Ellos son los verdaderos Monstruos, intensos, sensibles, talentosos y muy representativos de lo que conocemos como argentinos, o sea, gran personalidad y simpatía. Natalia Cociuffo y Mariano Chiesa, son los dos grandes actores protagonistas de la comedia musical “Los Monstruos” que se está exhibiendo desde comienzos de marzo en Santiago, pero que debido a su rotundo éxito en el país trasandino lleva en cartelera cerca de dos años.

Asimismo, se ha hecho merecedora de importantes reconocimientos, entre ellos los Premios Hugo (las mejores obras y logros en ciencia ficción o fantasía), se llevó 7, incluido el oro. La puesta en escena creada y escrita por Emiliano Dionisi llama la atención por su originalidad al ser un híbrido de estilos que se mezclan en 1 hora 45 minutos música, textos, drama y comedia a través de dos actores que interpretan a una madre y un padre cuyos hijos van a la misma escuela. A su vez, ellos mismos dan vida a sus hijos por lo que impacta la versatilidad cuando transitan por los personajes.

7U5T0161

Ningún espectador queda exento de sentirse identificado, ya que se pone en la mesa el papel que juega en esta sociedad los roles paterno y materno, las frustraciones, el abuso y el bullying, entre otras materias que tornan compleja la existencia de quienes forman parte de una familia. Cabe señalar que la obra tira por la borda el musical “naif”, principalmente porque las letras de las canciones que interpretan están cargadas de verdades y contingencias, por lo que el público debe estar muy atento, ya que de esa manera es posible navegar por la profundidad de la emoción.

Hasta fin de mes en el Teatro Municipal de Las Condes estará exhibiéndose Los Monstruos, sus funciones son de viernes a domingo en distintos horarios, así que si quiere sentirse reflejado con situaciones cotidianas que giran en torno a la crianza, el mundo escolar, la sicopedagogía, los traumas infantiles, los mandatos sociales y familiares, no se la pierda, pues esta obra va camino a convertirse en un clásico.

DOS AÑOS DE VICTORIAS

Caras Temas / ¿Cómo toman el increíble éxito de la obra y de ustedes como actores?

Natalia / Sentimos un gran orgullo, porque esto partió como tan chiquito, de un concurso que ganó, que nos convocaron y en dos meses estábamos apadrinados por la Bienal de Arte Joven, por eso sentimos un desborde de emoción donde no tiene cabida el ego.

CT / ¿A qué le atribuyen destacarse entre otras obras argentinas que son de gran calidad?

Mariano / Tiene un texto muy contundente y muy fuerte. Una dramaturgia inteligentemente planteada en una puesta en escena austera. El énfasis está en el texto, lo que genera que el público también esté ultraactivo, entonces eso hace que la obra cree una dimensión y un interés a la hora de estar acá presentes todos y cuando te vas es como estar presente o no me doy cuenta que estoy muy metida pero cuando salimos la gente dice ¡qué original!, entonces creo que eso ha hecho la diferencia.

CT / ¿Como se reencantan con la obra que ya lleva dos años en cartelera, sin caer en lo automático?

N / Ahí está el oficio del actor que tiene la obligación de entregar siempre algo fresco, de hacer sentir al público que el texto, la escenografía, la música y todo lo que nos rodea está vivo. También el director es fundamental, ya que va moviendo las piezas para que nada se vuelva rutinario y cómodo.

7U5T0315

CT / ¿Cómo se preparan para una puesta en escena tan intensa?

M / Hacemos casi media hora de vocalización antes de la obra, durante la semana no probamos una gota de alcohol, nos preocupamos de estar hidratados durante la obra, ya que el desgaste vocal es muy grande, las notas a veces son muy exigidas, por lo que andamos siempre con dulces de propóleo, además de té con jengibre, miel y limón. Por otra parte hay cosas que tienen que ver con el ritual de la concentración y por eso pedimos que 2 horas antes de entrar al escenario no nos hablen, pues necesitamos estar enfocados.

CT / ¿Cómo ha sido la experiencia con el público chileno?

N / Notamos que es gente que ve mucho teatro y que a la vez lo disfruta, entonces se genera un gran feed back. Es lindo salir del país y conocer otra cultura a través de esta obra.

M / La obra está muy sujeta a la historia de cada espectador o sea aquí aflora el cómo y quien te educó. Nos pasó una vez que la gente no respondía de la misma forma que nosotros estábamos habituados, de hecho no se reían donde habitualmente las personas lo hacían y mientras actuábamos pensábamos: ¿Qué pasará?, ¿será muy fuerte la historia y no les gustó? Sin embargo, cuando terminamos la gente se puso de pie y empezó a aplaudir. Cuando salimos del teatro nos estaban esperando para abrazarnos, tomarnos las manos y decirnos ¡gracias!

N / Acá tratamos una temática de la que nadie se escapa, pues todos hemos sido educados por alguien, a todos nos dijeron, ¡no hagas eso!, ¡cuántas veces quieres que te lo repita! M / Es algo meramente humano, no tiene que ver con los que toman mate, tampoco con los que gustan del fútbol, se relaciona con lo humano, su leit motiv es universal.