La bellísima Gal Gadot está comprometida con el proyecto de Wonder Woman 2, pero con una condición muy importante. La actriz israelí se mostró indignada por los casos de abuso sexual que durante años se silenciaron en Hollywood y no está dispuesta a ser cómplice de ninguno más.

BRETT_RATNER

Por esto, su decisión es no protagonizar la secuela de la superheroína de DC Comics si el productor Brett Ratner continúa trabajando en el proyecto. Según lo informó Page Six, la actriz condicionó su participación: sólo lo hará si Warner Bros desvincula inmediatamente a Ratner, acusado por acoso sexual: Natasha Henstridge, Olivia Munn, Katharine Towne y Eri Sasaki.