Cuando lo llamamos y le propusimos ser nuestra portada y reportaje central de noviembre, que incluía entrevista y algunas fotografías con torso desnudo, que por cierto está muy bien tonificado, inmediatamente dijo que sí, pero con la salvedad de programar la producción para al menos una semana más, ya que así tendría la posibilidad de seguir una dieta rigurosa para eliminar cualquier porcentaje de grasa que tuviera su cuerpo y pudiera verse lo más marcado, posible, “si van a ser fotos en blanco y negro elegantes, debo verme impecable, así que dame siete días y estoy perfecto”.

Se cumplió el plazo y llegó al estudio contando que había estado bajo un régimen estricto para no retener líquido, entonces no comió nada con sal, azúcar, lácteos y grasas, pero sí mucha proteína y uno que otro carbohidrato. Además, tomó un diurético natural para liberar toxinas. “Lo único que les digo es que he sufrido, así que una vez que termine las fotos me voy a almorzar rico que incluya un gran postre que tenga chocolate por todas partes”.

Todo esta situación refleja mucho de lo que es José Antonio Neme (35), disciplinado, intenso, perfeccionista, sensible y poco deja al azar, prefiere tener el control de todo, aunque reconoce que ese rasgo le trae muchas veces ansiedad, pues no tolera los espacios de incertidumbre. No obstante, hoy se encuentra en un periodo es que está trabajando su personalidad para comenzar a fluir y liberarse de pesos emocionales que con el paso del tiempo cree que no le han valido de nada, “la verdad es que soy un constante proceso y me voy a morir así, porque me hago cargo de todo lo que me pasa y mi aspiración es ir botando barreras que me impidan moverme con libertad y, a la vez, sean un impedimento de desarrollo como ser humano… He hecho una gran pega conmigo, porque estoy lleno de complejidades y me siento orgulloso de lo que he logrado conmigo, siento que me he convertido en una persona”.

Se ríe fuerte mientras los flashes se disparan. Comienza tímido y algo desconfiado, aunque poco a poco se va sintiendo seguro al ver que sus retratos están quedando de su gusto. En medio de la sesión aparece un equipo del matinal Mucho Gusto, que quiere grabar el backstage y no perderse detalle del ‘destape’. Con ellos llega la encargada de comunicaciones del canal para supervisar que ‘no se empiluche demasiado’, es que deben cuidar su imagen de hombre de prensa y con gran nivel de credibilidad. “A la gente al parecer le gusta mi estilo y eso lo agradezco mucho, porque de alguna manera trato de ser un puente entre las necesidades de las personas y de aquellos que representan las entidades que llevan el mando del país. A veces me apasiono mucho con ese rol, ya que me parece necesario remover ciertas conciencias”.

nemeinterior1

¿En qué periodo de tu vida estás?

Siento que estoy como en la mitad de mi vida, aunque uno no sabe cuándo morirá, pero al menos me detuve en esta etapa para ver qué he hecho en el pasado y si esto me ha sumado o perjudicado frente a lo que quiero lograr como persona. Creo que estoy en un proceso de evaluación y eso también incluye hacer un plan de acción para el futuro.

¿Del pasado qué has concluido?

Que me he armado bastante bien y de forma muy consciente. He trabajado para adquirir ciertas habilidades emocionales, intelectuales, laborales y sociales, que sin lugar a dudas me van a permitir enfrentar de mejor manera esta segunda parte.

¿Cuáles de estas habilidades te han costado mayor trabajo para lograr sentirte seguro y tranquilo?

Matar fantasmas, luchar contra la inseguridad e inestabilidad de mí mismo. Atacar de raíz esa sensación de no calzar, de no ser suficiente ni de ser perfecto.

¿De dónde nace esa inseguridad tan compleja de superar?

De una infancia difícil, muy ambivalente, con vínculos poco contenedores. Ojo, que no quiero victimizarme, pero en esta etapa es cuando se crea la personalidad y es con la que defenderás tu postura ante la vida. Es vital este periodo porque si lo que se te entregó fue débil, como adulto te será difícil alcanzar las metas.

¿Lo que comentas está relacionado con la crianza que te fue dada?

Hay una típica frase que dice, “a nadie se le enseña a ser padre o madre”. Claro no hay libros, pero la pareja cuando decide tener hijos establece un compromiso que implica hacer bien la ‘pega’, o sea, entregar una serie de elementos emocionales e intelectuales, para que ese niño crezca seguro y preparado para enfrentar lo bueno y malo de la vida… Ese dicho solo es para limpiar culpas.

Pareciera que tienes rabia con tus padres…

En algún momento la tuve y les pedí explicaciones de por qué la figura que me entregaron no fue lo suficientemente sólida y presente. Como sus respuestas no me dejaron satisfecho tuve dos opciones, o me quedaba detenido esperando una explicación convincente o quitarme la rabia y seguir adelante haciéndome cargo de mi propia evolución. A ellos los quiero y nada más que darle vueltas, además tienen sus vidas hechas.

¿Qué haces para conseguir ese crecimiento personal?

Me busqué una buena sicoanalista, también habilité espacios de meditación permanentes y realizo constantes autoanálisis.

nemeinterior2

¿Cuál ha sido el aporte del sicoanálisis, que por lo demás es una terapia difícil de sobrellevar?

Hace muchos años me sicoanalizo, pero no de la forma tradicional freudiana, sino de un aspecto más relacional, que me permite fortalecer mi propio yo y desde ahí vincularme con el resto en diferentes modalidades. Analizar tu historia es positivo, porque a pesar de que no cambia, ayuda a explicarte por qué ‘haces agua’ frente a ciertas situaciones. Además, la terapia me ha permitido no juzgar al resto de buenas a primeras.

¿Esa empatía la aplicas a la hora de entregar información como periodista?

Por supuesto, a veces las cifras, los datos, los números y todas las columnas infinitas que alimentan el periodismo nacional logran alejar a la gente de lo real y por eso me las meto un rato en el bolsillo y voy a la emoción. El periodismo chileno muchas veces carece de sensaciones.

¿Cómo así?

La gente pide cariño y cuando lucha por una pensión justa, por una educación digna para sus hijos o atención mínima de salud, lo que uno ve es una terrible falta de afecto. En el fondo lo único que quiere esa madre es algo de apoyo y cariño para sacar adelante a su hijo o sanarlo de alguna enfermedad, sin que le pidan plata a cambio.

nemeinterior3

¿Estás criticando al gremio?

El periodismo que hace cada profesional refleja el estilo de vida y valórico de cada uno. No hay que perder la conexión con la realidad y las cifras sirven para dar sustento a un tema, pero cuando hay materias que tienen que ver con la reivindicación de la dignidad humana, el periodista, a mi juicio, necesita dar a conocer su empatía. Esto lo veo así por mi propia configuración personal.

¿Pero ese periodista tan empático corre el riesgo de que la gente le exija soluciones?

Uno no puede solucionar todos los problemas y para eso es vital saber quién es uno, el lugar que ocupa y las posibilidades que realmente tiene. Mi trabajo es no dejarme la venda puesta

¿Qué causa te mueve hoy?
La protección animal de todas maneras, mi aprecio por ellos es infinito. Creo que las mascotas son terapéuticos, de hecho en mi vida ocupan un lugar especial, incluso mayor que las personas mismas.

Fuertes declaraciones…

Llego a mi casa y me reciben dos perros, Beto y Duque y siempre pienso que mi vida sería miserable sin ellos. Yo puedo prescindir de mucha gente, pero no de mis animales.

¿Tu círculo de ‘humanos’ es muy reducido?

Sí, pequeñísimo, soy una persona desconfiada y me he puesto con los años muy celoso de mi intimidad, entonces me cuesta establecer vínculos personales, aunque me relaciono bien en general.

¿Y para entrar en ese ‘círculo de hierro’ qué características deben tener tus amigos?

Tiene que haber una conexión muy mental, intelectual y emocional. Deben ser personas con buen sentido del humor, pero capaces de entender el dolor. En realidad la gente que entra a mi círculo es bien rara, así como yo, jajaja.

Jose, como lo llaman sus cercanos dice que por más que haga terapias morirá pasando por algún proceso, porque sale de un estado complicado para meterse en otro. Su homosexualidad de alguna forma ha marcado esa complejidad emocional. “Cuando te das cuenta de que eres gay, sabes que en todas las carreras que te toque competir, será con desventaja y harto más atrás, entonces no te queda otra que correr más y para eso te esfuerzas en tener una buena condición física que contribuye a alcanzar al resto. Hay un tramo muy doloroso y es donde tratas de nivelarte con los demás”.

¿Cuándo te hiciste consciente de que eras gay?

Desde mi niñez y siempre supe que no sería fácil. Sin embargo, nunca estuvo en duda desde mi fuero interno si es que acaso era una buena persona, no sentí culpa, ni cuestioné mi existencia.

¿Qué fue lo más difícil?

No entendía la agresión de la gente. La mente infantil no puede dar respuestas y no tiene capacidad de defensa. Los niños son crueles y en el colegio me enfrentaba en grupo, eran 15 contra mí molestándome.

¿Sufriste mucho bullying?

Mucho, exageradamente. Ojo que no hablo desde el lugar de la víctima. Fui agredido en reiteradas ocasiones como niño, tanto verbal como sociológicamente.

¿Y qué hiciste?

Yo quería ser invisible, relacionarme con el resto era impensado para mí… ¡Hoy trabajo en la televisión, qué paradoja!

nemeinterior54

¿Y cómo te volviste ‘visible’?

Me eché al bolsillo los porqués al conocer gente maravillosa en distintos lugares. Ellos fueron mostrando rasgos de mí que eran valiosos y que no tenía por qué ocultar, entre ellos mi sensibilidad, que siempre fue objeto de burla, así como mi intensidad, pero me di cuenta de que a muchos otros les gustaba e incluso les servía.

“El amor es una excepción en la vida, los afectos no son fáciles de encontrar y cuando siento que me demuestran cariño lo agradezco completamente… esto no quiere decir que crea en la pareja de cuentos de hada. Eso no existe, lo único que es real es que dos personas tengan un vínculo temporal y que durante ese tiempo emprenden un proyecto. No creo en lo eterno ni en las conexiones mágicas, menos que la gente se funda en un solo carazón”. Enfatiza el rostro de Mega, quien aclara que hoy está sin novio y que las ‘postulaciones’ están cerradas, ya que tener uno es una empresa difícil, “estoy en un estado de paz que hace tiempo no tenía, por eso disfruto mi soledad. Amo darme duchas largas, lo que en estos tiempos es un privilegio. Hoy no quiero poner en riesgo esos momentos plenos, por algo incierto. ¡Nooo! por nada del mundo”.

¿Estás tan cerrado por alguna desilusión amorosa?

No necesariamente, me he enamorado muchas veces y desenamorado otras, pero ahora estoy muy celoso de mis espacios de descanso, del tiempo que le dedico al deporte, a mis perros, con mis amigos y con la libertad de hacer lo que quiero.

¿Pero eso no quiere decir que de vez en cuando puedas tener algún romance sin compromiso?

(Se ríe) Estoy tranquilo y siempre mi corazón latirá por alguien, hay mucho afecto en mí y no necesariamente tiene que ver con una pareja.

¿Estás cerrado al amor?

No, aunque no tengo un plan de búsqueda, pero como no busco, no encuentro. No salgo pensando que podría encontrar a alguien con quien pudiera formar pareja.

Mientras hacíamos la entrevista en un restorán distintas personas se acercaron a saludarlo, le pedían autógrafos y sacarse una foto con él. Junto con ello, le decían que siguiera así y que lo veían todas las mañanas. El a su vez, respondió con cariño, aunque con cierta cuota de timidez. Confiesa que está feliz de formar parte del canal con mayores reportes de audiencia y ganancias económicas, principalmente porque se siente parte de un equipo que labora con seriedad y con ganas de hacer bien las cosas, “veo diariamente que desde el ejecutivo máximo hasta el señor que entrega documentos hay un compromiso máximo y un trabajo duro y eso me genera una profunda admiración por quienes forman parte de este proyecto. Me siento muy cómodo porque esa forma de acción me motiva para yo también dar lo mejor y sumar en este propósito de crecer y consolidar”.

¿Y tu futuro laboral cómo se viene?

No sé, yo soy muy poco estratégico y mi visión de tiempo es pasado mañana, lo único que puedo decir es que hoy me siento contento, cómodo y creo que se me nota. Tengo dos equipos que quiero con el alma, el de prensa y el del Mucho Gusto.

 ¿Pero te gustaría formar parte de otros desafíos?

A mí me gusta estar donde me necesiten y eso se lo dejo a quienes saben lo que yo puedo dar. Trato de estampar mi sello, de comunicarme a mi forma y de romper un poco con lo establecido, aunque mis jefes a veces se pongan nerviosos… Jajaja.

¿No necesitas del protagonismo, un programa para ti solo?

No lo necesito. Si se presenta la oportunidad y el canal cree que lo haría bien, bienvenido sea, pero no me siento tan entretenido, como Luis Jara y Katherine Salosny que deben mantener el ritmo de un programa de 5 horas, en el que deben motivar al equipo y a la gente en su casa.

¿Te cuesta salirte del rol del periodista y bailar o chacotear en el matinal?

No me cuesta, porque no tengo el problema del periodista que cree que no es creíble, porque se desmarca de su rol. Eso es un cuento añejo, soy el primer crítico de mi trabajo, por eso los comentarios no me afectan, soy yo quien me evalúo con el mayor rigor.