Se acerca el esperado día. Este 14 de febrero promete ser el más hot de los últimos tiempos: se estrena 50 sombras de Grey, la película. Con miles de entradas prevendidas a nivel nacional, la expectativa por ver a Jamie Dornan convertido en Christian Grey —Dakota Johnson interpretará a la sumisa Anastasia Steele— es alta. No se esperaba menos del sexy actor. Dornan se ajusta a la perfección en su papel; años atrás había posado de modelo para diferentes marcas, entre ellas Levi’s, Calvin Klein y Dior, junto a bellezas de la talla de Kate Moss y Gisele Bündchen dando fe de que, al menos físicamente, es lo que sus seguidoras esperan ver en pantalla. Para enfrentarse a la película,Dornan ha declarado en diversas entrevistas que durante cuatro semanas tuvo un intenso entrenamiento para ponerse en forma. De cualquier modo, no podía dedicarse full time, ya que su mujer, Amelia Warner, estaba esperando al primer hijo de ambos, quien nació en diciembre pasado en medio del boom de la película —una verdadera cuchillada para las enamoradas de Jamie—. La vida del actor está en su peak, tanto en el plano personal como laboral. Aunque se destacó en la serie The Fall y ha tenido papeles secundarios en películas como María Antonieta, de Sofía Coppola, el joven de 33 años era relativamente desconocido antes de su papel como sicópata en la serie antes mencionada. Pero luego de encarnar a Christian Grey, sus bonos han subido y le auguran un futuro dorado.

Dornan —nacido en Belfast en 1982— llegó a Estados Unidos buscando el sueño americano. Rápidamente saltó de las pasarelas y las fotografías a tener un papel secundario en la exitosa teleserie Once Upon a Time. Su protagónico en The Fall fue fundamental para ser escogido como el personaje principal de 50 sombras de Grey, en una carrera en la que luchó contra candidatos como Matt Bomer (Ladrón de guante blanco), Ian Somerhalder (Crónicas vampíricas), Henry Cavill (El Hombre de Acero) y Stephen Amell (Arrow).

wp-450-dornan

Aunque le iba bien como modelo, desde muy niño su sueño fue ser actor. Llegar a Hollywood ha cambiado su estilo de vida. Dornan ha tenido que aprender a lidiar con el asedio de la prensa y de sus admiradores. Se lo ha tomado con calma, asegura. Todas las fantasías que las lectoras del libro pusieron en Christian Grey, él las ha hecho realidad en esta película. Para la directora Sam Taylor-Johnson y para todos los que trabajaron en la etapa de casting, Dornan era el hombre para encarnarlo. Ojos claros, mirada intrigante, pelo castaño, hoy es el nuevo objeto de deseo de Hollywood.

Aparte de su físico que está en primer plano, de esa anatomía perfecta que carga en los genes, la complicidad entre él y Dakota Johnson traspasa la pantalla. Ha sido evidente en los múltiples reportajes de revistas para los que han posado juntos. Glamour UK, que hizo un increíble reportaje de moda con las estrellas del verano, los lleva abrazados muy sensualmente, en una apuesta editorial condenada al éxito.

wp-450-grey

Dornan se ha dejado ver también con otro rompecorazones, el vampiro Robert Pattinson. Son grandes amigos. El irlandés cree que jamás alcanzará los niveles de popularidad de Pattison —ironías de la vida, el protagonista de Crepúsculo fue la primera opción de la autora de la novela para que interpretara a Christian Grey—, lo que no es obstáculo para que puedan compartir unas cervezas cada vez que se juntan.

¿Qué dirá Keira Knightley de la nueva fama que le espera a su ahora anhelado ex novio?