Si bien el currículum de Glenn Close despertaría anhelo en cualquiera que quiera dedicarse a las artes escénicas, esta actriz, que también ha oficiado de cantante ocasional, desplegó sus alas recién a los 71. Ella misma afirmó que no fue hasta hace poco que sintió que realmente había comenzado su despegue en la vida. “Me llevó mucho tiempo aprender algunas cosas básicas. Es por eso que es maravilloso e irónico para mí estar en este punto de mi vida y sentir que es solo el comienzo”, dijo a la agencia Reuters sobre su última película, The Wife, cuyo protagónico coincide con el sentir de Glenn Close.

En la cinta, que se estrena a comienzos de septiembre en Chile, Close interpreta a Joan, la esposa de un exitoso novelista que es nominado al premio Nobel de Literatura. Desde ese momento Joan empieza a cuestionarse el hecho de haber reprimido su talento y sus anhelos para apoyar la carrera de su esposo durante décadas. “La película tardó 14 años en hacerse y ¿quién sabía que sería increíblemente relevante?”, agregó sobre la cinta dirigida por el sueco Björn Runge y basada en el libro homónimo escrito por Meg Wolitzer.

Con su papel en esta película —en la que su hija, Annie Starke, interpreta a su personaje de joven— se especula una séptima nominación de la actriz a los Oscar. The Hollywood Reporter
 catalogó la actuación de Close en The Wife como “formidable” y que comanda el centro de la película.

The Wife
estaba lista para estrenarse el año pasado, pero su lanzamiento se pospuso para este año, justo cuando el movimiento Me Too, que entre sus causas demanda mayor visibilidad de las mujeres en el cine, se encuentra en plena efervescencia. “La cinta encaja de lleno con el movimiento”, afirmó Close. “Es una película realmente apropiada para esta época. Creo que ambos sexos se van a beneficiar del mensaje”, añadió su hija, Annie Starke.

En vísperas del estreno en Estados Unidos, la actriz reveló a People que creció en una secta desde los 7 a los 22 años. Su padre, un médico graduado de Harvard, se trasladó con ella y su familia hasta Suiza para vivir cerca de un grupo religioso radical. “Básicamente te hacían sentir culpable por cualquier deseo antinatural”, confesó. Precisamente la actuación fue su salvavidas, pues abandonó la secta cuando comenzó sus estudios.

En 1974 debutó con la obra Love for love. Luego vinieron un sinnúmero de producciones teatrales y musicales que la coronaron como una de las grandes de la escena en Nueva York. Luego saltó al cine. Su primera aparición fue en El mundo según Garp (1982), producción que le valió dos galardones como Mejor Actriz de Reparto y una nominación a los Oscar. Después de su imponente debut, vinieron más papeles, que se tradujeron en seis nominaciones al Oscar y 11 a los Globos de Oro y su recordada Atracción fatal junto a Michael Douglas en 1987. The wife promete mostrar a una renovada Close sacando todo su poder femenino en pantalla.