Como una compañera paciente y abnegada, que pasa sus días cuidando al amor de su vida, mientras que el ELA o Esclerosis Lateral Amotriófica destruye su matrimonio. Esa fue la faceta que Felicity Jones (33) mostró en La Teoría del todo (2014) al interpretar a la mujer de Stephen Hawking, cinta que la llevó a conseguir su primera nominación a un Oscar. Dos años después, la gran pantalla la trae en un rol radicalmente diferente.

Temeraria, agresiva y poco disciplinada son las características que la hacen brillar en Rogue One, la nueva entrega de Star Wars. Encarnando a Jyn Erso y bajo la dirección de Gareth Edwards, la actriz inglesa se transforma en una ex criminal que es reclutada por la Alianza Rebelde para robar los planos del arma más poderosa inventada por el Imperio Galáctico, capaz de destruir planetas enteros. Una misión suicida en la que Felicity debe mostrar su lado más aguerrido, alzándose como la primera heroína en el mundo de la Fuerza.

“Ha sido increíble, pero físicamente agotador. Tuve que entrenar durante horas, e incluso trabajé con un maestro de Kung Fu. Gracias a esto he aprendido a luchar, aunque jamás me imaginé que golpear soldados imperiales sería parte de mi trabajo”, relató entre risas en el programa televisivo de Jimmy Fallon.

Y aunque sólo mide un metro y sesenta centímetros, ya ha dejado en claro que su talento es prometedor. Hija de un periodista y una publicista, la actriz traía el gen de la comunicación en la sangre. Licenciada en literatura inglesa en la Universidad de Oxford, no esperó a estar titulada para dedicarse a la actuación. Así, sus primeros pasos los dio a los 12 años cuando debutó en el cine gracias a The Treasure Seekers, en donde compartió pantalla con una joven Keira Knightley. Chalet Girl (2011), La mujer invisible (2013) y El increíble hombre araña 2 (2014) fueron algunas de las cintas que la llevaron, poco a poco, a la gloria cinematográfica.

Hoy, su protagonismo en este nuevo capítulo del universo inventado por George Lucas la convierte en una de las actrices más aclamadas del momento. “Sé que todo va a cambiar después de participar en una producción como La Guerra de las Galaxias. Marcaré un antes y un después en mi carrera, pero pienso tomármelo como si fuera una relación a largo plazo. Lentamente y poniéndole todo mi empeño”, explica.