Christian Bale (40) no para. Así de simple. Hoy pareciera estar siguiendo los pasos de Charlton Heston para interpretar a Moisés –el profeta israelita hijo de un esclavo que recibió el llamado de Dios para liberar a los judíos de Egipto– en la película basada en la Biblia del director Ridley Scott: Exodus: Gods and Kings que se estrenará este 25 de diciembre en las salas de nuestro país. Sin embargo, el ganador del Premio de la Academia y Globo de Oro por The Fighter, espera que la audiencia no haga comparaciones entre él y su antecesor, explicó después del último adelanto de la cinta de los estudios 20th Century Fox

Es la primera vez que Bale –que también formó equipo con Christopher Nolan en la trilogía Dark Knight para interpretar al musculoso caballero de la noche, Batman– trabaja con el director Ridley Scott, quien por su lado igual tiene un exitoso historial, ya que recibió el Oscar con su aclamada cinta Gladiator.

Wp-bale-450

En 17 minutos de entrevista, Bale nos contó cómo ha sido darle vida al icónico papel bíblico Moisés  y acerca del gran desafío de trabajar con el legendario cineasta británico.   

— ¿Qué tanto sabías de Moisés antes de entrar a este proyecto?

— No tengo idea. ¿Charlton Heston?

— Usted era un lector muy voraz del tema.

— Hay mucho material interesante. La Torá y otros trabajos de los que cuesta un poco acostumbrarse y un gran número de fuentes que la gente me ha recomendado. Uno de los que disfruté mucho es ‘Moses, a Life’ de Jonathan Kirsch y también el Corán.

— ¿Qué fue lo más interesante que descubriste de Moisés?

—Algo muy importante para mí –aparte de darme cuenta que no sabía nada de él– fue notar lo complejo que era como personaje. Era un hombre muy atormentado, bastante cambiante. La sorpresa más grande para mí fue la naturalidad con que se relacionaba con Dios y a pesar de que podía hablar directamente con él, hay un episodio en que Dios amenaza con acabar con todo el mundo excepto Moisés, algo así como Noé y éste lo convence de hacer lo contrario. Además, aparte de Azazel –el chivo expiatorio literal– nunca se habla del diablo. Dios es descrito como un dios del bien y del mal. Todo eso me pareció fascinante.

Wp-bale-century-fox-450

—¿Cuál era su relación con Ridley Scott antes de esta película?

—Lo admiro mucho como cineasta. He trabajado con muchos actores que también han estado en proyectos con Ridley y siempre me dijeron que debía trabajar con él. Rid y yo nos conocimos y dijimos: ‘Busquemos algo para cuatro o cinco años más. Espadas y sandalias. Sí, vamos con Moisés’.

—¿Cuáles fueron las primeras conversaciones que tuviste? ¿El te habló de alguna vez del enfoque de la cinta?

—El gran problema era cuánto se iba a incluir porque hay mucha información, se podría haber hecho una película de ocho horas. Se llama Exodus por una razón. Steve Zaillan –guionista del filme– realmente sentía que era una historia sobre una revolución. Así decidió focalizarse en el Exodo y el Mar Rojo.

—¿Cuál es tu película favorita del director Ridley Scott?

—La que no puedo dejar de pensar es Alien, fue muy divertido verla. El ha hecho grandiosas cintas, pero esa es la que está en mi mente.

—Hace 20 años hubo una serie de televisión llamada Moisés. El actor que interpretó al profeta fue Ben Kingsley –quien en esta película encarna a Nun, un líder religioso–. Cuando ambos actuaron uno frente al otro en Exodus, ¿salió ese tema a la luz?

—Sí, yo le dije que no lo había visto. El sólo se rió. En cierto sentido lo evité. Parte de la razón de no querer verlo era porque a veces es legítimo tomar cosas de otra persona pero también hay elementos que uno simplemente no quiere adoptar. Yo tengo mi propia idea del personaje y me quedo con ella. Pero la primera cinta que arrendé después de reunirme con Ridley –cuando yo estaba tratando de entender todo– fue The Life of Brian, que es una de mis películas favoritas. No sólo me gusta mucho ese filme, pero cualquier cosa que se acerque a él se puede convertir sin intención en The Life of Brian, por lo que fue una especie de guía divina para mí y debo confesar que Always Look on the Bright Side of Life siempre estuvo dándome vueltas. Inmediatamente después de eso, alquilé History of the World. Cuando Moisés sale, tiene 15 mandamientos y luego se le cae una tableta y dice: “Uh, 10 mandamientos”. Tienes que sacar eso de tu sistema y entender qué es lo que podríamos hacer involuntariamente gracioso. Tienes que tener humor. Con algo tan serio y denso como esto, tienes que tener un elemento de comedia en tu diario vivir porque de otra forma se vuelve demasiado agotador.

Wp-american-hustle-450

—¿Qué tipo de interacción has tenido con las bestias vivas que hay en el set?

—Me imagino que con las ranas fue difícil no pisarlas. Estuve con una gran cantidad de caballos que se pateaban unos con otros y que trataron de morderme y también con camellos, que mientras cruzábamos el Mar Rojo, les gustaba mucho hacer sus necesidades. Simplemente te acostumbras a vivir situaciones menos glamorosas. 

—¿Qué fue lo que realmente disfrutó de las diferentes locaciones?

—Grabamos en Almería –al sur de España– en un lugar desértico que fue utilizado para la mayoría de las películas del género spaghetti western, algo muy nuevo para mí. Asumo que este tipo de filmes fueron grabados en Italia. Eso fue algo hermoso. Pero después nos fuimos a las Islas Canarias –específicamente a una de las menos pobladas, llamada Fuerteventura– y tenía una playa y eso fue fenomenal. Esa es la playa que Ridley usó para el cruce del Mar Rojo. La escena era bastante histórica, con cientos y cientos de extras y animales. Ese lugar fue verdaderamente impresionante. 

—Usted estrenó dos películas mientras grababa ésta, Out of the Furnace y American Hustle. ¿Hubo alguna molestia por parte del equipo hacia usted por tener que irse?

—Fue una especie de alivio, incluso Ridley produjo una de esas películas, así que no, él no tuvo ningún problema con eso.

—En una entrevista anterior, usted dijo que interpretar a Jesús en una cinta de televisión le trajo más pesadillas que cualquier otro papel que había hecho. ¿Le pasó lo mismo con esta película?

—No, en lo absoluto. Disfruto lo que hago. Es una tontería, pero uno quiere ver qué tan lejos puedes llegar con la creatividad. Pero ahí me encontré con un personaje (Jesús) que ha sido el más absorbente y cansador de todos los que he hecho en mi carrera. No podía con su intensidad. Fueron cerca de 74 días, lo que es muy rápido para una cinta como ésa. Fue demasiado, por eso me dije que debía hacer algo distinto en ésta.

Wp-bale-the-fighter-450

Kilos para allá, kilos para acá. Para este codiciado de Hollywood nada pareciera ser imposible. Desde superhéroes como Batman (2005) –para el que cultivó casi 30 kg. de musculatura pura–, pasando por un esquelético boxeador adicto al crack en The Fighter hasta llegar a roles como el estafador Irving Rosenfeld en American Hustle –para el que subió 20 kg.–. Su historial de cambios corporales no se detiene, todo para dar vida a sus históricos personajes, incluso fue escogido hace un par de semanas –sin hacer ningún casting– para encarnar al polémico Steve Jobs en la cinta de Danny Boyle. 

—¿Fue agradable terminar el proceso de maquillaje y peinado en Exodus y mirarte al espejo y pensar: “Wow, me veo atractivo”, después de aumentar de peso para American Hustle?

—Yo estaba grabando American Hustle cuando Ridley me envió el guión de Steve Zaillian (para Exodus). Luego, la primera vez que regresé de Bostón y fui a ver Ridley, mi cabeza estaba completamente afeitada hasta el cuero cabelludo. El realmente trató de no mostrar una mirada de horror (ríe). Pero lo más agradable que pudo decirme fue: “Oh, tu cabello es algo corto”. Estoy agradecido de que me haya visto con ropa holgada. Estaba desesperado por perder peso. Simplemente pensé que no me quedaría con el papel.

—Hay un montón de delineador para hombres en la película. ¿Le gustó eso?

—En Egipto hay personas que vivieron como dioses y por lo tanto hay una reputación que mantener y una belleza que se debe transmitir. Antes de ésta hice una película de glam rock, así que no me cuesta mucho hacerme mi propio delineado. 

—Tu armadura se hizo con la goma del parachoques de un auto en lugar de metal. ¿Fue más cómodo?

—Oh, bueno, es mucho más agradable usar goma en vez de metal.