1. Ruda competencia: Cada 28 de febrero, los grandes actores se muestran los dientes, y en ese círculo siempre ha estado DiCaprio, así al menos lo ha demostrado cuando ha competido con Jamie Foxx (Ray, 2004) Forest Whitaker (El último rey de Escocia, 2006) o Matthew McConaughey (Dallas Buyers Club, 2013). Pero en todas esas instancias, la Academia ha decidido que el gallito lo ganaran dichos actores y no Leo.


  2. Menos de lo que uno piensa: Seamos claros, han sido sólo 4 años, (5 con este) en los que ha sido nominado a estas ligas, aunque muchos lo confundan con las nominaciones a los Globos de Oro, Leo cuenta con los dedos de una mano las veces que se ha quedado esperando el Oscar.
  3. El precio de la juventud: En estos últimos 45 años, sólo 14 actores han ganado la estatuilla con menos de 40 años, entre ellos Jack Nicholson, Robert De Niro o Daniel Day Lewis. Por suerte, le queda mucha vida por delante.
  4. Populares no: James Cameron, hizo que DiCaprio se transformara en una súper estrella del cine comercial, de hecho a partir de Titanic, nació la "Leo-Mania", que -literal- volvió loca a la juventud de aquel tiempo. Eso a la Academia, no le debe agradar.

  5. Dime con quién andas... El aviador, era su segunda nominación (la primera como actor protagonista) a los Oscar. Pero, detalle no menor, la cinta estaba dirigida por Martin Scorsese, otro de los que la Academia reniega. Al menos, en esa ocasión, Leo recibió el primero de sus tres Globos de Oro.
  6. Niño bonito:Ni el pelo largo, ni la barba desprolija, ni los dientes torcidos, ni las lastimaduras con mugre en su cara en The Revenant, lograron opacar la belleza de DiCaprio. La Academia premia la transformación física extrema, bien lo saben Matthew McConaughey y Charlize Theron, pero quizás al maldecido actor, le ha faltado una prótesis más prominente. Porque su único esfuerzo respecto a este ítem, lo hizo cuando interpretó al exidrector del FBI J. Edgar Hoover, y eso ni siquiera le mereció una nominación a los premios de 2012.
  7. Es cool:Muchos comparten la idea de que Leo se transforma en una audiencia para su actuación, pero no la comparte con él.
  8. Mala suerteA pesar de ser un actor multimillonario, que ha sido relacionado con las mujeres más bellas del mundo, que posee yates y miles de millas recorridas, no ha podido conseguir su mayor ambición: una estatuilla dorada de más de 34 centímetros.
  9. No ha sido su minutoVarias películas y años transcurridos delante de la pantalla. Pero si seguimos con esta historia, llegará el minuto en que DiCaprio se lleve el Oscar Honorífico.
  10. La venganza se sirve fría:Hace unos días, una periodista escribía que ojalá Leonardo ganara el Oscar, para que no fuera, y para que en su lugar mandara a una india pawnee a recoger el premio... sin duda, sería el mejor final para esta gran maldición.

Comentarios

comentarios