Gabriel Osorio lo dejó claro al recibir el premio más importante de la industria del cine. Su ahora ya célebre protagonista no habría existido, de no ser por la inspiración de su abuelo,  quien estuvo detenido dos años y luego fue obligado a vivir en el exilio durante la dictadura, primero en Inglaterra y luego en España. Al igual que el 2013, con la nominación de No, de Pablo Larraín a Mejor Película Extranjera, la historia reciente de Chile se volvió protagonista frente a los ojos de La Academia.

Parecía mentira. El acento chileno, las estatuillas doradas, la crema y nata de Hollywood rendida ante la simpleza de una historia que tiene tanto de universal como local. Y es que en sólo diez minutos y sin una sola palabra, el equipo liderado por Gabriel Osorio y Pato Escala encantó al mundo con el conmovedor relato de un padre oso que es alejado de su familia.

oso450-1

El camino para convertirse en los primeros chilenos en ganar un Óscar partió con un pequeño grupo de animadores que trabajaba en sus casas. Así nació Punkrobot, el estudio de animación digital que dio vida a esta historia  y que desde el 2008 tiene a la Universidad de las Américas como centro de operaciones. Estrenado el 2014 y premiado en más de cincuenta festivales alrededor del mundo, Historia de un oso (Bear Story), necesitó cerca de cuatro años de producción antes de ver la luz. Para crear la atmósfera melancólica que envuelve a este cortometraje animado,  el equipo apeló a sus propios recuerdos de infancia, como el sonido del organillero o el clásico bazar de barrio. Además, dibujaron los personajes con carbón y óleo y los modelaron a mano con plasticina antes de digitalizarlos.

Sólo minutos después de que los minions dieran como ganador a este emocionante relato proveniente de uno de los confines del mundo, el sitio web de Punkrobot estaba caído por la enorme cantidad de visitas que estaba recibiendo. No hay dudas de que, desde anoche, miles de chilenos han querido conocer más de este proyecto, tal como el pequeño oso que se acerca al organillo a conocer la historia del protagonista.

Hoy, Historia de un Oso se puede ver en salas nacionales antes de la exhibición del último film de Disney, Zootopia.

Comentarios

comentarios