Sonriente. Bonachón. Russell Crowe reaparece en la alfombra roja y en TV casi como un extraño para la prensa, acostumbrada al ceño fruncido del ganador del Oscar. ¿Un cambio ‘divino’? En el papel esa podría ser la respuesta, tras su protagónico en la superproducción Noé, donde interpreta al mítico constructor del arca que sobrevivió al diluvio universal.

Pero el cambio, según él mismo desliza en sus respuestas, pasa por algo más allá de lo que experimentó en el rodaje. Este neozelandés de nacimiento —y australiano de corazón— acaba de cumplir 50 años. Esos días de rompecorazón ya quedan como leyenda. Ahora las correrías amorosas fueron reemplazadas por las escapadas a sembrar a su granja y su pasión por el rugby.

Sus dos pequeños hijos (Charles y Tennyson) del intermitente matrimonio con Danielle Spencer tienen prioridad.

Wp-crowe-450-2

Una muestra de que esos días cambiaron van de la mano de Noé. El artista sentía la presión de encantar a su compañera de película Emma Watson (Harry Potter), porque sus hijos aman al personaje de Hermione en la saga de la escuela de magos Hogwarts. El se hizo amigo de la estrella juvenil y hasta bailaban vals entre escenas para entretenerse. Cincuentón, pero no pierde el encanto con las mujeres.

Twitter es su escape para mostrar ese mal genio. Es activo usuario de la red social. Y por ésta llegó al Vaticano, luego de tuitearle constantemente al Papa que le encantaría mostrarle en una función privada Noé. Eso no se concretó, pero Francisco lo invitó a una audiencia y le dio su bendición.

Hace poco también se reunió en Londres con el arzobispo de Canterbury. Este último lo recibió con agrado, pero no hizo comentarios públicos sobre la cinta.

Con un presupuesto de más de 125 millones de dólares, el filme del director Darren Aronofsky (Cisne negro) no es el relato épico y amable que es familiar a la audiencia. En Noé, Russell Crowe recrea esa actitud guerrera de Gladiador. El protagonista no es una figura políticamente correcta ni con sus hijos. Por sus manos pasa sangre sin problema.

Wp-crowe-450-5

Y él estaba consciente de este acercamiento, “esta es una historia tomada de la Biblia, no de los cuentos infantiles”, dijo. En la cinta se reencuentra con Jennifer Connelly (Una mente brillante). Y la ganadora de la Academia indicó que investigaron mucho en conjunto sobre la historia del diluvio y el arca.

Y, aunque no se pronuncia a Dios en pantalla, son varios los grupos que han mostrado su oposición: cristianos y musulmanes. La producción se prohibió en los cines de Qatar, Bahrein y los Emiratos Arabes por “atreverse a representar al mensajero de Alá”. La taquilla no se inmutó con la polémica. La película obtuvo millones y logró el primer lugar de asistencia en su fin de semana de debut.

—Sr. Crowe, ¿ha leído la Biblia?
—Sí. Leo la Biblia a menudo. Y no sólo por Noé. Creo que es un libro muy importante.

Wp-crowe-450-4

—¿Significa que es un hombre de fe?
—Sí. Soy un hombre que tiene un gran respeto por la fe y la espiritualidad. Pienso que es relevante que hablemos acerca de la religión en el mundo actual.

—El Papa Francisco lo invitó al Vaticano. Eso debe haber sido toda una experiencia.
—Claro. Este Papa es un hombre muy especial. Fue un privilegio absoluto.

—Además de hacer películas, ¿cuál es su mayor pasión en la vida?
—Mis hijos, sin duda. Mi trabajo más importante es ser padre. Quiero ser el mejor para mis dos hijos.

—Noé salvó a los animales de la gran lluvia. ¿Cree que la inundación realmente ocurrió, o es ficción?
—Nunca miré a Noé como un coleccionista de animales. Siempre pensé en él como un personaje apocalíptico. Leí todo lo que encontré sobre él y me sorprendió al encontrar que en todas las religiones hay una historia sobre la inundación y que un “héroe” salvó al mundo. Esto demostró que Noé y su arca no eran un mito religioso.

Wp-crowe-450

—Ha estado en la industria del espectáculo desde hace muchos años, ¿cuál es su secreto para la longevidad?
—Tienes que aprender a vivir con tus errores. Y llegar a una posición para estar en condiciones de decir “no” de vez en cuando.

—A su Noé le encanta hacer cosas con las manos. ¿Es verdad que quiso ser agricultor?
—Ya tengo una granja. Eso sí, no paso en ella tanto tiempo como me gustaría, pero me hace feliz. Me encanta ir al campo y hacer un trabajo simple. Recientemente he tenido que renovar la cerca alrededor del jardín.

—Cada año vemos varias películas sobre el fin del mundo. ¿Qué cree que pasará ‘el día después’?
—Tengo dos hijos, así que ni siquiera deseo imaginarme en el fin del mundo o Apocalipsis. Me gustaría un futuro más feliz para ellos. Y lo que viene y lo que queda por delante de todos nosotros.

> Revisa el tráiler de Noé