4 CENTÍMETROS MENOS: CASI LIPO

Por: S.P.

Bajar hasta dos tallas en un mes es la promesa del Ilipo Xcell, sin cortes, agujas ni cánulas. Un tratamiento médico que combina terapia láser de baja intensidad, masaje al vacío y radiofrecuencia. Pero no es una fórmula mágica, hay que poner empeño y dedicación. A mi favor debo decir de entrada que hice esta prueba en diciembre, con múltiples celebraciones, Navidad y Año Nuevo de por medio. Y que sólo por ello, los resultados obtenidos los considero un logro. En total fueron ocho sesiones, que es lo que dura el programa. Ya en la primera noté el cambio, principalmente en la contracción de la piel, a la semana había bajado dos kilos. Pero ojo, este no es un tratamiento para bajar de peso, es un modelador corporal. Lo que ocurre es que la eliminación de grasa, la tonificación y el ejercicio terminan afectando el peso y rebajando algunos kilos, lo que nunca está de más.

Lo primero fue agendar una consulta con la doctora Paula Klein, nutrióloga de Klein y asociados: Ella es la encargada de realizar una completa evaluación médica, que incluye revisar hábitos alimenticios, actividad física y examinar el perfil bioquímico. Sin este chequeo no hay tratamiento. De hecho, salí de allí con medicación extra para el colesterol. Dependiendo de esa visita se diseña el plan, que si bien consta de tres etapas aplicadas con una máquina de última tecnología (Ilipo Xcell), puede variar de acuerdo a las necesidades y características de cada paciente.

Una vez aprobado mi perfil lipídico comencé las sesiones. Cada una duraba algo más de una hora y lo ideal es hacer dos por semana. 

Partimos con la parte humillante: evaluación corporal con la correspondiente toma de medidas de las zonas a tratar, en mi caso abdomen. También se puede aplicar en espalda, muslos, brazos. Además, se miden pliegues y se sacan fotos de frente, perfil, espalda. Además, la máquina en cada sesión registra varios indicadores orgánicos como la cantidad de agua corporal y la proporción de grasa en el cuerpo. Lo que permite calibrar, por ejemplo, la cantidad de agua que se requiere a diario.

La terapia se realiza en una camilla y es muy cómoda. Comienza con la aplicación del láser —una especie de cinturón ancho— que combate directamente los adipositos, las células que guardan grasa. Estas son redondas, grandes y están llenas de trigloseridos. “La luz estimula la mitocondra del adiposito, creando un cambio químico en su interior lo que permite mayor permeabilidad, provocando la ruptura de los triglicéridos en ácidos grasos y glicerol. Es como derretir mantequilla. De esta manera, la grasa ‘licuada’ pasa a la circulación linfática y se reduce el tamaño de la célula causante de la grasa excedentaria. Estos ácidos grasos tienen una vía normal por donde circulan unidos a proteínas, no es que queden en la sangre, no es un proceso ajeno al cuerpo. Por eso es importante tener una pauta de alimentación y hacer ejercicios para hacerse cargo de ellos”, señala Paula Klein.

La forma de eliminar la grasa circulante es utilizándola como energía para hacer ejercicio. Y lo ideal es hacerlo dentro de las tres horas siguientes al tratamiento, con una rutina  cardiovascular de 30 a 45 minutos (caminata, trote, bicicleta…). La segunda etapa proporciona un drenaje linfático adicional de la zona tratada a través de un masaje al vacío. El equipo tiene rodillos similares a los nudillos que permiten manipular el tejido, mejorando el flujo de sangre y llevando oxígeno y nutrientes que ayudan a la eliminación de toxinas y residuos, incluyendo el contenido de las células adiposas, además el vacum tiene rayos infrarrojos que mejoran la celulitis en las capas más profundas. La tercera, emite radiofrecuencia multipolar que contrae el colágeno existente para tonificar y estirar la piel. Estimula la formación de nuevas fibras de tejido conectivo, mejora la circulación, aumenta la oxigenación y nutrición de las células y contribuye a estimular el metabolismo”, agrega la doctora Klein.

wp-450-yoloprobe

Los protocolos y la aplicación dependen de cada persona. “Varían las temperaturas, las formas de hacer el masaje, los tiempos…”, explica la kinesióloga Carolina Aedo, quien señala que “el tratamiento está recomendado para hombres y mujeres de distintas edades, pero los mejores resultados se han reportado en los mayores de 40 años”. 

No se recomienda para personas con triglicéridos altos, enfermedades autoinmunes, diabéticos descompensados, embarazadas y mujeres en lactancia. Lo mejor es pedir una hora de evaluación, que es gratuita para analizar las necesidades en particular.

Debo destacar que en cada sesión hubo coordinación entre la nutrióloga y la kinesiológa lo que permitió personalizar y ajustar mi tratamiento de acuerdo a la evolución. Por ejemplo, se me recomendó tomar colágeno y vitamina C para lograr mejores resultados con la flacidez.

La ventaja de este equipo por sobre otros (cavitación, criolipólisis) es que no produce muerte celular, sólo saca la grasa y preserva las funciones hormonales y metabólicas del adiposito que son esenciales a medida que pasan los años.

La última sesión vino la recompensa. Pasé la prueba de la pesa y de las mediciones. En resumen, bajé dos kilos y medio y reduje cuatro centímetros de cintura y abdomen, ahora espero que se noten. Lo mejor es que fueron resultados inmediatos en una zona de grasa rebelde. Totalmente recomendable para quienes estén dispuestos a realizar algún ejercicio asociado aunque sea subir las escaleras.

EL PODER DEL OXÍGENO

Por V.R.

Me presento en sociedad: tengo 37 años, dos hijas, (casi) no fumo y uso miles de cremas. Soy mitad deportista – mitad sedentaria. Me gusta jugar hockey y hasta ver partidos por televisión, pero rara vez tengo ganas de entrenar. Los gimnasios me parecen aburridos, me cansa mirar a la gente que corre y soy fan de todos los tratamientos no invasivos que se inventan. Peso 55 kilos, 6 más que cuando me casé, 4 más que cuando quedé embarazada. Mis traumas son el abdomen flácido y la cola grande.

Desde que Figurella llegó a Chile me dieron ganas de probar el método. Lo conozco porque es furor en Argentina y a varias amigas les ha dado buenos resultados. 

Hice 20 sesiones. La primera me pesaron y me entrevistaron sobre mis hábitos y expectativas de resultados. Con esa información diseñaron una rutina de ejercicios, que dura media hora y se realiza dentro de una cápsula térmica. En mi caso, fueron varias series de abdominales para tonificar la parte baja del cuerpo, y algo de brazos. Adentro de la cápsula hace calor, pero no es insoportable. Imagino que ni se asemeja a una clase de Bikram yoga. Luego, hay que ducharse y directo a otra cápsula pero en ese caso de oxigenoterapia. que activa el metabolismo. “Así los resultados de media hora de ejercicios se triplican”, me explica la profesora. Cuando suena la alarma (a los 15 minutos) viene el momento de la verdad: la pesa. Y la jornada termina con un drenaje linfático, que también se demora un cuarto de hora.

wp-450-yoloprobe2

El método en sí es una combinación de ejercicio físico con tratamiento estético. Diría que en igual porcentaje. Cada cinco sesiones se realiza una minuciosa medición de cada parte del cuerpo y así se constatan los avances, que en mi caso significaron una reducción total de 19 centímetros distribuidos entre brazos, abdomen, caderas, muslos y rodillas. No bajé de peso… En realidad me paseé entre los 53.5 y los 56 kilos durante los dos meses que duraron las sesiones pero fue mi culpa. No hice caso al consejo básico de los dos litros de agua por día y aunque eliminé la bebida normal y los chocolates de mi dieta, no suprimí papas fritas ni harinas. Por lo general, sobre todo en los casos con más sobrepeso que el mío, la gente además de reducir y tonificar adelgaza. Las más obedientes pierden hasta 40 centímetros en dos meses y es real. Lo vi en Cristi, una de las personas que siempre se ejercitaba en la cápsula de al lado.

Figurella es uno de los secretos mejor guardados de Catherine Fulop y varias modelos argentinas. Pero hay que ser constante, idealmente hacer tres sesiones semanales y acompañarlo con dieta de alimentos. No es un método mágico, pero funciona. Al menos eso opina mi marido.

CELUTITIS: PIEL LISA Y FIRME CON RADIOFRECUENCIA

Por: L.T

Acumulación de tejido adiposo, agua y toxinas. Palabras que hemos escuchado desde que somos adolescentes y que definen la temida celulitis. Sí, esa compañera inseparable… pero indeseable que ni las flacas se libran de padecer.

“El 90 por ciento de las mujeres tiene celulitis aunque sean jóvenes, delgadas o con sobrepeso…”, nos intenta consolar Donka Avdaloff,  directora del centro de estética del mismo nombre y hasta donde llegamos para buscar lo último en tratamientos para combatirla.

—“Quiero eliminarla”, le digo con seguridad, aunque hay bastante de súplica en mis palabras.

—“Eso es imposible”, me dice. “La celulitis sólo se puede disminuir en un porcentaje pero nunca totalmente porque hay muchos factores que influyen en su aparición”.

El cigarrillo, el sedentarismo, los cambios hormonales, los anticonceptivos, trabajar mucho rato sentada, el exceso de sal, la genética y hasta el estrés aumentan su presencia. Y claro, las mujeres modernas, cumplimos al menos con el 80 por ciento de estos “requisitos”.

La ilusión de unas piernas lisas y perfectas se empieza a desvanecer en medio de tanto realismo.

El espejo no miente y la pesa tampoco. Lo primero es hacer una ficha de salud muy acuciosa sobre los hábitos de salud y enfermedades padecidas. Respondo con honestidad. Luego, me observan las zonas con problema y miden las piernas, rodillas, muslos y glúteos. Serán las zonas a tratar con el equipo Velashape III Evolution que llegó hace unos meses al centro de estética y que permite “reducir y moldear la figura, disminuyendo la celulitis y el contorno en una forma altamente efectiva, rápida y no invasiva”. 

“Tienes tejido adiposo localizado y flacidez…”, es el lapidario diagnóstico de Donka. “Ideal para trabajar con el nuevo Velashape III Evolution porque esta máquina tiene infrarrojo que reduce las células grasas, un vaccum, que succiona y moviliza como si fuera una mano que hace masajes, y la radiofrecuencia, que aumenta la producción de fibroblastos que originan la producción de colágeno y elastina, lo que contribuye a tener una piel más elástica y turgente”.

Vuelve la esperanza. Y empiezo con ánimo las sesiones.

Lo ideal es hacer 6 en total, una cada 15 días y entre medio realizar masajes de drenaje linfático para ayudar a eliminar líquido.

En 30 minutos una kinesióloga pasa un pequeño aparato que da calor, succiona y masajea la piel. No molesta, al principio, la piel se siente caliente pero se va midiendo la temperatura para no pasarse del límite. La gracia del Velashape III Evolution es que es más eficiente que los anteriores. “Utiliza la misma combinación de energía infrarroja, radiofrecuencia bipolar, succión y masaje subdérmico de sus antecesoras (Velashape I y II), pero triplicando la potencia por radiofrecuencia (hasta 150W). Esto permite alcanzar altas temperaturas con mayor rapidez, lo que tiene como efecto una mayor reducción del tamaño de las células grasas, mejorando la flacidez, aumentando la irrigación sanguínea y el drenaje, y por lo tanto ayudando a la disminución de la celulitis, todo esto en menor tiempo de tratamiento y menos sesiones. Antes eran necesarias 12, ahora en sólo 6 se ven los mismos resultados”, cuenta Donka Avdaloff.

“Vas a ver cambios en la primera o segunda sesión”, dice. “La piel la sentirás más lisa y se notará una disminución de la celulitis”.

Otra gracia del equipo es que tiene una nueva forma de aplicación, con tres cabezales de diferentes tamaños que se adecuan a distintas zonas del cuerpo, lo que permite trabajar no sólo piernas y glúteos sino que también abdomen, espalda y brazos. 

No aguanto las ganas de que avance el tiempo. Es fin de año, viene Pascua y Año Nuevo, miles de compromisos pero no falto a ninguna sesión. Esta batalla hay que darla sin tregua. 

¡Sorpresa! Ya después de la segunda sesión siento mi piel diferente, más suave, firme y claramente tengo menos marcada la típica piel de naranja. Es motivante.

No hay dieta de por medio, menos durante las fiestas de fin de año aunque sí me aconsejan hacer un poco más de pesas para la parte posterior de las piernas y ayudar así a fortalecer esa zona.

Aún no completo las 6 sesiones y me hacen una evaluación. Estoy ansiosa y asustada. Temo que la ruta gourmet de mi viaje de Año Nuevo atente contra el tratamiento…

Respiro hondo y subo a la pesa… el peso no ha variado… ufff.  Pero las medidas de rodillas, muslos y glúteos han disminuido… ¡en más de dos centímetros!

Click. La foto del antes y después… Claramente se ve un cambio en la apariencia de la piel. Hay más elasticidad, se ve tonificada y disminuyó en un 40% la celulitis según las propias palabras de Donka.

Aún falta por terminar el tratamiento completo y por primera vez empiezo el verano con esperanzas de que esta vez el pareo se quede en casa.

RUN ROCÍO RUN

Por: R.M

Después de un año de trotar sola por el parque de Pocuro (decir correr sería quizás un exceso), me animé hace un mes a inscribirme en un club de running: el Run Club. El objetivo era mejorar mis humildes marcas, porque me habían hablado de los avances del entrenamiento grupal. En estas semanas he comprobado que todas podemos: si alguna vez no corría ni tres minutos seguidos, ahora puedo hacerlo una hora sin parar. También he visto que mientras la mayoría de Chile engorda, existen personas que por salud física y mental logran levantarse a veces al alba para comenzar el entrenamiento a las 7 de la mañana. He descubierto que Santiago tiene una vida paralela que pocos conocemos, como el cerro San Cristóbal que está maravilloso. Pero lo que me tiene realmente feliz es que he visto cambiar mi cuerpo. Sigo comiendo lo mismo, pero mis brazos han adelgazado, mis piernas tonificado y mi abdomen ha disminuido demasiado. Ver a mis compañeros me ha inspirado para imitarlos y, poco a poco, he dejado de fumar. Me he sorprendido los viernes acostándome a las diez de la noche para estar lista para el entrenamiento de los sábados en Escrivá de Balaguer. Tengo energía y me siento contenta y estupenda.  

wp-450-yoloprobe3