Caras

Sociedad

Daniel Trujillo

Repitentes

Esto lo he escuchado varias veces en los últimos días. Las demandas del movimiento estudiantil siguen vigentes y probablemente más necesarias que antes, toda vez que hemos asumido –la gran mayoría- que son justas y necesarias. Pero a los niños se les está pasado la mano y ya no resultan muy simpáticos. Por el contrario, el expediente de las tomas de liceos se ha vuelto odioso y la retórica de las dirigentes que imitan, conscientemente o no a los que llevaban la voz cantante el año pasado, ya no tiene el mismo brillo.

Claudia Contreras

¡Ventana, te extraño!

Trabajo, al igual que mucha gente, en lo que llaman en forma rimbombante: “un edificio inteligente”. Sí, de esos que casi piensan por uno, te indican el ascensor que debes usar, que te llevan a la velocidad de cohete de la Nasa hasta la cumbre de cemento, pero que no tienen ventanas para abrir ni por casualidad. Algo así como una moderna torre de cuento sin princesa, pero con aire acondicionado y calefacción.

Daniel Trujillo

América secreta

En el mercado mágico-misterioso es posible encontrar un variopinto abanico de triquiñuelas, algunas más honestas que otras. En el extremo más inofensivo de esa cuerda, la de vender simple entretención, se cuentan esas fantasías inocentes que no prentenden dejar moraleja alguna, pero que no pocas veces lo hacen. En el otro, las que alimentan un fanatismo alienante que puede ocasionar desvaríos, dar origen a sectas y, especialmente, terminar desvirtuando algo que merecía un mejor destino que volverse superstición. Ahí tiene como ejemplo, a la física cuántica convertida en autoayuda.

Wp-Monaco-588

Una niña rica para Mónaco

¡'Es rica!’, le dijo a su círculo de amistades cuando le preguntaron por la nueva novia de su hijo. A Carolina no le importó dejar en evidencia su ambición. Sólo al rato agregó: “Además es guapa e inteligente”.

Wp-Unicef-588

¿Se puede reparar el abuso?

Aunque provoca un terremoto interno y marca para siempre la vida de quien lo sufre —sobre todo si no se actúa a tiempo— las víctimas pueden salir adelante con tratamientos centrados en la resiliencia y en la construcción de nuevas confianzas.