libro de Max Brooks trata el género zombie como una pandemia global que se propaga de forma similar a los virus que vemos en televisión. ¿Qué pasa cuando esto rompe las convenciones sociales? ¿Qué pasa cuando todo lo que nos importa hoy se esfuma? ¿Qué pasa cuando las estructuras de poder y las normas sociales se hunden? ¿Quién sobrevivirá?”, explica Pitt en su regreso a la pantalla luego de las noticias que lo tenían más conectado a la mastectomía de Angelina Jolie y su reconocimiento que, a los 49 años, sufre de prosopagnosia, una enfermedad que no le permite recordar rostros.

Y aunque la adaptación del texto original no fue del todo afortunada —la aparición de la familia de Gerry Lane (Brad Pitt), casi no se justifica—, parece que la audiencia global está sedienta de sangre. “Vivimos una era de cambio y escepticismo, así que los zombies nos atraen. Ellos simbolizan una gran metáfora, representan una especie de inconsciencia y son como un espejo que refleja lo que está ocurriendo en el mundo. Nosotros como seres humanos, como especie, estamos aletargados en cierto grado y a la larga debemos despertar”, explica Marc Forster, el director de la película.

Y aunque la adaptación del texto original no fue del todo afortunada —la aparición de la familia de Gerry Lane (Brad Pitt), casi no se justifica—, parece que la audiencia global está sedienta de sangre.

Pitt, el héroe anónimo, un ex funcionario de la ONU que no quiere problemas, pero termina haciéndose cargo de salvar lo que queda de humanidad, representa, junto a sus muertos vivientes, el espíritu de estos tiempos: Un mundo donde las masas caminan hacia sus trabajos como zombies, trabajan y pagan cuentas ídem mientras se enchufan a los audífonos y celulares y a bastante pocos les interesa lo que le pasa al resto.
Pitt, vivo entre los vivos, se adelantó. Todos somos zombies.

Revisa el tráiler de Guerra Mundial Z