Es cierto. El implacable Clint Eastwood, a los 84 años, no quiere dejar estas tierras sin terminar de pasar su aplanadora como actor y director en todos los ámbitos medibles por la Academia. Uno donde no había participado para tener cartilla completa eran los musicales. La chance la tomó con Jersey boys: persiguiendo la música, una adaptación de uno de los espectáculos más comentados de Broadway, con casi diez años en cartelera y que cuenta la historia de Frankie Valli and the four seasons.

Partiendo con un casting elegido con maestría —John Lloyd Young, Vincent Piazza, Erich Bergen, Michael Lomenda, Christopher Walken, Mike Doyle, Renée Marino y Erica Piccininni se lucen—, Eastwood recrea con simpleza y a ratos confunde con una cinta de Scorsese, para mostrar a un grupo de italo-americanos de Belleville, Nueva Jersey, a principios de los años cincuenta, que sueñan con salir de las calles y de la intrascendencia para convertirse en un hit musical.

El recorrido parte cuando el recadero del jefe de la mafia local, Gyp DeCarlo (un notable Christopher Walken) llamado Tommy DeVito (Vincent Piazza, Boardwalk Empire), decide formar una banda a la que invita a un tímido aspirante a peluquero, que rápidamente cambia su nombre a Frankie Valli. El mismo que décadas después pasaría a la historia, ahora como solista con el súper exitoso Can’t Take My Eyes Off You.

Y aunque la temática del fulgor y muerte de una banda ya ha sido tratada en cintas como La bamba, la mano sutil, dedicada y clásica de Eastwood recorre con distinción toda la cinta.

A estas alturas del camino, ver todo lo que Eastwood sea capaz de dirigir o actuar es casi un deber moral. Old school, como él ya no queda nadie en la industria. Conoce el camino de ida y vuelta e incluso hace reír. Una película menor en su carrera, pero completamente aceitada y por lejos superior al promedio. El maestro no pierde ocasión para dejar enseñanzas. “El reparto para mí es una de las cosas más importantes después del guión. Si lo eliges adecuadamente se adapta fácilmente, pero si lo eliges mal estás luchando una ardua batalla”.

> Revisa el tráiler de Jersey Boys: persiguiendo la música