Si algunos dudaban del “factor estrella” de Jessica Chastain, la actriz demostró en la entrega del Oscar que tiene impronta de sobra para llevar esa etiqueta en la industria. Junto con aparecer en la alfombra roja de la Academia envuelta en un vestido Armani Privé, la nominada a la estatuilla por La noche más oscura sacó aplausos por el estilo de su peinado. La inspiración fue claramente otra pelirroja: la icónica Rita Hayworth.
El famoso estilista Renato Campora —uno de los preferidos por las figuras hollywoodenses— fue el responsable de replicar el look de la diva de la cinta Gilda (1946). Según explicó el profesional italiano con centro de operaciones en Manhattan y Los Angeles, partió la propuesta preparando el pelo con mousse para dar cuerpo al pelo en todo su largo.

Después empezó a dar formas a las ondas  de Chastain usando el secador y un cepillo redondo. Una vez que ya no quedaba nada de humedad, aplicó un brillo en spray con protección para mantener la caída perfecta. El toque final fue con un encrespador caliente que mantuvo en las puntas por diez segundos. Antes de partir a la gala, las mantuvo fijas con pinzas. Cuando se enfrió el pelo, las soltó y volvió a utilizar el cepillo para dar un efecto de naturalidad.
El estilo Hayworth es tan popular, que en YouTube hay varios tutoriales para lograrlo.

Antes de ser madre Adele ya había asumido el estilo dorado de Brigitte Bardot. Y no sólo su color, también el volumen de la francesa. Esa inspiración quedó clara en el Oscar, donde ganó por la canción Skyfall.

Preparar su cabellera costó de más de 400 mil pesos. La colorista Lucy Holbrook se hizo cargo del rubio, mientras que el estilista Michael Ashton trabajó el peinado. Este último reveló sus tips para replicarlo. Primero, secar el pelo con una toalla. Luego usar un spray especial para ondas desde la mitad del cabello hacia abajo. Poner la cabeza entre las piernas y tirar aire caliente para el volumen. Cuando queda un poco de humedad volver a la posición normal, tomar el pelo y ordenar con cepillo y fijador. Separar el pelo en cuatro y con un encrespador trabajar las ondas. Poner tubos. Al enfríar, peinar y ajustar un semimoño casi en la nuca. Dejar dos mechas que adornen el rostro. Las puntas deben ‘rebotar’.

No sólo su figura de alto impacto mostró la novia de George Clooney, Stacy Keibler en la fiesta del Oscar. La ex luchadora exhibió una sofisticación a prueba de críticas. Gran responsable de ese resultado es su estilista Robert Vetica. Este, en vez de destacar el largo de su pelo rubio, jugó a la elegancia clásica de los moños de la era del Hollywood más sofisticado y donde Marlene Dietrich es genuina representante.
“Queríamos hacer una mezcla de lo moderno y retro look. Muy del glamour de los años ’30. La apuesta fue tomar el pelo hacia un costado, descontruirlo en un falso bob (corte hasta la mandíbula) con un volumen que se viera relajado y no tirante”, explicó.

Vetica partió mojando el pelo y añadiendo monoi, para darle fuerza y flexibilidad previo al uso del secador. Después utilizó el encrespador para las tan de moda ondas suaves, y tomó el cabello para generar la  ilusión de una melena corta (Zooey Deschanel hizo lo mismo). Agregó productos de brillo y de allí la rubia partió a los brazos de Clooney.

No hay peor fase del pelo que aquella en que se deja crecer después de rasurarlo (o cortarlo) drásticamente. Eso fue lo que le sucedió a Anne Hathaway, quien se rapó para su papel de Fantine en Los Miserables (entrega por el personaje que le valió una estatuilla de la academia, entre muchos otros premios).
En su regreso a la ‘normalidad’, la artista ha pasado por el pixie (típico de Mia Farrow) hasta el look de Liza Minnelli que muestra por estos días. En algunos salones norteamericanos ya promocionan su estilo que en el Oscar fue responsabilidad de Adir Abergel. “Mi opción fue que ella se viera simple, muy femenina y con el cepillo en su chasquilla jugar a la suavidad”, señaló el experto. El brillo extra fue indispensable para destacar entre los moños y ondas de otras mujeres.

Para completar la propuesta se debe aplicar un producto que nutra el pelo para no dañarlo con el secador. También se aconseja ocupar cepillo de cerdas naturales para no maltratar la cutícula y ser cuidadosa al momento de usar un accesorio en la cabeza. Ojalá evitarlos… Como Liza.

Mientras Beyoncé lleva rubias ondas, su fashionista hermana Solange Knowles parece seguir el lema ‘Black and Proud’. Nuevamente llevó su afro setentero —de clara asociación a la diva Diana Ross— a la fiesta de Vanity Fair.

Reivindicadora de su estilo natural, ella reveló los cuidados de su melena. Usa champú y acondicionador con Monoi. También aplica aceites casi a diario para evitar que se seque. Una vez a la semana, utiliza un acondicionador más especializado y lo deja bajo una gorra por cerca de una hora, para luego ‘ejercitar’ sus rulos peinando el pelo, especialmente las puntas (así evita nudos). Divide la cabellera en secciones y las amarra. Tras un rato, las suelta y entra a la ducha sin mojar su cabeza para que el vapor enfatice el efecto frizz.

 

Envíe su opinión sobre este artículo a actualidadcaras@televisa.cl