Entre los médicos ligados al área de la estética, se dice que el envejecimiento facial debe verse desde una perspectiva 3D y la razón radica en que compromete a tres puntos cruciales, estructura ósea, espesor y luminosidad de la piel y densidad de la capa grasa. Ahora cabe señalar que en cada persona pasan los años de forma distinta, ya que dependerá de su dotación genética, características morfológicas, tipo de piel, hábitos alimenticios y sus hábitos de vida en general.

“Con el paso de los años los huesos de la cara se van reabsorbiendo y en el caso de la mujer comienza este proceso antes que los hombres, desde los 25 años aproximadamente. Entonces si la estructura ósea y la grasa van disolviéndose se generarán espacios vacíos donde la piel ya no es capaz de tensarse, lo cual hace hará que se generen depresiones y arrugas”, indica la doctora Claudia Piper, dermatóloga de la Clínica Dermatológica Estoril, quien agrega que una de las áreas donde primero se nota la pérdida de volumen son las mejillas, porque comienzan a hundirse al igual que la parte inferior de los ojos.

En la actualidad los procedimientos para suavizar todas esas manifestaciones son variados y entre ellos están las prótesis, transferencias de grasa e inyecciones de rellenos. Estos últimos implican menos complejidad, pues no requiere de anestesia ni pabellón, días de recuperación y todo funciona de manera mucho menos invasiva, traumática y dolorosa. Asimismo, el costo económico es menor.

El relleno que se ocupa con frecuencia es el ácido hialurónico y el resultado que este otorgue dependerá de varios factores, “si bien la técnica es importante y la calidad del producto, para mí uno de los puntos cruciales es la evaluación de un médico entrenado, porque de esa manera se constata qué necesita el paciente, ya que una cosa es lo que el quiere y lo otro muy distinto es lo que requiere y justamente aquí está la experiencia del profesional que tratará de aunar ambos criterios”, dice la especialista y a su vez agrega que el proceso del envejecimiento es complejo, “para mí lo ideal es poder orientar a hombres y mujeres desde jóvenes de esa forma, les digo cómo cuidarse para retrasar los signos del envejecimiento. Lo primero que enseñas es cuidarse del sol con protector solar y antioxidantes. También les pregunto qué productos utilizan diariamente, porque si no es ideal les aconsejo cambiarlo con el fin de que se pueda mantener (los tratamientos en la casa son para hacer perdurar la piel joven, no el volumen) el volumen de la cara por más tiempo, así cuando se detecte que va decayendo se puede actuar reponiéndolo de inmediato”.

Cuando los cuidados son preventivos, al minuto en que se deba realizar algún tratamiento estético éste será sencillo, pues el daño no es mayor y no hay nada que reparar, sólo mantener.

RELLENO QUE LOGRA BELLEZA
Hay 7 puntos de la belleza que pueden modificarse y de estos 4 son los que se pueden mejorar con ácido hialurónico

1.- Tamaño y forma de la nariz
2.- Forma de los labios
3.- Forma de las cejas
4.- Contorno facial
No se puede intervenir con rellenos:
5.- Contorno facial
6.- Calidad y color de la piel (mejora con otros tratamientos dermatológicos)
7.- Tamaño y distancia entre los ojos

iStock-485553566

LOS PINCHAZOS 

Los chilenos, de acuerdo a la experiencia de la doctora Piper, somos discretos en materia de belleza, ya que cuando deciden someterse a un procedimiento con ácido hialurónico buscan cambios sutiles. “Somos mesurados en comparación a otros latinos que sí gustan de que los cambios sean notorios. A mi parecer no exagerar es la clave, porque así se cumple lo que les digo a mis pacientes “lograr la mejor opción de sí mismo”.

Una vez que se define qué zonas requieren inyectar relleno, esto se puede hacer todo en un día, a no ser que necesite más, pero por lo general siempre se puede en una sola sesión con la aplicación de crema anestésica para que no duela. Lo primero que suele inyectarse son los pómulos, porque al levantar esa parte se evita que el peso caiga sobre el tercio inferior de la cara. El segundo lugar es la zona de la ojera.

“Cuando está algo deprimida la mejilla hace que se vea que la ojera es muy grande y eso se corrige, pero no el exceso de grasa de los párpados inferiores”, comenta la doctora Piper, quien complementa, “los labios es otra parte donde se rellena a menudo, pero primero es importante entregar confianza a la persona, porque han visto resultados horribles de bocas muy gruesas en forma de tubo. Lo más seguro es que se haya inyectado un material inapropiado, pero, un relleno de calidad, en la cantidad pertinente y con la técnica eficaz tendrá un buen resultado”, dice la doctora de la Clínica Dermatológica Estoril que enfatiza en el concepto de realzar y no exagerar.

ZONAS Y DENSIDADES 

En cada edad los fines de la belleza son distintos. En el caso de las más jóvenes, lo que se busca es destacar o mejorar algún rasgo o embellecer, ya sea labios, pómulos o nariz a diferencia de una mujer de 40 años que intenta mantener lo que ha logrado “Ella quiere envejecer bien, para cuando entre a una etapa más madura. Sin embargo, cuando ya se entra a la vejez se puede reparar algunos signos, pero de manera natural. Aquí no se pueden conseguir milagros ni lo perfecto. Lo vital es lograr armonía entre cara, cuello y manos, así como también con la postura corporal que la persona va adoptando con los años”, dice la dermatóloga.

Por otra parte, cabe señalar que existen tres tipos de rellenos, “está el más denso que es como una gelatina, ese se utiliza para elevar el tejido y dar más volumen de las zonas más profundos. El lugar donde se aplica son pómulos, mentón, levantamiento de nariz. Estas zonas son difíciles de alzar, por eso debe ser más resistente a la deformación porque necesita empujar y llenar espacio. El otro tipo de relleno es el menos viscoso, el cual tiene una textura como la miel, o sea tiene la posibilidad de integrarse al tejido. Este es adecuado para áreas como ojera, o línea de expresión o arruga fina, así como también relleno de labios. El tercero está entremedio del más grueso y más liviano y se ocupa para lugares que requieren un volumen medio”.

POTENCIAR RASGOS DE HOMBRES Y MUJERES

Armonía, balance y simetría, es lo que el área de la dermatología estética busca lograr en los pacientes que buscan un cambio para verse mejor. En términos generales se dice que los rasgos en hombres y mujeres son de determinada forma. En el caso de ellas es que son de pómulos altos y cejas marcadas, además de contornos y curvas suaves del rostro. A su vez, ellos idealmente podrían tener una musculatura más potente con un mentón más cuadrado y el ángulo de la mandíbula notorio.

iStock-468567960

RIESGOS Y EFECTOS SECUNDARIOS 

1. Irritación: De la piel unido al enrojecimiento, son posiblemente uno de los síntomas que más habitualmente se presentan en los pacientes, pero que no conllevan por regla general demasiados problemas. Suele desaparecer en las horas posteriores al tratamiento.
2. Hinchazón: En algunos casos, hematomas, también son muy frecuentes, ya que obviamente se está introduciendo el ácido hialurónico inyectándolo en nuestro cuerpo y siempre es posible que se rompa algún capilar o se inflame el tejido.
3. Las molestias asociadas al tratamiento suelen desaparecer poco a poco, y raramente pueden resultar incómodas y producir dolor al paciente, algo que es posible que el profesional trate con algún tipo de fármaco.
4. Tras la aplicación pueden aparecer pequeños o medianos bultos, unidos a durezas, que deben desaparecer poco a poco. En el caso de que esto no suceda, debemos revisar las instrucciones que nos ha dado el profesional o acudir a su consulta para revisar el caso.

Estos son los principales efectos secundarios de este tratamiento, habitualmente no suelen manifestarse la mayoría de ellos, pero debemos conocerlos para saber cómo actuar ante cada situación. Los riesgos del ácido hialurónico van más encaminados a la aplicación del mismo:

* El principal riesgo al someternos a esta técnica es sin duda alguna una mala aplicación por parte del profesional, quedando zonas desiguales o con exceso o defecto de volumen
* Otro importante riesgo, del que debemos ser conscientes, es la posibilidad de que se produzca una reacción alérgica, por eso debemos informar al médico, ya que todo detalle es de interés para el correcto desarrollo de la técnica.
* No aptos para mujeres embarazadas o en proceso de lactancia, aquellas personas que sufran algún tipo de infección o pacientes que sean alérgicos a alguno de sus componentes.