Desde los grifos excesivamente calientes hasta las tazas de café que se vuelcan, las quemaduras son un peligro potencial en todos los hogares. De hecho, las quemaduras (especialmente aquellas producidas por agua y líquidos calientes) son algunos de los accidentes más frecuentes que ocurren en la infancia. Los bebés y los niños son particularmente susceptibles: son curiosos, pequeños y tienen una piel sensible que exige protección adicional.

PREVENCIÓN

Elabore un plan de escape ante incendios con dos salidas de la casa, además de un lugar de reunión designado una vez afuera. Tenga una escalera de emergencia en los pisos superiores de su casa para el caso que se produzca un incendio. Deje la escalera dentro o cerca de la habitación de un adulto o un niño mayor que sea capaz de usarla. Asegúrese de tener una alarma de humo en todos los niveles y en todas las habitaciones de su casa. Pruebe las alarmas de incendio todos los meses y recuerde cambiarles las pilas dos veces al año. Reemplace las que ya tienen más de 10 años. Deshágase de los aparatos y los electrodomésticos con cables viejos o gastados, y que parezcan estar dañados. Revise frecuentemente los juguetes electrónicos para detectar signos de desgaste; se deben reparar o desechar de inmediato los objetos que hacen chispas, están calientes al tacto o tienen un olor fuera de lo común. Instale los calefactores eléctricos a una distancia de por lo menos 91 centímetros de las camas, cortinas o cualquier objeto inflamable. Mantenga los fósforos, encendedores, productos químicos y las velas fuera del alcance de los niños. No coloque los cables de electricidad debajo de las alfombras y no sobrecargue las ‘zapatillas’. Instale tapas de seguridad para niños en todos los tomacorrientes. Ubique el televisor y el equipo de música contra la pared para que las manos pequeñas no puedan acceder a las superficies posteriores ni a los cables.

iStock-515527928

COCINA Y COMEDOR

No caliente las mamaderas en el microondas, el líquido puede calentarse de manera irregular, lo que produce burbujas calientes de leche que pueden causar quemaduras en la boca de un bebé. Nunca tome bebidas calientes o sopa con un niño sentado en sus brazos ni tampoco camine llevando líquidos o platos calientes a su alrededor. Coloque los mangos de las ollas hacia la parte trasera de la cocina cada vez que cocine. Coloque cerraduras en los muebles donde se guardan los productos de limpieza. Muchos de éstos pueden causar quemaduras. Siempre guárdelos en sus envases originales, jamás en otros recipientes. Delimite un área de 50 cm alrededor de la estufa donde no se pueda jugar. No permita que un niño use un caminador en la cocina (la Academia estadounidense de Pediatría American Academy of Pediatrics desaconseja totalmente el uso de caminadores en general). No tenga un bebé o un niño pequeño en brazos mientras está cocinando.

BAÑO

Instale el termostato de agua caliente a 120°F (49°C) o manténgalo en un nivel “bajo-medio”: un niño puede quemarse en cinco segundos en el agua a una temperatura de 60°C. Si no puede controlar la temperatura del agua (si vive en un departamento), instale un dispositivo antiquemaduras, que es relativamente económico y que tanto usted como un plomero pueden instalar con facilidad. Pruebe el agua del baño con el codo antes de colocar a su hijo dentro de la tina. En la tina, ubique a los niños de espalda a los grifos, de modo que haya menos probabilidades de que jueguen con ellos y abran el agua caliente accidentalmente. Desconecte todos los aparatos eléctricos del baño (secadores de cabello, rizadores, planchas, etc.) cuando no se utilicen. Enséñeles a los niños que las rizadoras o las planchas pueden estar calientes después de usarlas, incluso si están desconectadas.

3-Safe-Pink

SEGURIDAD SOBRE CUATRO RUEDAS

Instale una alarma de calidad y de ser posible GPS. Tenga cuidado al entrar y salir de lugares frecuentes, verifique que no haya personas o vehículos con personas sospechosas. Ventanas arriba y seguros abajo. Evite las compras en los semáforos. Acostúmbrese a cuidarse en cruces y semáforos, ya que se reduce la velocidad y es donde puede haber delincuentes a pie. Si ve a lo lejos un semáforo en rojo, maneje lentamente para que al llegar al semáforo ya esté en verde, deténgase lo menos posible. Cargue un botiquín de primeros auxilios. Si le chocan su auto, antes de bajar primero revise quién fue. Jamás pare si su vehículo ha sido golpeado con piedras u otros objetos. Traiga las llaves de la casa en llaveros distintos a las del auto. No sea ostentoso y no tenga objetos costosos a la vista. Varíe rutas y horarios, rompa rutinas. Sea un conductor civilizado, respete los reglamentos de tránsito e ignore provocaciones. Mantenga una distancia con el vehículo de adelante y use carriles centrales de manera que pueda cambiar de carril hacia ambos lados. Evite usar el teléfono celular mientras maneja, en caso contrario use un dispositivo manos libres. Es preferible no fumar ni comer mientras conduce. Si pincha un neumático estaciónese en un lugar seguro.