Se han dado cuenta de que en ocasiones y principalmente cuando nos sentimos bien, llega alguien a nuestro lado a decirnos, “tienes cara de cansada, ¿mucho estrés en el trabajo?”. Nosotros pensando que nos veíamos espectaculares, en ese minuto nos gustaría borrarnos del planeta. También existen otras frases desafortunadas y que quizá nos duelen más, ya que es un golpe al alma y son: ¿estás enojada? (cuando te sientes muy contenta o ¿verdad que esa es tu edad? Precisamente ese tema fue el que motivó al reconocido cirujano plástico brasileño Mauricio de Maio (referente en procedimientos quirúrgicos y no invasivos y, miembro de la Sociedad Brasileña de Cirugía Plástica), en crear un método que diera solución a todos los pacientes que llegaban a su consulta al sentirse disconformes porque su cara no reflejaba su sentimiento o actitud interior.

“El doctor se valió de su expertise, trayectoria, conferencias, presentaciones y programas de formación para configurar una técnica que acabara con esa molestia, pero con la garantía de que los cambios que se efectuaran siempre lucieran naturales”, dice la doctora Claudia Piper, dermatóloga de la clínica dermatológica Estoril, quien es una de las precursoras de esta técnica en Chile y que, por supuesto, fue formada por el profesional con preponderancia internacional. Lo logró! y ese descubrimiento lo denominó MD Code o Códigos Médicos. Sin embargo antes de meternos de lleno en el tema es importante explicar algunos conceptos para entender de qué se trata la propuesta estética del médico paulista.

“Todos los humanos somos únicos e inigualables, es decir, ningún ADN es igual a otro, por lo tanto, la piel de nuestro rostro tiene códigos precisos que solo los especialistas podemos descifrar. De acuerdo a eso como cada cual tiene sus propios rasgos es posible potenciarlos o modificar sutilmente facciones que no expresan el estado de ánimo de una persona”, expresa la dermatóloga. Cabe señalar que todo médico jamás pierde de vista una gran premisa y es que la grasa se empieza a perder con los años, la estructura ósea se va debilitando, y los tejidos se caen. Frente a eso el doctor Di Maio estipula que los rellenos de ácido hialurónico permiten revertir esta condición natural de los seres humanos, ya que corrigen las pérdidas de volumen, modifican el contorno de la cara y logran dar soporte y estructura al rostro.

iStock_9561270_LARGE

¿QUÉ ES MD CODES ?

Para llevar a la práctica esta metodología es vital interactuar con el paciente, ya que se necesita saber lo que sienten, es decir sus motivaciones emocionales, que siempre el médico tratará de alinearlas con sus reales necesidades. “El Dr. De Maio tiene localizados 75 puntos específicos en toda la cara para lograr los mejores resultados. Las áreas a tratar son básicamente: mejillas, barbilla, labios y mandíbula, pero también existen otras menos frecuentes. Inyectar es una técnica científica que requiere de mucha concentración, por eso se trabaja con la percepción, vital para fusionar las necesidades y las expectativas”, enfatiza la doctora Piper, quien agrega que los resultados dependerán de la edad de la paciente, el estado de su piel y los volúmenes de su rostro.

“A partir de los 35 años se consiguen resultados óptimos, pues esas pieles son las más receptivas, pero, no garantiza éxito total, ya que también influye el tipo de vida que lleve el paciente, si fuma, su alimentación, el nivel de estrés al que esté sometido, entre otros factores”. De Maio advierte que “envejecer” genera expresiones negativas a corregir y una de ellas es la tristeza, pero en muchas ocasiones el paciente no lo percibe y llega donde los especialistas a pedir que les hagan desaparecer las líneas de la frente o los surcos nasogenianos. “Los médicos no descartamos lo que nuestros pacientes desean, pero somos nosotros los que sabemos, a través de la experiencia, cuáles son los primeros defectos a mejorar. Ese es el punto de partida antes de proceder”, comenta la dermatóloga y complementa “la gente tiene motivaciones emocionales que repercuten en el ánimo y la autoestima, las cuales se reflejan en el rostro. Entre las “positivas” están: verse más atractivas, más jóvenes, más delgadas y más femeninas en el caso de las mujeres. Entre las “negativas”, se destaca: el cansancio, enojo, tristeza y flacidez, siendo esta última la más “difícil de tratar, ya que las anteriores responden más a las emociones directas de los seres humanos”.

La doctora Piper conocedora de este sistema y que el mes anterior asistió al American Society for Dermatologic Sergery, indica que con el MD CODES se consiguen efectos de rápidos y de larga duración, aunque lo esencial es conseguir que el paciente se vaya feliz. “Es importante que tanto hombres como mujeres sepan que es importante mantener el volumen del rosto y colageno de la piel no la musculatura del rostro, así al igual como uno va al gimnasio a ejercitarse, con la piel se debe hacer lo mismo para que continúe produciendo colágeno y esto se logra a través de peeling químicos, roller, mesoterapia, laser, cremas específicas. “Todo estos procedimientos generan factor de crecimiento, o sea permiten la regeneración de la piel, es decir incrementa la producción de queratinocitos y fibroblastos, encargados de elaborar las fibras de colágeno y elásticas encargada del mantenimiento del buen estado de la piel y fundamental en todos los procesos que requieran de regeneración”, dice la doctora de la Clínica Dermatológica Estoril.

iStock_90879437_XLARGE

Atributos emocionales

Negativos
1.- Apariencia menos enojada
2.- Apariencia menos cansada
3.- Apariencia menos flácida
4.- Apariencia menos triste

Positivos
1.- Apariencia más delgada
2.- Apariencia más femenina
3.- Apariencia más joven
4.- Apariencia más atractiva