En 4 ruedas, pero sin contaminar

El sábado recién pasado celebramos el Día Mundial Sin Auto. Algunos fueron peatones furiosos, otros ciclistas enrabiados, un pequeño grupo  víctimas de perros furiosos anticiclistas (sino pregúntenle al Ministro de Transporte) y otros continúaron como automovilistas, ya que no se sumaron a la iniciativa. No estamos aquí para juzgar, cada uno con lo suyo y como dice una buena amiga “karma pa’ ellos”.