A pocas semanas de terminar el año 2015 Francia sorprendió al selecto club de la moda. La pasarela más elegante del mundo comenzaba a reescribir su historia. El Parlamento asestó un golpe contra la extrema delgadez al aprobar una ley que obliga a todas las maniquíes someterse a diversos exámenes médicos para presentar como garantía de salud antes de firmar cualquier contrato con las marcas top. De esta manera, el gobierno socialista de Francoise Hollande inició deliberadamente su lucha contra la anorexia, que en el país galo supera los 40.000 casos, entre los cuales el 90% afecta a las adolescentes.

Ahora las modelos tendrán que presentar certificados y los exigiremos”, explicó Ralph Toledano, presidente de la Federación Francesa de Costura. Pero eso no es todo. La ley también impactó en el mundo editorial. Las revistas no han escapado a esta ‘revolución de la imagen’ que está imponiendo Francia y a su vez, está influyendo a nivel internacional. Las publicaciones deberán explicitar si usaron o no la herramienta del photoshop, o similares, para retocar y estilizar las figuras de las modelos que lleven en sus páginas. Los medios de comunicación que no les adviertan esto a sus lectores serán sancionados con seis meses de cárcel y una multa de 80 mil dólares.

La decisión final para que las casas de moda contraten a una determinada maniquí estará en manos de un médico laboral, quien debe someterlas a una evaluación que mide varios parámetros: morfología, sexo, edad, historia alimenticia y ausencia de la menstruación. Sin embargo, lo más importante es que estas jóvenes tendrán un seguimiento médico permanente. “Las imágenes del cuerpo que idolatran la delgadez o el desgaste excesivo y las que estigmatizan las curvas, sin duda alguna contribuyen a la infelicidad, en especial entre muchas jovencitas (…) La apariencia de algunas modelos ayuda a difundir estereotipos potencialmente peligrosos para las poblaciones frágiles”, dice un extracto de la ley. La enmienda es una batalla que ganó la ministra francesa de Asuntos Sociales y de Salud, Marisol Touraine. La secretaria de Estado (hija del célebre sociólogo Alain Touraine y de la investigadora chilena Adriana Arenas Pizarro) dio así uno de los pasos más importantes para ayudar a terminar con los trastornos alimenticios en dicha nación. Y catapultó la ley como un punto a favor de su carrera política.

INTERNA-LIC-I

El Heroin chic

La extrema delgadez es una consecuencia que acompaña a la industria de la moda desde el ‘heroin chic’ de Kate Moss en los 90. El episodio relegó a segundo plano las curvas de Naomi Campbell y Claudia Schiffer, y prefirió un tipo de cuerpo distinto para mostrar en la pasarela. Sucede que la heroína se convirtió durante esa década en un mal aliado de la industria de la música que tuvo como consecuencia un mártir: Kurt Cobain. Y un peor enemigo en el mundo de la moda. Fue la época en que Calvin Klein usaba en sus campañas a una Kate Moss esquelética y con aspecto de haberse drogado toda la noche.

Desde ese entonces las casas de alta costura cambiaron a la modelo curvilínea, por una maniquí cuyos huesos se marcaban profundamente en los desfiles. Aunque en estricto rigor esta decisión se tomó por diversos motivos. “Para un diseñador es muy importante que la modelo sea alta, flaca y como una especie de colgador, sin serlo, pero así es que le queda todo bien”, explica María de los Angeles Paul, directora de la agencia de modelos Elite Chile. Sin embargo este no es el parámetro que usa Elite Chile ni Elite Internacional. “Estoy totalmente de acuerdo que las modelos tienen que tener exámenes. Y uno también tiene que ver que sean niñas sanas”, insiste.

Sin ir más lejos, la Casa Chanel a cargo de Karl Lagerfeld ha dado pauta de la delgadez extrema. Tras el ‘heroin chic’ comenzó a contratar modelos con talla 34. El mismo modisto, fanático de las decisiones y declaraciones ‘shock’, que había generado el escándalo del siglo al contratar en los 80 a la top model Claudia Schiffer, una no francesa, apostó por un tipo de maniquí escuálida. “Nadie tiene ganas de ver mujeres gordas en las pasarelas”, declaró Lagerfeld en 2013 justificando sus decisiones a lo largo de estas últimas décadas. Lo cierto es que tras los estereotipos hay varias teorías que se debaten en el ajedrez de la alta costura. “Si la modelo es flaca el trabajo es mucho más fácil para un diseñador. Pero cuando tienes chicas normales, que son una talla 36 o 38, una tiene más pecho, otra más caderas y otra barriguita, es ahí cuando empieza el problema a la hora de hacer el desfile. ¿Por qué? Porque el diseñador tiene que hacer constantemente pruebas de vestuario, ya que adapta la colección a las diferentes modelos. Eso era lo que pasaba con las top model como Claudia Schiffer o Naomi Campbell. En cambio si las modelos son todas similares: altas, flacas y sin curvas esto resuelve desde un comienzo el desfile, porque todo les queda bien”, cuenta Fred Redondo, ex panelista del programa Maldita Moda.

A la  hora de elegir a las modelos habría también otro criterio que prima entre los diseñadores de las casas de moda en el mundo: no perder la fama. El gran problema fue que las top model, curvilíneas y con ropa hecha a su medida, llegaron a ser más famosas que los propios diseñadores. “Fueron los diseñadores quienes mataron el concepto de la top model y pusieron chicas rusas, rubias, blancas, con caras enfermizas y ultraflacas, pero sobre todo con una misma cualidad: sin voz. Eso les permitió comenzar a retomar su éxito, tal como había sido en los años 70, donde ellos, los diseñadores, y no las modelos, eran los protagonistas de los desfiles y se llevaban los aplausos. Fue una cuestión de ego”, insiste Redondo.

INTERNA-LIC-III

¿Cómo andamos por casa?

En Chile para algunos la industria del modelaje es muy pequeña y solamente si hace carrera internacional se puede tener éxito. En ese sentido, las maniquís chilenas van al mercado estadounidense o al europeo, lo que significa que deben sí o sí cumplir con los requisitos que se les impone en la pasarela que van a trabajar. “Estoy totalmente de acuerdo con que las modelos tienen que tener exámenes. Además, uno como agencia tiene que ver que sean niñitas sanas, porque se introducen en un medio muy competitivo”, insiste María de los Angeles Paul.

En Elite Model aseguran que las chicas que se presentan por lo general deben bajar de peso. Y la mayoría de las veces se alimentan pésimo. “En general no están bien de cuerpo, son flacas, pero se alimentan de pizzas, hamburguesas y galletas. En ese contexto trabajamos con el nutricionista Fernando Echeverría. También es importante que tengan una rutina de ejercicios”, explica.

Y es que precisamente la nutrición es un tema en Chile. “La anorexia ha aumentado un 97% en el país, según cifras del Ministerio de Salud. Además, de acuerdo con las estadísticas de la Asociación Chilena Contra la Anorexia y la Bulimia existirían 70 mil mujeres de entre 14 y 35 años que padecen de anorexia”, explica Tamara Arellano, nutricionista de Clínica IV Centenario, Máster en Obesidad y Trastornos de la conducta alimentaria. Para esta profesional la incidencia de la publicidad en la conformación de estereotipos sociales es enorme. 

Respecto a los patrones el Ph.D en psicología de la Universidad de Chile, profesor de la Universidad Adolfo Ibáñez y director del Centro de Terapia posracionalista de Santiago cuenta que “la adolescencia es el momento crucial en donde las personas comenzamos a buscar referentes fuera del hogar, los amigos, la primera pareja y los modelos de identificación son protagonistas de esta explosión identitaria que llega con esta edad de la razón”. Claramente la adolescencia es clave, sin embargo, Adasme asegura que no todos desarrollan este tipo de trastorno, “sino que aquellos que en el hogar la temática de la imagen, la perfección y la exigencia se ejercen con un estilo familiar caracterizado por la intrusividad, desconfirmación y disciplina en el sentido de Focault”.

En Chile son varias las modelos que han internacionalizado su carrera. Entre ellas están Gabriela Fuentes en Nueva York; Josefina Cisternas en Brasil y Estados Unidos; y Trinidad de la Noi que desfiló en dos ocasiones para Dolce & Gabbana, y que además cuenta con contrato en las pasarelas de Milán, París, Londres y Barcelona a través de Elite Model, y en Nueva York con Society, la agencia de Adriana Lima, la famosa modelo brasileña. También practica atletismo, su otra pasión, donde ha representado al país. “Cuando hago las entrevistas una de las cosas que más me importa es la seguridad de la niñita. Cómo ella es sicológicamente, porque si una chica es débil o insegura podría caer en el estado de flacura, al ver que las otras son más delgadas. Y prefiero evitarme un problema y no tenerla aunque sea maravillosa. Eso se nota con el tiempo de aprendizaje y la experiencia que he ganado en estos 20 años. La personalidad es muy relevante en una modelo sobre todo porque ella sabe dónde tiene que estar y no estar”, insiste María de los Angeles Paul.

El deporte también es un factor relevante, siempre y cuando lleven una alimentación adecuada. “Hay riesgos si el régimen alimenticio que llevan es demasiado estricto y se someten a dietas hipocalóricas, ya que con estas, se pierde la masa muscular cuando entra en período de hambre y empieza a alimentarse a sí mismo al consumir su propio tejido magro. En casos extremos de ingesta calórica insuficiente, el cuerpo comienza a alimentarse de células de los pulmones y del corazón”, explica Nelson Duk, preparador físico y modelo. Pero si el deporte se toma sanamente puede ser un plus para las modelos. “Las que tienen como base de su vida el deporte son mucho más fuertes emocionalmente”, asegura la directora de Elite Chile.

INTERNA-LIC-II

¿Cómo influye Francia en el mundo?

Claramente la nueva ley francesa no ha dejado indiferente a nadie en el mundo de la moda. Se sabe que la pasarela gala dicta pautas internacionales. De hecho, a los pocos días que Francia aprobó la nueva ley, los expertos en salud pública de la Universidad de Harvard hicieron una propuesta para prohibir modelos extremadamente delgadas en pasarelas y reportajes fotográficos en Estados Unidos. Aseguraron que tal medida sería un paso gigante en la prevención de problemas alimentarios como la anorexia nerviosa o la muerte por inanición en jóvenes.

Hay modelos que han muerto de complicaciones derivadas de la inanición, a veces nada más bajar de la pasarela“, escriben dos especialistas en un editorial publicado en ‘American Journal of Public Health‘ de Harvard. Se trata de Bryn Austin y Katherine Record, quienes también recordaron las declaraciones de una modelo a un editor de la revista ‘Vogue’ durante una sesión de fotos: “Comer no es mi trabajo“.

Según el diario español El Mundo, “para los investigadores, la medida adoptada por Francia es especialmente importante por tratarse del “epicentro de la moda”. De hecho, se refieren al Paris thin (delgadez parisina), un término utilizado en el sector de la moda para referirse al ‘look’ que impera en los desfiles de alta costura parisinos, caracterizado por la delgadez, y que marca tendencia en todo el orbe.

Destacan, por otra parte, que si Estados Unidos se une a Francia en la regulación para evitar las modelos extremadamente delgadas, provocaría una “sacudida” en la industria de la moda: “Los diseñadores se verían presionados para poder mantener su presencia en las pasarelas de Nueva York y París“, las más importantes del mundo.

El diario español asegura que “Francia es la primera nación europea que ha regulado por ley el asunto, un tema también legislado en países como Israel”. En el caso de España, el Ministerio de Sanidad llegó a un acuerdo en 2007 con el sector de la moda para establecer que la talla mínima de las modelos sea la 38, y la Mercedes Benz Fashion Week Madrid se convirtió en la pasarela pionera en la lucha contra la anorexia en el mundo de la moda, al prohibir que las modelos que no presentasen un IMC de al menos 18 participasen en la semana de la moda.

Pero ahora en Francia si las modelos no tienen un certificado de salud en la mano, ya no quedarán como antes relegadas al backstage como castigo por su bajo peso. Peor aún: quedarán, literalmente, sin trabajo.

En ese sentido las casas de moda francesas se están readecuando a esta medida. La primera en hacerlo fue Balmain que lanzó su campaña Summer Season 2016 con las tres top model que triunfaban en los 80: Claudia Schiffer (45), Cindy Crawford (49) y Naomi Campbell (45). De hecho, Oliver Rousteing, director creativo de Balmain declaró a Vogue que este es un nuevo capítulo para la firma.

Es más, Balmain dejó de lado a sus musas incondicionales como: Gigi Hadid, Kendall Jenner y Jourdan Dunn. También ignoró la tendencia actual de utilizar maniquíes andróginos, las curvas que hicieron pasar a la historia a Crawford, Campbell y Schiffer siguen vigente un cuarto de siglo después. La casa francesa es reconocida porque su fundador Pierre Balmain se convirtió en un referente de la realeza europea y fue el favorito de muchas estrellas de Hollywood como Marlene Dietrich, Katherine Hepburn; Brigitte Bardot, Sophia Loren, entre otras.

La campaña fue lanzada a través de diferentes redes sociales y causó sensación entre el público. Las fotografías en blanco y negro en las que se puede ver al trío de supermodelos llevando volantes, flecos y transparencias, espectaculares como siempre se ha convertido en otra revolución.

Esta medida audaz del director creativo de la casa de moda Oliver Rousteing tiene a todos los diseñadores de la alta costura trabajando para no quedarse atrás en una Francia cuya pasarela decidió dejar de lado la delgadez extrema.